CyL gana 25.000 ocupados pero no alcanza el reto del millón

SPC
-

El desempleo cae un 3,57% en Castilla y León en el segundo trimestre del año, con 4.900 parados menos que entre enero y marzo

CyL gana 25.000 ocupados pero no alcanza el reto del millón - Foto: David Castro

Castilla y León ganó 25.000 ocupados entre marzo y junio, elevando la cifra hasta los 989.600 al cierre del segundo trimestre. A pesar de la mejoría, la Comunidad sigue sin alcanzar el objetivo marcado por el nuevo consejero de Empleo, Germán Barrios, de lograr el millón de ocupados en la Comunidad. 

En la comparativa interanual, los ocupados subieron en 4.200 personas, 0,43 por ciento más en la Comunidad, y en 460.000 en España, un 2,38 por ciento.

En este caso, las autonomías con mayor aumento trimestral de la ocupación en términos absolutos fueron Islas Baleares, con 62.600 más; Comunidad de Madrid, con 61.100, y Cataluña, con 40.200. El único descenso reseñable fue en el de Castilla-La Mancha con 9.000 ocupados menos. En términos relativos, los mayores repuntes se dieron en Baleares (12,14 por ciento), Comunidad Foral de Navarra (3,53 por ciento) y Murcia (3,18 por ciento).

Si se analizan los datos interanuales, se observa que en casi todas las autonomías subió la ocupación. En términos absolutos Madrid, con 105.700, lideró la tabla, junto a Andalucía (103.400) y Cataluña (70.700). En relativos, las comunidades con mayores variaciones de empleo fueron Murcia (4,35 por ciento), Extremadura (4,09 por ciento) y Comunidad de Madrid (3,54 por ciento).

Parados

El número de desempleados en Castilla y León cayó un 3,57 por ciento en el segundo trimestre del año, en 4.900, en comparación con el primer trimestre de 2019, y al cerrar el dato con 131.900 parados. Se trata de un descenso similar al del conjunto del país, donde el paro cayó un 3,68 por ciento, con 123.600 personas menos, con lo que la foto fija se cerró con 3,23 millones de desempleados.

En comparación con el segundo trimestre de hace un año, la Comunidad registró una caída del 1,85 por ciento, con 2.500 parados menos. Mientras, en España el retroceso fue muy superior, del 7,43 por ciento, con 259.500 personas menos en las listas. Así lo recoge la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con estas cifras, la tasa de paro se situó en el el 11,76 por ciento, por debajo del 14,02 por ciento de España. Sobre el primer trimestre, la tasa bajó en 0,66 puntos, mientras que sobre el dato de hace un año se registró una caída de 0,24 puntos. En España, la tasa se cerró en el 14,02 por ciento, lo que implicó una caía de 0,67 puntos en comparación con el dato de entre enero y marzo, y de 1,26 puntos en términos interanuales.

En comparación con el resto del país, la autonomía se situó en puestos intermedios. Las mayores bajadas trimestrales del paro se dieron en la Comunidad de Madrid, con 37.000 parados menos y un descenso del 9,29 por ciento, así como en Cataluña, con 15.300 desempleados menos, lo que implico una reducción del 3,43 por ciento. Donde las cifras más subieron fue en Comunidad Valenciana, con 10.700 parados más, un 3,18 por ciento, y Andalucía, 6.000 más, con un repunte del 0,73. En términos anuales, las mayores reducciones se dieron en Andalucía (74.800 menos, un 8,21 por ciento menos), Comunidad de Madrid (45.800 y 11,15 por ciento) y Galicia (34.700, un 19,8 por ciento menos).