"La crisis debería hacernos mejores, pero no me lo hagas firmar"

Carmen Ansótegui (SPC)
-

Autor del exitoso 'La crisis ninja y otros misterios de la economía actual', Abadía publica ahora un nuevo libro en el que ofrece herramientas para afrontar «el chaparrón» de forma positiva, muy al estilo de Gene Kelly en 'Cantando bajo l

"La crisis debería hacernos mejores, pero no me lo hagas firmar"

Con su libro Sonriendo bajo la crisis se presenta Leopoldo Abadía, lleno de buen ánimo para hacer frente a estos turbulentos e inesperados momentos.

 

Comenzó a escribir el libro el verano pasado y ya entonces auguraba que se vivía «un cambiazo». ¿A qué se refiere?
Una crisis es algo puntual, pero ahora todo ha cambiado, desde el papel de la mujer a los modelos de negocio e incluso la demografía y la pandemia lía más cosas. Hay que aceptarlo y adaptarse.


Explica que aún no habíamos superado la crisis ninja cuando el mundo se paró por culpa de un virus. ¿Qué cabe esperar ahora?
El verano de 2014, los bancos europeos tenían porquería (hipotecas incobrables) por valor de un billón de euros y en 2019 lo redujeron a 580.000 euros. Con ese ritmo, y sin hacer más tonterías, la crisis ninja se habría acabado en 2026. Ahora la situación económica es terrible y si pudiésemos volver pronto a la vida normal no habría más problema, pero estamos todavía muy parados.


Si usted estuviese al frente del país, ¿qué haría?
Sacaría un safety car, algo de lo que ya hablaba hace 10 años. Pondría al frente a cinco personas con la vida resuelta y mucho prestigio profesional. Estarían al cargo durante cuatro años, sin cobrar y con la obligación de irse pasado este tiempo. Ellos serían los encargados de conseguir dinero cuanto antes. 


¿Y de dónde sacarían el dinero?
España ya ha sacado algunos miles de euros al ICO, que se lo da a los bancos y estos a las empresas en forma de créditos, pero este dinero entra muy lentamente. Por eso a mí me gusta Europa, aunque hay países, como Alemania, que creen que nos gastamos los fondos en vino y mujeres. Esto hace que se piensen mucho si ayudarnos o no y mientras pasamos hambre, así que es un chantaje importante el que nos hacen. 


¿Cómo debería llegar la ayuda de la Unión Europea?  
Se podría fabricar dinero como en La casa de papel. Es verdad que habría una inflación importante y el euro se devaluaría pero ahora lo que necesitamos es dinero rápido. También soy partidario de crear eurobonos para que no sea España la que se avale a sí misma cuando pide dinero sino que tenga el respaldo de Europa. A nosotros nos gusta mucho, pero la señora Merkel dice que no y tiene mucha fuerza todavía. 


¿Cómo cree que está gestionando la crisis el Gobierno?
Cuando Pedro Sánchez puso a cuatro líderes al frente de la crisis a modo de safety car me gustó. El problema es que están haciendo política pura. Además, Iglesias hace sus cosas y el otro las suyas, así que creo que es un Gobierno muy flojito. Luego se te cae el alma a los pies cuando el astronauta da a entender que los viejos en España ya han vivido más que en otros países. Para colmo ponen a Patxi López como mandamás del plan de recuperación. Eso lo ven fuera y claro… de esta gente depende que nos den dinero y lo están haciendo mal. A ver si se van.


En lo que respecta a la sociedad, dice que somos blanditos y faltos de valores. ¿Nos puede hacer mejores esta situación?
El coronavirus nos ha cogido un poco con el pie cambiado porque se nos han olvidado muchas cosas y acabamos diciendo que es normal lo que no lo es. Tendríamos que darnos cuenta de que hay que vivir de otra manera pero va a llevar tiempo cambiar eso porque algo así se resuelve a nivel individual. Pero si esta crisis sirviera para recuperar valores, no todo habría sido malo. Luego la crisis sí debería hacernos mejores, pero no me lo hagas firmar.


Precisamente defiende que algo que no debe ser normal es que en televisión se ofrezcan imágenes crudas, pero es algo que ahora demanda parte de la sociedad…
Yo ya sé el número de muertos y soy consciente de que hay que enterrarles, luego no me hace falta ver ataúdes. Desde que empezó la crisis no veo la televisión porque me desmoralizo. Sí leo el periódico porque lo interiorizo de otra manera. Es una cosa personal, igual soy blandurrio. 


Dice que hay que afrontar la crisis sonriendo pero, ¿cómo entusiasmar a una sociedad cansada? 
El título del libro se inspira en la escena de Cantando bajo la lluvia, cuando Gene Kelly está bailando con un chaparrón encima. Me gustaría que la actitud de la gente fuese ‘con la que está cayendo y de esto saldré’. Creo que hay que ayudar a que la gente se lance a hacer lo que sea en lugar de quedarse tristón en casa. La cosa está mal pero cuanto más hablemos de ello es peor y no es verdad que no tenga remedio. De esta saldremos.