Concluye la conservación de los restos del Cerro en Medina

D.V.
-

El director general de Patrimonio Cultural, Enrique Saiz, ha presentado las labores de conservación y mejora que ha llevado a cabo la Consejería realizadas debido a la necesidad de revisar algunos elementos

 La Junta de Castilla y León ha concluido la conservación de los restos arqueológicos del Cerro de la Mota en Medina del Campo (Valladolid) tras una inversión en el Centro de Recepción de Visitantes del Castillo que supera los 19.000 euros. 
  Con la intervención de la Consejería de Cultura y Turismo se hacen más comprensibles los restos arqueológicos del Cerro de La Mota, un poblado de la I Edad del Hierro que el centro alberga en su interior, con lo que se pretende así reforzar el atractivo de estos restos, junto al Castillo de la Mota. 
  El director general de Patrimonio Cultural, Enrique Saiz, ha presentado las labores de conservación y mejora que ha llevado a cabo la Consejería realizadas debido a la necesidad de revisar algunos elementos para la mejor conservación e interpretación de los restos arqueológicos del Cerro de la Mota que se encuentran en la parte baja del edificio. 
  El primero de los aspectos a mejorar derivaba del necesario mantenimiento de estos restos, de delicada materialidad, que se encuentran en un sótano semiabierto y con un uso turístico intenso y continuado. 
  Por ello, se ha modificado el sistema de cierre perimetral del sótano, para impedir la entrada de material y poder mantener las condiciones de ventilación necesarias. Además, se ha suplementado la estructura previa con una red más tupida, diseñando un nuevo sistema de sujeción que permite conservar esas condiciones e integrarla a su vez en la imagen del edificio, han informado a Europa Press fuentes del Gobierno autonómico. 
  Junto a esto, se han realizado labores de conservación directa sobre los restos, que han permitido reevaluar las condiciones de mantenimiento de unas estructuras singulares, formadas en gran parte con materiales adobe y configuradas sobre sustratos de cenizas, lo que conlleva medidas delicadas para su preservación. 
  Por ello, se han tomado datos y se ha practicado una investigación experimental para desarrollar métodos de consolidación y humidificación de estos materiales que permitan su consolidación y conservación a medio o largo plazo. 
  Finalmente, la mejora del espacio se ha completado con el estudio y desarrollo de iluminación de los restos, que permite apreciar con más calidad los diferentes elementos, técnicas y detalles constructivos del yacimiento. Además, se ha reforzado la explicación de los restos con medios audiovisuales interactivos, para ampliar la documentación y mejorar la comprensión de los restos al visitante. 
  Todas estas actuaciones, que se han llevado a cabo a lo largo del pasado año 2018, han supuesto una inversión, por parte de la Junta de Castilla y León, de más de 19.000 euros