El alcalde apuesta por cambiar el modelo de las residencias

D.V.
-

El alcalde considera que ha "fallado" durante la pandemia del coronavirus. Por ello aboga por analizarlo y cambiarlo para "cuando vuelva a producirse una situación como ésta no tengamos las consecuencias que hemos tenido"

El alcalde de Valladolid, en rueda de prensa acompañado por la concejal Charo Chávez. - Foto: D.V.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha señalado este miércoles que optaría por analizar "a fondo" el modelo de las residencias de mayores, ya que considera que ha "fallado" durante la pandemia del coronavirus, para cambiarlo mejor que "centrar las energías" en una búsqueda de responsabilidades.

Así lo ha señalado el regidor vallisoletano al ser preguntado por los medios de comunicación en una rueda de prensa sobre el debate de la gestión de las residencias de mayores durante la crisis sanitaria.

"Hay dos opciones incompatibles entre sí. Una es centrar las energías en la búsqueda de responsabilidades, casi todas de carácter personal, y la otra analizar a fondo el modelo, ver en qué ha fallado, establecer consecuencias y conclusiones válidas para cambiarlo y que cuando vuelva a producirse una situación como ésta no tengamos las consecuencias que hemos tenido", ha reflexionado Puente en declaraciones que recoge Europa Press.

"Yo creo que lo sensato es optar por lo segundo", ha recalcado, ya que ha apuntado que buscar responsabilidades de carácter personal es "echarse las culpas unos a otros", cuando considera que "ha fallado el sistema" y que no ha sido un fenómeno "exclusivo de Valladolid, de Castilla y León o de Madrid". De hecho, ha señalado que en la ciudad han tenido "resultados malos" tanto residencias públicas de la Diputación como otras de carácter privado.

Optar por la revisión del modelo residencial, según puente, tendrá consecuencias prácticas en la vida de personas que todavía tienen que estar en residencias.

En este sentido, el alcalde ha explicado que la idea de su equipo de Gobierno es que las personas mayores mantengan su autonomía "el mayor tiempo posible", por lo que apuestan "muy fuerte" por la ayuda a domicilio y las actividades en residencias y centros, pues defiende que la actividad física y mental permite "llegar a una edad avanzada en un mejor estado de facultades".

Mientras tanto, el modelo residencial debería ser un "último recurso" y, en su caso, apuesta por ir a una concepción "con más espacio" y apostar más por los apartamentos tutelados y con asistencia médica garantizada. "A eso hay que tender, el análisis político se centra en análisis del modelo", ha concretado.