En franca progresión

M.B
-
En franca progresión - Foto: [VGARIBAY; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ;

El Aula Alimentos de Valladolid se ganó el derecho a jugar competición europea. El Recoletas Atlético Valladolid mejoró sus números

El balonmano vallisoletano vive uno de sus mejores momentos de los últimos años. Y como muestra un ejemplo: el Aula Alimentos de Valladolid se alzó con el subcampeonato de la Copa de la Reina lo que le permitirá jugar competición europea la próxima campaña. Por si esto fuese poco, el Recoletas Atlético Valladolid firmó sus mejores números en su andadura por la Liga Asobal, acabando séptimo de en la competición doméstico.
Por partes. El Aula Alimentos de Valladolid, a pesar de acabar en la octava plaza -la peor desde que ascendió a la División de Honor, ahora Liga Guerreras Iberdrola- ha conseguido su mayor éxito, ese subcampeonato copero en Barakaldo. Las de Miguel Ángel Peñas, pese a las numerosas bajas en forma de lesiones que le han asolado a lo largo de todo el año, firmaron una gran competición del KO perdiendo solo en la gran final ante el Bera Bera.
Esa segunda plaza en la Copa le da derecho a jugar la Challenge Cup la próxima temporada aunque para ello tendrá que profesionalizarse un poco más. De hecho, su presidente, Cayetano Cifuentes ya ha hecho cálculos, cifrando en 60.000 euros el coste de jugar en Europa. 
En la Liga, las ausencias, en diferentes partes de la temporada, de María Prieto O’Mullony, Eli Cesáreo, Ángela Nieto, María González Niño o Bea Puertas, por citar algunas, mermó el potencial de un equipo que tendrá que rearmarse ante la marcha de O’Mullony, Cesáreo más Cecilia Cossio y Melina Cozzi. Para ello llegarán Sara Molés, Elba Álvarez y Agustina López, a expensas de algún refuerzo más que apuntale a un conjunto que seguirá contando con Peñas como entrenador.
Por su parte, el Recoletas Atlético Valladolid también apostará por la continuidad de su técnico, David Pisonero. Y más aún tras ver el final de curso de su equipo, firmando su mejor temporada en la Liga Asobal gracias a su séptimo puesto final, superando la novena y octava plaza que logró en las dos temporadas anteriores en la máxima categoría; además de lograr la mejor racha positiva, con siete jornadas consecutivas sumando puntos (con seis triunfos y un empate).
Su temporada empezó con buenos triunfos, hubo un momento de duda, hasta llegar a la jornada 20, en la que, después de cuatro derrotas en cinco jornadas, los gladiadores azules tocaron fondo en el puesto 12º. A partir de ahí, los de Pisonero ofrecieron su mejor versión sumando 16 de los últimos 20 puntos en juego. 
En la Copa, los vallisoletanos se quedaron sin alcanzar la Fase Final, al caer en la última eliminatoria ante el Bidasoa.
Para la próxima temporada es baja segura Abel Serdio, que se va al Barça Lassa; y Héctor González;y llegará, de momento seguro, el brasileó Arthur Patrianova; y se está a la espera del pivote francés Robin Dourte.

Buen año del Hand Vall 
El tercer club vallisoletano en la elite del balonmano nacional es el Comercial Ulsa Hand Vall Valladolid, que acabó sexto en la División de Honor Plata, mejorando su noveno y décimo puesto de los dos años anteriores. Durante buena parte del año estuvo coqueteando con los puestos de Fase de Ascenso.

En franca progresión
En franca progresión