Clece abre una residencia para 60 ancianos y crea 30 empleos

D.V.
-

El centro residencial cuenta con la última tecnología para desinfección de las instalaciones y todas las comodidades para los residentes

Presentación de la nueva residencia de Clece Vitam en Valladolid. - Foto: Ical

GALERÍA

Nueva residencia de Clece Vitam en Valladolid

La nueva residencia que la empresa Clece Vitam ha construido en la calle Donantes de Sangre, que llevará por nombre Fuente Olivo, acogerá a su primer residente el próximo lunes. El centro contará con 60 plazas autorizadas en 32 habitaciones y está previsto que se creen 30 puestos de trabajo. La apertura estaba prevista para el pasado 1 de abrirl, pero con la llegada de la covid-19 los plazos se han retrasado. El director de este nuevo espacio, José Antonio San José, destacó que el centro cuenta con dos ventajas claras para los residentes. La primera es su ubicación, muy próxima a un centro de salud y también al centro de la ciudad. La segunda, las "inmejorables" condiciones especializadas para garantizar el bienestar de los residentes. "Como habéis podido ver las condiciones de seguridad son muy avanzadas, con geles y mascarillas y una cámara de reconocimiento a la entrada que detecta la temperatura de todas las personas que acceden al centro". 

La residencia cuenta con uno de los adelantos tecnológicos más avanzados para la desinfección de las instalaciones. Se trata de un robot, denominado María, que a través de luz ultravioleta, desinfecta al 99,9 por ciento cada depandencia. Se maneja a través de una tableta y limpiará de forma diaria cada una de las habitaciones de los residentes. Tarda unos dos minutos en hacer el proceso y es la única máquina cerfificada a través de esta tecnología. "Es un aparato del que ni siquiera disponen algunos hospitales en España y que sí estará presente en esta nueva residencia". 

Además, el centro también dispone de una piscina cubierta para unos cuatro o cinco residentes al mismo tiempo que se utilizará para realizar tratamientos curativos, especialmente para pacientes con algún tipo de daños cognitivos. Clece Vitam ya ha demostrado en alguna de sus dependencias repartidas por todo el país los buenos resultados obtenidos con esta práctica. 

El centro residencial se abrirá de forma oficial la próxima semana, aunque ya ha sido utilizado durante la pandemia. Su apertura estaba prevista para abril, pero se paró con la pandemia. Clece Vitam ofreció las instalaciones la Junta de Castilla y León por si hubiera sido necesaria su utilización. El Ejecutivo regional declinó la oferta y entonces Clece usó las instalaciones para pacientes de otras residencias que habían estado ingresados en centros hospitalarios. En concreto, durante la pandemia estuvieron ya en la residencia 16 ancianos, tras haber sufrido una rotura de cadera, una neumonía o una hipoglucemia y un caso después de superar la covid-19.

Eva fue una de las gerocultoras que estuvo con ellos durante más de dos meses sin salir del centro para prestarles los cuidados necesarios. "Lo más duro fue no saber hasta cuándo teníamos que permanecer así, pero la atención a los mayores ha sido estupenda". 

En el acto de presentación del centro, se realizó también un homenaje a los trabajadores de la empresa que han prestado servicios a personas mayores durante la pandemia y a aquellos que lo han hecho de forma voluntaria, en aspectos tan esenciales como la teleasistencia o la ayuda a domicilio.