Preparados para los primeros turistas

Agencias
-

El Gobierno trabaja con algunas regiones, como Baleares y Canarias, para que visitantes extranjeros puedan llegar al país a mediados de junio a través de corredores seguros, como paso previo para abrir las fronteras el 1 de julio

Preparados para los primeros turistas - Foto: Fernando Villar

El año pasado llegaron a nuestro país cerca de 84 millones de turistas, todo un récord de visitantes, sin embargo este año, con la crisis de la COVID-19 aún en ciernes, la previsión más optimista es que esa cifra pueda alcanzar los 29 millones de personas. 
Para ello, el Gobierno y las Comunidades Autónomas están trabajando para crear a partir de la segunda quincena de junio los denominados corredores seguros y así regiones como Baleares y Canarias puedan recibir turistas extranjeros, posiblemente alemanes y nórdicos, como paso previo a abrir, a partir del 1 julio, las fronteras al turismo internacional.
«Las islas se han ofrecido a hacer estos corredores y hablaré también con otras comunidades que tengan interés para poder definir qué trayectos y con qué garantías», explica la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.
La idea puesta ya sobre la mesa será hacerlo la segunda mitad de junio porque «necesitamos también que los territorios estén mejor epidemiológicamente», añade.
El objetivo es poder testar los protocolos elaborados en materia turística en el marco del plan de desescalada tras el confinamiento por el coronavirus, que ha mantenido congelado el sector en España, un segmento que supone el 13 por ciento del PIB y el 12 por ciento del empleo.
En cuanto a los países de donde procederán estos primeros turistas, el Gobierno detalla que está hablando con «bastantes mercados», entre los que destaca Alemania (el segundo mayor mercado emisor de turistas a España) y los países nórdicos, que «en estos momentos se encuentran en una situación epidemiológica muy buena».
«Es muy importante que los primeros turistas sean turistas que estén en la misma situación epidemiológica que nosotros», explican las autoridades sanitarias, y que «también estén en condiciones de poder volar de forma segura».
Con respecto al Reino Unido (el primer emisor de viajeros), Maroto señala que, aunque se ha hablado con turoperadores como TUI y Jet2holidays, allí «todavía los datos tienen que mejorar», ya que «para nosotros es importante garantizar que la persona venga bien y después regrese bien».
De hecho, las propias autoridades británicas aún no recomiendan viajar al extranjero, por lo que los turoperadores británicos de momento no quieren operar.
«Estamos a tiempo de avanzar en una parte de la campaña» de verano, defiende Maroto, que, sin embargo, recuerda que ahora hay que «recuperar el reposicionamiento de la marca España» y «también estimular a los viajeros internacionales, para que vuelvan a visitarnos. Y eso va a ser un proceso gradual».
Aunque es complicado calcular cuál va a ser el volumen de viajeros internacionales que visitarán España en los próximos meses, el sector está animado, porque se empieza a ver un incremento de reservas nacionales e internacionales importante.
«Yo no tengo, la verdad, el temor de perder turistas, porque en este momento los turistas están decidiendo dónde viajar y están mirando mucho cuál es el destino que garantiza seguridad y confiabilidad», incide la ministra sobre destinos directamente competidores con España, como Grecia (que prevé abrir fronteras también el 1 de julio) y Portugal e Italia, que lo harán ya este mes.
«Ir más rápido no significa ser los primeros», insiste, al tiempo que recalca que el Gobierno quiere «ir con los tiempos que garanticen que se tienen destinos seguros», tanto para el visitante como para el residente.
El sector turístico español va a competir con sus «fortalezas», entre las que destaca el sistema sanitario, que «ha resistido esta pandemia y va a salir reforzado» y que «va a ser un pilar para recuperar turistas». En ese sentido, «somos los mejores» en comparación con otros destinos competidores, ha dicho.


Viajes nacionales

Para reactivar el turismo nacional el Ministerio elabora un plan que trabaja en el escenario de que a finales de junio ya haya movilidad interprovincial, al menos entre la mayoría de los territorios.
Además, hace unos días el Ministerio presentó a las comunidades una campaña nacional con la que se quiere animar a viajar por España, porque «necesitamos que también los españoles pongamos nuestro granito de arena este verano», apunta Maroto.
Uno de los pilares del plan de reactivación del turismo nacional va a ser la digitalización, incluyendo ámbitos como el control de la movilidad o el de trazabilidad de contagios a través de aplicaciones para móviles.
«La tecnología se va a convertir en un aliado de los destinos», señala la ministra, que no concreta si se contemplan ayudas directas para las familias que viajen, como ha anunciado Italia.
Precisamente, en materia de digitalización «va a haber un esfuerzo importante por parte del Gobierno para tratar de relanzar un sector «prioritario», destaca la ministra.