Las cinco claves sobre manipulación y preparación de comidas

D.V.
-

El Colegio de Veterinarios apuesta por una buena manipulación y preparación de los alimentos para evitar enfermedades y contagios. El colectivo profesional defiende la seguridad alimentaria el Día Mundial de la Inocuidad Alimentaria

Las cinco claves sobre manipulación y preparación de comidas - Foto: Efe

El Colegio de Veterinarios de Valladolid reafirmó hoy su compromiso con la seguridad alimentaria en el Día Mundial de la Inocuidad Alimentaria al señalar que son los garantes a lo largo de toda la cadena alimentaria, desde la granja a la mesa. En este sentido, recordó que para que los alimentos sean adecuados para el consumo humano deben ser seguros y saludables, razón por la cual es preciso poner en práctica cinco acciones clave sobre manipulación y preparación. No en vano, aseguró que la seguridad alimentaria es responsabilidad de "todos", también de los consumidores. 
Por ello, los veterinarios vallisoletanos, para reducir la incidencia de las enfermedades transmitidas por los alimentos y siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), destacan la necesidad de que quienes intervengan en la manipulación de alimentos, observen las 'Cinco claves para la inocuidad de los alimentos', que ofrecen orientaciones prácticas sobre su manipulación y preparación: como mantener la limpieza, para evitar la contaminación; separar los alimentos crudos y cocinados, para que no se contaminen entre sí; cocinar los alimentos completamente, para eliminar los microorganismos; mantener los alimentos a temperaturas seguras, por debajo de los cinco grados o por encima de los 60 grados, para que los microorganismos no proliferen y usar agua y materias primas inocuas, para evitar la contaminación. 
El colectivo profesional apuntó en un comunicado que la inocuidad de los alimentos es un problema de salud pública global, que pone en riesgo la salud de sus consumidores, sobrecarga los sistemas de salud y perjudica las economías, el comercio y el turismo. No en vano, los alimentos contaminados con bacterias, virus, parásitos, toxinas o sustancias químicas causan enfermedad a más de 600 millones de personas el mundo cada año y 420.000 mueren, que afecta especialmente a los países en vías de desarrollo, según la OMS. 
La conmemoración de hoy, dirigida por dos de sus organismos especializados, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la OMS, lleva por lema 'Inocuidad de los alimentos, un asunto de todos', y coincide con la pandemia del COVID- 19, hecho que confirma la importancia de contar con alimentos en cantidad y calidad adecuada. Además, llama la atención e impulsa acciones para ayudar a prevenir, detectar y gestionar los riesgos transmitidos por los alimentos, y contribuye a la seguridad alimentaria, la salud humana, la prosperidad económica, la agricultura, el acceso al mercado, el turismo y desarrollo sostenible. 
"En un mundo globalizado, la seguridad alimentaria es un problema de todos. La inocuidad alimentaria traspasa las fronteras nacionales. Los alimentos que se producen en un país pueden estar, en 24 horas, en el otro extremo del planeta y de camino a tiendas, restaurantes y hogares. De ahí, el papel del veterinario como garante de la seguridad e inocuidad alimentaria", subrayó el Colegio de Veterinarios de Valladolid en un comunicado recogido por Ical.
Entre las causas más frecuentes de enfermedades transmitidas por alimentos (ETA) se encuentran los microorganismos causantes de enfermedades diarreicas, como 'Salmonella', 'Campylobacter' o 'Escherichia coli enterohemorrágica'. Ocasionan fiebre, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, dolores abdominales y diarrea, a veces con consecuencias graves o mortales. Entre los alimentos implicados en los brotes de salmonelosis destacan los huevos, la carne de ave y otros productos de origen animal. En el caso de campilobacteriosis es la leche cruda y la carne de ave cruda o poco cocinada, y en el del 'Escherichia coli enterohemorrágica' es el consumo de leche no pasteurizada o carne poco cocinada. Los alimentos pueden contaminarse en diferentes etapas de la cadena alimentaria. El veterinario, por su trabajo cualificado a lo largo de la misma, promueve la producción de animales sanos, como responsable de la aptitud para el consumo en los mataderos o a través del control oficial en la industrias alimentarias (embutidos, lácteos, huevos y pescados, entre otros), y en los establecimientos en los que se distribuyen (mercados centrales, supermercados y tiendas) o sirven alimentos (restaurante y, bares). Por tanto, es una profesión comprometida con la inocuidad de los alimentos y con la salud pública. 
El Colegio Oficial de Veterinarios de Valladolid, para conmemorar el Día Mundial de la Alimentación 2020, ha programado la conferencia 'Seguridad alimentaria y profesión veterinaria: Presente y futuro', que será impartida por el jefe de Servicio de Seguridad Alimentaria de la Dirección General de Salud Pública de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Villalón, que tendrá lugar mañana lunes, a las 20.30 horas, en formato 'on line' por GoToMeting.