scorecardresearch

Vox denuncia a los alborotadores en el acto de Abascal

D.V.
-

Denuncia a los que irrumpieron con pancartas en el acto de Abascal en Valladolid por incitar al odio contra el partido. SostieneN que lesiona la "dignidad" de simpatizantes, afiliados y sus miembros que se les relacione con "ideas totalitarias"

Expulsados varios antifascistas del acto de Abascal - Foto: Miriam Chacón ICAL

Vox comunicó hoy que ha interpuesto una denuncia por delito de odio a las dos personas que, durante el acto del presidente de la formación, Santiago Abascal, el pasado mes de octubre en Valladolid, desplegaron dos pancartas en las que trataban de identificar a este partido con el nazismo y el fascismo.  

La formación argumenta en su escrito que las dos personas que llevaban estas pancartas, donde se podía leer "el único nazi que brilla es el que arde" y "en nuestras calles no cabe el fascismo", emplearon el recurso de la equiparación de los allí convocados y de Vox "con ideologías reprobables en un sistema democrático como puede ser el nazismo y el fascismo". De este modo, las personas que desplegaron las pancartas "han promovido o incitado al odio o a la hostilidad o a la violencia contra las personas allí congregadas por razones ideológicas", advierte la denuncia.

Para la formación, "las personas identificadas por la Policía como portadoras de las pancartas no están bajo el amparo de la libertad de expresión, ya que ésta no cubre expresiones injuriosas que muestran un notable e injustificable desprecio hacia un colectivo de personas que pertenecen a una determinada ideología". En definitiva, sostiene que su objetivo era "identificar a los simpatizantes, miembros y afiliados de VOX como personas merecedoras del ejercicio de la extrema violencia contra ellos", lo que consideró lesiona su "dignidad".

La formación ha solicitado que al Ministerio Fiscal que proceda a incoar diligencias informativas al objeto de acreditar los hechos denunciados y reciba declaración de las personas que portaron las pancartas, así como a los medios informativos que adjetivaron a dichas personas como "antifascistas".

Finalmente, recordó recordar que en lo que va de año la sede ha sido atacada hasta en cuatro ocasiones, la última con el lanzamiento de una pedrada y la consiguiente rotura del cristal de la puerta de acceso.