Herrera vuelve a Moncloa tras seis años con los mismos retos

Santiago González
-

El presidente de la Junta acudirá el martes al encuentro con el cuarto jefe del Ejecutivo central, después de hacerlo desde el año 2001 con José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy

Cuando el presidente de la Junta suba las escaleras del Palacio de La Moncloa el próximo martes se cumplirán más de seis años y medio desde la última vez que Juan Vicente Herrera acudió a una reunión bilateral con el jefe del Gobierno. Fue el 23 de abril de 2012, cinco meses después de la victoria electoral de Mariano Rajoy.
El martes a mediodía será el socialista Pedro Sánchez quien reciba al mandatario castellano y leonés para abordar unos retos que se parecen mucho a los que intercambió hace seis años con el entonces presidente del Gobierno.
Aunque en aquel momento la situación era muy crítica y España se debatía entre el rescate europeo o duras reformas económicas para superar la crisis, la agenda de Herrera ya incluía una reforma del modelo de financiación autonómica, la defensa de la Política Agraria Comunitaria o el mantenimiento del carbón autóctono en el mix energético, asuntos que también llevará el martes a La Moncloa, aunque con algunos matices.
Juan Vicente Herrera insistirá en la necesidad de negociar un nuevo modelo de financiación autonómica que permita al menos cubrir los servicios públicos esenciales (educación, sanidad y servicios sociales), algo que en la Comunidad comparten todos los grupos políticos del arco parlamentario. Lo mismo sucede con una defensa firme de los fondos para la Política Agraria Comunitaria (PAC), cuya exigencia se sitúa en no perder nada de lo que se recibe en este periodo presupuestario.
El carbón también sigue en la agenda del presidente de la Junta, aunque en este caso ya no se trata de defender su permanencia en el mix energético, pues ya se da por desaparecida la minería del carbón y las centrales térmicas, cuyo final ya está anunciado para 2020. Herrera, sin embargo, reclamará «muchos recursos públicos», tal como dijo hace unos días, para una transición justa que permita la supervivencia de las comarcas mineras de León y Palencia.
Dentro de este ‘pack’ energético, la exigencia al presidente Sánchez se redobla tras la ‘guerra al diésel’ por el impacto que esta transición ecológica tendrá sobre la industria de la automoción, vital para la economía castellana y leonesa, así como sobre el sector agrario y ganadero, muy mecanizado.