Cuatro detenidos por estafar con contratos de telefonía

Ical
-

La Guardia Civil arrestó a los acusados en un pueblo de Badajoz, aunque algunos de los afectados son de Valladolid

La Guardia Civil de Jerez de los Caballeros (Badajoz) detuvo a cuatro personas, vecinos de Olivenza, por una presunta implicación en 29 delitos de estafas, usurpación de identidad, falsedad documental y apropiación indebida con 86 contratos de telefonía móvil. Entre los afectados, están personas de Valladolid.

La investigación ‘Operación Galteo’ se puso en marcha hace año y medio, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de las estafas sufridas por diferentes vecinos de la comarca de los Llanos de Olivenza. Estas personas relataron en que alguien utilizaba sus datos personales y números de cuentas bancarias, contrataba servicios de líneas telefónicas y adquirían productos electrónicos financiándolos en su nombre, sin su autorización.

A raíz de las denuncias presentadas y fruto de la investigación desarrollada por los agentes, así como el análisis y contraste de un gran volumen de documentación, se pudo averiguar la implicación en las acciones delictivas, del titular de un antiguo establecimiento de telefonía móvil, ubicado en la localidad de Barcarrota.

Esta persona, una vez finalizó la actividad y cerró el negocio, conservó los datos de antiguos clientes para presuntamente utilizarlos de manera fraudulenta en connivencia con las otras tres personas ahora detenidas. Personas que realizaron de forma irregular 86 contratos, financiando y contratando servicios de telefonía haciendo uso de la identidad de 29 clientes, a los que les cargaban en sus cuentas corrientes, los consumos y servicios. Además, financiaban la adquisición de terminales adquiridos de media y alta gama, que posteriormente vendían a terceros a bajo precio. Los detenidos consiguieron de manera fraudulenta 26 terminales móviles, televisores y tablet, cifrados en 22.300 euros.

En la investigación se pudo averiguar que los clientes afectados eran de Murcia, Valladolid, Cádiz, comarca de la Serena y en su mayoría de la comarca de los Llanos de Olivenza.

Con las pruebas incriminatorias, la Guardia Civil detuvo al titular del establecimiento y a uno de sus cómplices, como autores de los delitos estafa, usurpación de identidad y falsedad documental, e investigaron a los otros dos por delito de estafa y apropiación indebida respectivamente.

La operación sigue abierta y la Guardia Civil no descarta que en las próximas fechas se presenten más denuncias de personas que hayan podido ser víctimas de hechos similares.

Las diligencias, junto con los detenidos e investigados, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Jerez de los Caballeros, quedando todos ellos en libertad con cargos.