La calle Vasco Núñez de Balboa estrena reurbanización

D.V.
-

En la zona central se han ensanchado las aceras hasta los 2,12 metros, las calzadas unidireccionales han pasado a 3,80 metros y las veintiséis plazas de aparcamiento se han dispuesto como antes en batería

Visita del concejal de Espacio Público, Luis Vélez, a las obras de la calle Vasco Núñez de Balboa - Foto: Ayuntamiento de Valladolid

El Ayuntamiento ha reurbanizado la calle Vasco Núñez de Balboa con una inversión de 240.000 euros destinada a ampliar el aparcamiento, mejorar la red de saneamiento y ensanchar las aceras, entre otras reformas.

Así lo ha señalado el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, que, junto con técnicos municipales y representantes de la Asociación Vecinal 'Ribera de Curtidores', ha visitado las obras, según informa el Consistorio a través de un comunicado remitido a Europa Press.

En el mes de noviembre de 2019 comenzaron las obras de reurbanización de la calle Vasco Núñez de Balboa, ubicada entre las calles Tres Amigos y Hernán Cortés, con una longitud aproximada de 90 metros y una anchura de 27 metros. Se ha ejecutado una inversión de 240.000 euros e incluye las renovaciones de redes encargadas y financiadas por Aquavall. La ejecución de la obra corre a cargo del Lote 1 del Contrato de Conservación de las Vías Públicas.

En primer lugar, ha sido necesaria la renovación de la red de saneamiento por su total obsolescencia, para lo cual se ha precisado renovar previamente la de la calle Hernán Cortés (tramo entre Magallanes y Vasco Núñez Balboa) en la que desagua y que se encontraba en iguales condiciones. Se incluyen igualmente las renovaciones de las acometidas y la recogida de los bajantes que vertían a la acera. La red de abastecimiento, en cambio, no ha precisado intervención.

Seguidamente, se ha acometido una nueva pavimentación siguiendo el esquema ya utilizado recientemente con la calle Pizarro. Manteniendo la zona central dedicada a aparcamiento de residentes, se han modificado los accesos a la misma que pasan a realizarse únicamente por la calle Tres Amigos (entrada y salida), eliminándose así el tráfico "de paso" y ganándose uso y espacio peatonal, tanto en los accesos desde Hernán Cortés como en los que quedan abiertos al tráfico, pero con plataforma única de prioridad peatonal.

En la zona central se han ensanchado las aceras hasta los 2,12 metros, las calzadas unidireccionales han pasado a 3,80 metros y las veintiséis plazas de aparcamiento se han dispuesto como antes en batería.

El aparcamiento interior suma veintiséis plazas que, junto con las que se han ganado con el cierre en el frente de Hernán Cortés, permiten mantener el número de aparcamientos que existía anteriormente a pesar de la ampliación de las zonas peatonales.

Por último, se ha creado una nueva mediana central de dos metros de anchura y con acabado terrizo que permita la plantación de arbolado de gran porte, acabando en los extremos con dos piezas semicirculares de igual pavimento, dotadas asimismo de arbolado y bancos de madera, lo que ha permitido completar el carácter estancial de la calle.