scorecardresearch

La "pandemia silenciosa" de los accidentes de tráfico

D. V.
-

Las víctimas reclaman que no haya parches en la seguridad vial y piden acciones "más decididas" para que toda la sociedad sienta como propia la tragedia que supone cada siniestro en las carreteras

Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

Las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico lamentaron hoy en Valladolid que sufren una "pandemia silenciosa" y reclamaron que no haya parches en la seguridad vial por que cada año se llevan vidas, más de 1.300 en toda España. El manifiesto leído por el periodista deportivo de La 8 de Valladolid Manuel Centeno, con motivo del Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, reivindicó acciones "más decididas" para que toda la sociedad sienta como propia la tragedia que supone cada accidente de tráfico.  

El texto se dirigió a los legisladores para que tengan en cuenta que conducir drogado y borracho un coche y llevarse por delante la vida de otros no es un accidente; a los jueces, para que sean "valientes" y "ágiles" a la hora de juzgar a los culpables y así no alargar "inncesariamente" el dolor  de las víctimas; a los gobernantes, para que entiendan que el mantenimiento de las infraestructuras es necesario y obligatorio y que no basta con colocar una señal para reducir la velocidad o advirtiendo del peligro por el mal estado del firme.

Centeno lamentó, según recogió la Agencia Ical, la escasa repercusión de una fecha tan importante para la sociedad. No en vano, recordó que hace unos días en ese mismo lugar -Acera de Recoletos- acogía a 45.000 personas que participaron en la Marcha contra el Cáncer. "Veo demasiada soledad en torno a las víctimas de tráfico y sus familias", consideró. En ese sentido, calificó los accidentes de tráfico como una "pandemia silenciosa", algo de lo que no conviene hablar o que la ciudadanía parece no querer ver, fuera de su propio entorno.  

En el mismo sentido, se pronunció la coordinadora de la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (Aesleme) y colaboradora de la Asociación para la Prevención de Accidentes de Tráfico, Mary Paz González, quien habló de los "mal llamados" accidentes de tráfico. No en vano, precisó que un accidente es algo fortuito, que no se puede evitar, pero los siniestros en carretera son evitables ya que la mayor parte están causados por el factor humano.  

Visiblemente emocionada, González contó lo ocurrido ese "fatídico" 12 mayo en que sufrió un accidente de tráfico. A raíz de ese suceso, ella quedó postrada en una silla de ruedas y su hermano falleció tras conjugarse varios factores como no llevar el cinturón de seguridad por que el coche no disponía de ese sistema y el mal estado de la carretera.  Añadió que los que se quedan con una lesión viven con una condena de ver como las víctimas son los "grandes olvidadas" de la sociedad y la persona que causó ese accidente sigue "tan normal" por que no hay justicia. "Esperamos conseguir, algún día, cero víctimas", concluyó.

Aesleme es una asociación creada hace 31 años con el fin de educar sobre los siniestros viales en colegios, institutos y universidades. Es también una ONG de atención a víctimas de accidentes. "El camino está en educar a los niños de hoy  para evitar castigar a los hombres de mañana", sentenció.

Red estatal de atención integral

Por su parte, Aquilino García, de Stop Accidentes, leyó otro manifiesto que exigió al Gobierno de la Nación la creación de una red estatal de atención integral para todas las víctimas de hechos violentos, súbitos e inesperados, con un número de teléfono único para que la administración preste la ayuda y el apoyo necesario con el fin de proteger los derechos de las familias afectadas y poder así orientar, de nuevo, sus vidas.  

Además, pidió, según Ical, que la justicia sea "reparadora" para las víctimas, "preventiva" para la sociedad y "reconductora" para el infractor. También recordó que el segundo Decenio de Acción de la Seguridad Vial 2021-2030, decretado por Naciones Unidas, se marca como objetivo la reducción de las muertes y lesiones en las carreteras en un 50 por ciento en 2030. "En España, se está logrando salvar muchas vidas pero queda mucho por hacer", significó.  

La celebración de este día comenzó con las marchas motorista y ciclista que partieron, a las 11.30 horas, desde la Feria de Muestras y Las Lomas, respectivamente, para unirse en la Acera de Recoletos al mediodía, donde tuvo lugar el acto central, con música, minutos de silencio, suelta de globos y acelerones de motos en recuerdo de las víctimas.

La jornada contó, entre otros, con la jefa provincial de Tráfico, Inmaculada Matías, quien apuntó que este tipo de actos sirven no solo para recordar a las víctimas, los fallecidos y heridos gravemente por los accidentes en carretera, si no también para reconocer a los equipos de emergencia como la Policía, la Guardia Civil, los Bomberos, los sanitarias y las propias asociaciones de víctimas que ayudan en el "largo camino" a los afectados y sus familias. También, animó a toda la sociedad a reflexionar que los accidentes de tráfico se pueden evitar. "Tenemos que trabajar todos para lograr el objetivo cero. Cero accidentes y cero víctimas", manifestó.

El acto contó con la participación del director de Protección Civil, Ángel Roldán; el vicepresidente de la Diputación de Valladolid, Víctor Alonso, y los concejales del Ayuntamiento de Valladolid como Manuel Saravia, María Sánchez, Alberto Palomino y Javier García. También estuvieron presentes el capitán general de la Guardia Civil, Manuel Martín; la jefa de la Policía Local, Julia González, y el el bombero Javier Martín de las Heras.