scorecardresearch

Las vacunaciones masivas entran en su recta final

M.B
-

Solo faltarían por citar para la segunda dosis los jóvenes con 12 años ya cumplidos tras la llamada para el 7 y 10 de septiembre de los nacidos en 2007 y 2008. Valladolid ya ha superado el famoso setenta por ciento de la población total vacunada

Imagen de la preparación de una dosis en el Miguel Delibes. - Foto: Jose Carlos Castillo

Con más de un 74 por ciento de la población total ya con la pauta completa, las llamadas masivas para vacunarse en Valladolid entran en su recta final. Al menos, en el tramo de edad que, por ahora, conforma la llamada población diana, la de mayores de 12 años. La próxima semana están citados ya los nacidos entre 2007 y 2008, y solo faltaría por conocerse la fecha de los jóvenes con 12 años cumplidos este 2021. El resto ya serían autocitas, para aquellos que no hubiesen podido inocularse la segunda dosis en su momento (eso sí, en este caso los interesados deberán estar vacunados con la primera al menos 21 días antes de la cita).

Y todo después de que Valladolid superase ya hace dos semanas el famoso 70 por ciento con el que se presuponía de conseguiría la inmunidad de rebaño. Concretamente lo hizo el pasado 20 de agosto, después de un mes de julio donde las inoculaciones diarias iban más allá de las cinco mil (con una media incluso de siete mil). Ese día se alcanzó la famosa cifra que, ahora, con la virulencia de las variantes, sobre todo de la Delta, se ha ampliado hasta, incluso, un 90 por ciento para evitar que el virus circule y se transmita, como insisten expertos en Inmunología.

La provincia comenzó la vacunación el pasado 30 de diciembre. Juana Ribón y Begoña Rodríguez fueron las primeras dos personas inoculadas en la residencia El Fontán, de Nava del Rey. Ocho meses después, y al cierre de esta edición este jueves, el servicio sanitario había administrado en la provincia 757.918 dosis.

El miércoles fueron 1.387 los vallisoletanos que cerraron su ciclo de vacunación, llegando a superar ya los 383.000, concretamente 383.079, que da ese 74 por ciento de personas que ya cuentan con la llamada pauta completa (o bien por dos pinchazos de Astra Zéneca, Pfizer-BioNTech o Moderna; o bien por uno, de Janssen; o bien por uno solo al haber ya superado la covid). También hay castellanos y leoneses que tienen otro tipo de vacunas, como Coronavac, SinoPharm y Sputnik V, que no se han adquirido ni administrado en Castilla y León, pero sí a ciudadanos de la Comunidad en otros países.

A expensas de saber cuándo, cómo y con qué tipo arrancarán las vacunas para menores de 12 años, ya se ha superado el 100% con el ciclo completo en la práctica mayoría de los vallisoletanos por encima de los 70; y se roza esa cifra en la franja entre los 60 y los 69. La que va entre los 50 y los 59 está ya bastante por encima del 90% de vacunados; y la de 40 a 49 ya ha superado con creces el 85 (destacando el 87% entre las mujeres). Por debajo de los 40 es donde se están centrando ahora los esfuerzos, con algo más del 70% entre los que tienen entre 30 y 39 años; y alrededor de un 60% entre los que están en la franja de 20 a 29 años (con un mayor impacto entre las mujeres, con un 61 ya vacunadas con la pauta completa por el 55 de los hombres). El tramo de edad con menos inoculaciones es el que va de los 12 a los 19 años, con un poco más de un 16%.

Los servicios sanitarios y expertos en Inmunología repiten que la vacunación es vital para acabar con una pandemia que va por su quinta ola en España y que ya se ha cobrado 1.239 vidas solo en los hospitales de la provincia desde que se notifican diariamente los datos de la covid-19.

El pasado mes de agosto ha sido el peor desde los primeros de año, incluidos en la tercera ola. Los 42 fallecimientos en los 31 días del último mes es una cifra inferior a los 57 de marzo, pero no tiene comparación con los dos primeros meses de 2021, con 111 y 130 muertes en los hospitales de la provincia.

De hecho, esa tercera ola, contando los dos primeros meses, se saldó con 241 notificaciones de defunciones; mientras que esta última, la conocida como quinta ola, alcanzó los 53 decesos, y eso teniendo en cuenta ese aumento en el mes de agosto. En Castilla y León, también por encima del 70 por ciento de la población total con el ciclo de vacunación completo, los meses de julio y agosto dejaron una cifra de decesos de 284, un 78 por ciento inferior a los 1.286 que se contabilizaron en enero y febrero.?

Además, Valladolid parece que ha doblegado la curva de la tasa de incidencia acumulada por la covid justo antes del inicio de sus fiestas. Este jueves, la provincia bajaba tras dos meses del nivel de alerta 4, que significa «riesgo muy alto o extremo, transmisión comunitaria no controlada y sostenida que excede las capacidades de respuesta del sistema sanitario, y que podrá requerir medidas excepcionales» al 3, que lo marca los 250 casos por cada 100.000 habitantes. Desde el pasado 6 de julio, Valladolid se encontraba por encima, situándose su tope en los 880 casos del 20 de julio (eso sí, muy lejos de los 1.534 de la tercera ola el 26 de enero). Desde esos 880 casos a los 247 de este jueves, el descenso ha sido de un 70 por ciento (en la capital se situaba en los 208,51). La semanal, la de a 7 días, se encuentra en el mismo nivel 3, con 94,88 en la provincia y 78,53 en la capital (muy cerca del nivel 2, medio). Porque a pesar de la mejora de esos indicadores, el riesgo continúa siendo alto, «transmisión comunitaria no controlada y sostenida que excede las capacidades de respuesta del sistema sanitario».