Un triunfo y un empate en la novena jornada

D.V.
-

El Universidad de Valladolid ganó (3-5) al Domotec León para colocarse con 19 puntos en la segunda posición, mientras que el Unión Arroyo, pese a jugar un buen partido, se tuvo que conformar con el 1-1 ante el Sala Ourese

Un triunfo y un empate en la novena jornada

Una victoria y un empate es el bagaje de los conjuntos vallisoletanos en la novena jornada del grupo I de Segunda B. El Universidad de Valladolid ganó (3-5) al Domotec León para colocarse con 19 puntos en la segunda posición, mientras que el Unión Arroyo, pese a jugar un buen partido, se tuvo que conformar con el 1-1 ante el Sala Ourese.

El Universidad de Valladolid se mantiene invicto en el arranque de este curso. La cita de este fin de semana era complicada, pero el trabajo de los de Kike Molina volvió a tener premio y esta vez les sirvió para superar al Domotec León (3-5) y colocarse en el segundo puesto con 19 puntos. No empezó bien el partido el Uni, que tardó en entrar en el partido y vio cómo su rival, a base de jugadas de estrategia e individuales, buscó abrir la lata. Pero el marcador finalmente lo estrenaron los vallisoletanos, quienes lograron quitarse esa presión inicial y comenzaron a crear juego.
La elaboración le permitió ganar metros en busca de la portería rival, aunque el 0-3 con el que se llegó al descanso tuvo su partida en acciones a balón parado. David R. inauguró el electrónico aprovechando un rebote del portero, mientras que Ofa finalizó una jugada de saque de banda y provocó un penalti, el cual transformó Leal.
En el segundo tiempo la idea era la misma para los de Kike Molina, que a los cinco minutos de la reanudación se puso 0-4 gracias a un gol de Javi. Todo estaba siendo demasiado bonito y al camino le salieron trabas. La principal se la provocó el propio Uni, ya que tras ese tanto desapareció del partido.
El Domotec no desaprovechó la ocasión y apretó para marcar dos goles, por medio de Miguel y Guille, que redujeron las diferencias. Puso todo sobre la pista con portero-jugador y metió más presión a un Uni que no acertó a finalizar sus ocasiones y desperdició dos superioridades numéricas. Así, a falta de dos minutos para la conclusión, un latigazo de Germán, que acabó expulsado -igual que sus compañeros Corral, Miguel y Pablo-, colocó el 3-4 y puso emoción al choque.
Fue entonces cuando apareció un gigante David en portería para realizar un paradón a falta de 40 segundos. Una intervención vital que sirvió para mantener a los suyos por delante cuando peor lo pasaban. Ya en los instantes finales, Ofa anotó el definitivo 3-5 aprovechando la ausencia del portero en la meta.
"Ha costado. Estamos contentos con lo que tenemos porque trabajamos mucho y lo valoramos mucho. Somos un equipo joven e inexperto, pero que lo pelea todo. El objetivo de esta semana era ganar en León y el de la siguiente será vencer al Benavente", expresó el técnico universitario, Kike Molina, tras el partido.
Con 19 puntos y en la segunda posición, el Universidad de Valladolid recibirá al Atlético Benavente, líder del Grupo I de Segunda B, el próximo sábado (16:00 horas) en Fuente la Mora.

Por su parte, el Unión Arroyo jugó un gran partido pero se tuvo que conformar con un punto tras del Sala Ourense el último suspiro. Diego hizo el 1-0 en la primera parte, en la que los vallisoletanos tuvieron otra gran ocasión con un tiro al palo, en la segunda, con las tornas más igualadas, Edgar empataba en el último minuto.