Cáritas duplicará este año el número de personas atendidas

Ical
-

La organización llegará hasta los 20.000 vallisoletanos como consecuencia de la crisis

El arzobispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, presentas junto a Cáritas de Valladolid la memoria anual, así como las iniciativas puestas en marcha para responder a la crisis social provocada por el virus en la provincia - Foto: Ical

Cáritas Valladolid prevé duplicar este año el número de personas atendidas y alcanzar los 20.000 beneficiarios como consecuencia de los efectos de la crisis provocada por el COVID-19, a los que ya está combatiendo con ‘Comunidad 2020’, una iniciativa para apoyar a personas y familias que se encuentran en una nueva situación de dificultad económica y social provocada directamente por la pandemia.

El director de la ONG vallisoletana, Guenther Eduardo Boelhoff, reconoció este viernes, en una rueda de prensa en la que presentó la memoria de actividades del pasado año, la positiva respuesta de la sociedad vallisoletana y de su tejido empresarial, y aunque no ofreció cifras concretas, destacó las numerosas muestras de solidaridad que se están recibiendo, tanto en forma de aportaciones económicas como en donaciones de productos perecederos para hacer frente a “los efectos de una crisis que estamos a empezando a notar nivel económico, social y emocional”.

A su vez, indicó que desde la declaración de la pandemia y el estado de alarma, las puertas de Cáritas “nunca se han cerrado”, e hizo referencia al proyecto San José, que permitió junto al Ayuntamiento de Valladolid, poner en marcha en el Seminario un centro temporal de acogida de personas sin hogar, en el que 16 personas pasaron el confinamiento.

El arzobispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, presentas junto a Cáritas de Valladolid la memoria anual, así como las iniciativas puestas en marcha para responder a la crisis social provocada por el virus en la provinciaEl arzobispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, presentas junto a Cáritas de Valladolid la memoria anual, así como las iniciativas puestas en marcha para responder a la crisis social provocada por el virus en la provincia - Foto: Ical

En este sentido, Eduardo Boelhoff indicó que 13 de estas 16 personas continúan en centros residenciales y que la ayuda va más allá que la asistencia durante estas semanas, dado que ahora estas personas también se benefician de proyectos de fomento del empleo y otras herramientas de Cáritas.

En 2019, Caritas Valladolid destinó más de 2,7 millones de euros a programas sociales, con los que atendieron directamente a casi 10.000 personas en los diferentes programas sociales: Atención Primaria y Animación Comunitaria; Empleo y Economía Solidaria; Infancia, Adolescencia y Juventud; Mujer; Personas Mayores; Adicciones y Prisión; Personas sin hogar; Cooperación Internacional y Voluntariado.

Donantes

El arzobispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, presentas junto a Cáritas de Valladolid la memoria anual, así como las iniciativas puestas en marcha para responder a la crisis social provocada por el virus en la provinciaEl arzobispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, presentas junto a Cáritas de Valladolid la memoria anual, así como las iniciativas puestas en marcha para responder a la crisis social provocada por el virus en la provincia - Foto: Ical

El presupuesto total de la ONG alcanzó los 2,8 millones, el 69 por ciento de procedencia privada y el 31 por ciento restante pública. En este sentido, Boelhoff agradeció el compromiso de los 780 socios y los 860 donantes. En cuanto a la financiación pública, destacó como una fuente importante la procedente de la asignación tributaria para fines sociales, que supuso en 2019 más de un 35 por ciento. Por esta razón, Cáritas Diocesana de Valladolid está desarrollando la Campaña ‘Mejor 2’ invitando a marcar las dos casillas de la Declaración de la Renta, la de la Iglesia y de la otros fines sociales.

A su vez, argumentó que la crisis del COVID-19 acentuará las diferencias sociales e indicó que a las personas se situación de vulnerabilidad se están sumando otras que disfrutaban de una inclusión “frágil e insegura”, a las que denominó como “nueva pobreza” y que son personas que obtenían sus recursos de la economía sumergida, autónomos que han tenido que cesar su actividad o trabajadores que todavía no han cobrado ningún tipo de ayuda. “Muchas de estas persona se encuentran sin un colchón económico y social donde sustentarse y es donde nosotros tenemos que poner ahora el foco”, afirmó.

Por su parte, el delegado episcopal en Cáritas, Luis Miguel Rojo, hizo referencia a la iniciativa ‘Comunidad 2020’, que ha arrancado con un fondo inicial aportado por sacerdotes, parroquias y cofradías y que tiene como objetivo involucrar a toda la sociedad en la respuesta solidaria a los efectos de la pandemia.

Por último, el obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, indicó que esta crisis está sacando a la luz muchas realidades sociales y aseguró que lo esencial es una ayuda integral y no solo numérica, como está ocurriendo con el proyecto San José para personas sin techo.