Los edificios municipales se identificarán con pictogramas

Óscar Fraile
-

Los vinilos se colocarán a partir de septiembre para facilitar la accesibilidad a personas con discapacidad, trastornos del entorno autista o que tengan dificultades de comunicación

Los edificios municipales se identificarán con pictogramas - Foto: Jonathan Tajes

La mayor parte de los edificios públicos dependientes del Ayuntamiento mostrarán en los próximos meses pictogramas para facilitar la comprensión y la accesibilidad a diferentes colectivos de personas, que sufren trastornos del entorno autista, las que tienen problemas de visión, los extranjeros y las que padecen alguna discapacidad intelectual, entre otros. Se trata de un proyecto presentado por la asociación Autismo Valladolid a la Concejala de Educacion, Infancia e Igualdad del Ayuntamiento, y cuya responsable, María Victoria Soto, ve con buenos ojos. «Es una muy buena idea y tenemos que hacer un esfuerzo», reconoce.
Aunque el proyecto denominado ‘Pic-TEA tu ciudad’ se presentó oficialmente hace poco más de una semana, y el visto bueno se dio en una reunión celebrada este jueves, Autismo Valladolid lleva trabajando tiempo en él. De hecho, ya ha llegado a acuerdos con otras entidades, como el Colegio de Farmacéuticos de Valladolid, para colocar estos vinilos en las farmacias que han dado su autorización. También se pueden observar, por ejemplo, en los centros de salud de Parque Alameda y Covaresa. Además, se trata de un proyecto que ya está en marcha en Tordesillas, desde que esta asociación llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento hace meses.
Estos pictogramas son dibujos que facilitarán a estas personas saber de qué edificio se trata. La propuesta es instalarlos en el propio Ayuntamiento, museos, teatros, centros cívicos, colegios, bibliotecas, polideportivos y piscinas municipales. Después de consultar con Patrimonio, el Ayuntamiento ha dado el visto bueno, aunque todavía falta por definir cómo se colocarán los pictogramas en los edificios que tienen la catalogación de históricos, como el propio Ayuntamiento, el Archivo Municipal y la iglesia de San Benito, entre otros.
Los pictogramas, que pueden ser vinilos o placas de metacrilato, se colocarán en un espacio visible de la entrada del edificio. Será la asociación Autismo Valladolid la encargada de imprimirlos con imágenes del Portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa. Su instalación será progresiva, pero la asociación calcula que en un periodo de nueve meses podrán estar todos disponibles.
VARIOS OBJETIVOS

Aparte de mejorar el acceso a los recursos a las personas con problemas de comunicación, este proyecto también busca generar un impacto social. Es decir, hacer consciente a la sociedad de la necesidad de ayuda que tienen estos colectivos para disfrutar de determinados servicios con la misma independencia que el resto de la población.
Estos pictogramas forman parte de la conocida como Comunicación Aumentativa y Alternativa. «Los sistemas pictográficos tienen la ventaja de permitir desde un nivel de comunicación muy básico, que se adapta a personas con niveles cognitivos bajos o en etapas muy iniciales, hasta un nivel de comunicación muy rico y avanzado», reza el proyecto presentado al Ayuntamiento. Además, el documento explica que «los Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación son formas de expresión distintas al lenguaje hablado que tienen como objetivo aumentar y compensar las dificultades de comunicación y lenguaje de muchas personas con trastorno del entorno autista», entre otros colectivos.
La presidenta de Autismo Valladolid, María Concepción Galván, se muestra muy agradecida por la «buena disposición» del Ayuntamiento a desarrollar el proyecto, como ya la tuvo en su día el de Tordesillas, y recuerda que otras ciudades como Ávila, Patrimonio de la Humanidad, ya lo han hecho.
El proyecto presentado al Ayuntamiento también recuerda los derechos de estas personas recogidos en un Real Decreto de 2007 sobre condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad y en la Convención sobre las Derechos de las Personas con Discapacidad.