scorecardresearch

El PP rechaza la "contrarreforma" de la 'ley mordaza'

D.V.
-

Los 'populares' de Valladolid consideran un "trueque más" para conseguir el apoyo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado de 2022 y, de este modo, mantenerse en La Moncloa

Un agente de la Guardia Civil.

Los diputados del PP por la provincia de Valladolid han trasladado todo su apoyo a los policías y a los guardias civiles ante las consecuencias de la "contrarreforma" de la Ley de Seguridad Ciudadana impulsada por el Gobierno de la nación en lo que los 'populares' consideran un "trueque más" para conseguir el apoyo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado de 2022 y, de este modo, mantenerse en La Moncloa.

Así se han pronunciado José Ángel Alonso y Eduardo Carazo tras la reunión mantenida este viernes con los representantes de catorce asociaciones de las principales asociaciones y sindicatos de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con representación en Valladolid a los que han trasladado "todo el respaldo del PP" ante una reforma legislativa que, según han augurado, quitará la autoridad a los agentes a los que se trata además "como si fueran delincuentes".

Alonso ha reivindicado la "fructífera" ley aprobada en 2015 por el Ejecutivo de Mariano Rajoy con la que ha gobernado tres años el gabinete de Pedro Sánchez al que ha acusado de haber iniciado la tramitación de la reforma "de golpe" por un motivo "puramente electoral" para "cambiar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado por los presupuestos".

"Estamos muy preocupados por la reforma que se pretende hacer de la Ley de Seguridad Ciudadana porque invierte la carga de la prueba y trata a Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado como delincuentes", ha manifestado en concreto José Ángel Alonso que ha advertido de que los agentes perderán la presunción de veracidad en los atestados.

Según ha explicado a modo de ejemplo, la nueva norma obligaría a identificar y a devolver en dos horas al punto de la detención a un posible sospechoso como si los agentes fueran taxistas mientras no pueden atender llamadas o realizar otros servicios ante la escasez de las plantillas.

Alonso ha informado de que el PP presentará 40 enmiendas cuyo principal objetivo es que la Ley de Seguridad Ciudadana "se mantenga como está" junto a otras dirigidas a prohibir que los ayuntamientos puedan colaborar con homenajes a terroristas o para hacer frente a "la lacra de la ocupación".

"Tienen todo el respaldo del PP porque la seguridad de los agentes es la mejor garantía de la seguridad de los ciudadanos", ha aseverado por su parte Eduardo Carazo que ha advertido de que si los agentes no pueden desempeñar su labor con garantías será un problema para las personas porque habrá unas ciudades menos seguras por una reforma impulsado por "una parte radical del Gobierno".