Protos cesa la producción en su vieja bodega en Peñafiel

D.V.
-

'La Primera en la Ribera' empezó a funcionar en 1927 gracias al empeño de once "visionarios" que sentaron las bases del actual proyecto vinícola

Protos cesa la producción en su vieja bodega en Peñafiel

GALERÍA

Celebración del acto 'Adiós a la Primera en la Ribera' en Protos

La “emblemática” bodega de Protos en Peñafiel, denominada como ‘La primera en la Ribera’, ha cesado su producción después de 92 años de actividad tras su construcción en 1927. Este miércoles se ha desarrollado en la localidad vallisoletana el acto de “punto y final” a esta trayectoria como elaboradora de parte de los vinos de la prestigiosa empresa vinícola, con la presencia de los socios y viticultores de la compañía, que han brindado por el pasado y el futuro de Protos.

El presidente de Bodegas Protos, Edmundo Bayón, apuntó a esta bodega como “el motor” de la compañía después de que once viticultores se unieran para dar forma al inicio de este proyecto que en la actualidad cuenta con 272 miembros, ya que se han ido admitiendo nuevos socios ante la necesidad de uva para la elaboración del vino.

En todos estos años, la bodega ha sufrido transformaciones y ampliaciones para atender la creciente demanda y al aumento del volumen de producción, hasta el punto de que en el año 1995 se eliminaron los depósitos de hormigón para dar forma a una bodega con unos depósitos “modernos” de acero inoxidable que ahora se han quedado “obsoletos” y que, por lo tanto, han dejado de funcionar para dar paso a “la más alta tecnología”.

Por ello, Bayón aseguró sentir hoy “cierta nostalgia” tras haber vivido “de cerca” parte de la historia de esta bodega que fue fundada precisamente por su abuelo, entre otros. Ahora este camino pone el “punto y final” a esta trayectoria como edificio elaborador de “parte de nuestros vinos”, aunque recordó que el concepto y la visión de negocio que perseguían los impulsores de esta bodega fue “clave” para que se convirtiera en “piedra angular” de la realidad actual de Protos.

Aunque Bayón reconoció que aún no está decidido el destino de esta bodega, consideró que tiene que ser algo “digno” que la mantenga “viva y útil” como estimó que se merece, para que continúe siendo “espejo de nuestra comarca”. Junto a la entrada de la bodega ya puede leerse una placa en la que dice “De la gran familia de Protos a ‘La Primera de la Ribera’. Gracias por enseñarnos a querer y respetar nuestro terruño”.

Al acto asistió el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, quien puso de relieve el trabajo “esencial” que ha tenido Protos a la hora de hacer de Castilla y León una Comunidad de gran relevancia desde un punto de vista enológico, un sector que mueve 1.000 millones de euros gracias al trabajo de 650 bodegas que dan empleo a 19.000 personas en la Comunidad, además de que una de cada cuatro bodegas de vino que se consume en España procede de Castilla y León.

“Estos datos se producen gracias al esfuerzo, coraje y dedicación de los antepasados y de todos ustedes”, dijo Carnero a los asistentes al acto, y en especial a Protos, que aporta “tradición, compromiso, vanguardia y gratitud” al proceso de construcción de la propia Denominación de Origen Ribera de Duero.

Además de trasladar su reconocimiento, también agradeció a las personas, en particular a los “once visionarios” que pusieron en marcha el proyecto en 1927 y que dejaron su descendencia en varios miembros del actual Consejo Rector actual. Pero también lanzó su agradecimiento al espacio físico, donde se creaban los vinos y que es donde “mejor se escucha el silencio”, que permitió dar forma “al proyecto de todos ustedes y sus antepasados a través del trabajo y de sus manos”, añadió.

Protos exporta a más de un centenar de países y produce cinco millones anuales de botellas, lo que la convierte en “una seña de identidad” de los vinos de Valladolid y de Castilla y León, por lo que consideró que existen “motivos suficientes” para sentirse orgullosos de “cerrar este espacio físico y dar paso a su descendiente”, añadió.

Carnero también recordó algunas de las ayudas que la Junta aporta al sector, que se traducen en 16 millones de euros en lo que va de legislatura, todos pertenecientes a fondos del Feaga para nuevas inversiones en las bodegas de la Comunidad y promoción del vino en mercados exteriores.