scorecardresearch

Galerías VA presenta la muestra Caldo de la abuela

D.V.
-

La reivindicación de lo cotidiano y de los lazos familiares son los dos motores de la exposición 'Caldo de la abuela', de la artista madrileña afincada en Valladolid Marta Amorós

Galerías VA presenta la muestra Caldo de la abuela - Foto: AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID

El nuevo espacio de creación y cultura comunitaria Galerías VA acoge este sábado, a las 12 horas, la presentación de la exposición 'Caldo de la abuela' a cargo de la residente Marta Amorós (Madrid, 1988), artista y profesora afincada recientemente en Valladolid.

Licenciada en Bellas Artes, ha recibido el Primer Premio Fundación Amigos de Madrid (2009) y las becas de Ayllón y Albarracín (ambas en 2010), así como ha completado su formación artística en la Universität der Künste de Berlín (2012). En los últimos años, ha compaginado su labor creativa con la docencia en prestigiosos centros educativos de Madrid.

Actualmente, desarrolla su negocio online como residente en las Galerías VA, ahora con la exposición 'Caldo de la abuela' consta de una serie de 14 cuadros de varios tamaños (de 46x33 cm a 116x81 cm) de acrílico sobre lienzo, y se podrá ver en Galerías VA (calle López Gómez, 28) de Valladolid, hasta el 29 de enero de 2022.

 

'CALDO DE LA ABUELA'

La reivindicación de lo cotidiano y de los lazos familiares son los dos motores de la exposición 'Caldo de la abuela', de la artista madrileña afincada en Valladolid Marta Amorós. Un recorrido visual y sensorial a través de la receta de un plato que podría encontrarse en todas las casas y que retrotrae a un lugar mil veces descrito, pero nunca del todo retratado: el propio hogar.

Los 14 cuadros --de diversos tamaños y con una paleta de colores intensa y original-- muestran una receta paso a paso que es, en palabras de su autora, "una metáfora de la vivencia familiar y un intento de mostrar esa experiencia con todos sus matices, luces y sombras".

Este proyecto nació en enero de 2020 y se desarrolló en los meses más duros de la pandemia. Una serie de cuadros autofinanciada que reclama el valor de esas pequeñas-grandes historias de nuestra vida diaria. "Quería compartir mi experiencia a través de lo casero", asegura Amorós.

Para esta receta se han escogido ingredientes vitales de primera calidad: las muchas potencialidades y la promesa infinita que era Berlín; el claroscuro de la situación de España y la decisión desde las entrañas de volver, y el mimo de elegir y labrar la tierra en la que sembrar.

Ollas, cucharas, verduras y carnes salpican estas 14 pinturas que suponen la primera creación personal de la autora, ya que es un proyecto "elegido de principio a fin, concebido de manera integral".

En definitiva, 'Caldo de la abuela' es una muestra de pintura "cocinada a fuego lento, fruto de un intenso trabajo introspectivo y que resume la experiencia de una década de vivencias".