Más de dos mil personas se manifiestan por el clima

D. V.
-

La movilización ha tenido su punto de partida en la Plaza de Fuente Dorada a partir de las 20.00 horas y ha recorrido las calles céntricas de la capital encabezada por una pancarta en la que se podía leer 'Valladolid en emergencia climática'

Más de dos mil personas se manifiestan por el clima

Más de dos mil personas se han manifestado esta tarde en Valladolid para secundar la convocatoria de huelga mundial por el clima y exigir a los distintos gobiernos la adopción de medidas urgentes, entre ellas la declaración de la emergencia climática, con el fin de preservar el futuro del planeta y de las generaciones venideras. 
 Al igual que en otras 150 convocatorias realizadas en distintos puntos de la geografía nacional y apoyadas por más de medio millar de organizaciones y entidades, además de en otros 150 Estados de todo el mundo, los vallisoletanos han aportado esta tarde su granito de arena en la lucha contra el cambio climático, y lo han hecho de forma unánime tanto jóvenes como mayores, todos al grito de "¡ni un grado más!" o con otras consignas del tipo "¡menos elecciones, más acciones!" y "mi planeta, mi futuro". 
 La movilización ha tenido su punto de partida en la Plaza de Fuente Dorada a partir de las 20.00 horas y ha recorrido las calles céntricas de la capital encabezada por una pancarta en la que se podía leer 'Valladolid en emergencia climática', para finalmente desembocar en la Plaza de Portugalete, donde se ha dado lectura a un manifiesto reivindicativo. 
Más de dos mil personas se manifiestan por el climaMás de dos mil personas se manifiestan por el climaTodos los participantes, como las jóvenes Claudia Sánchez y Raquel Marijuán, al frente de la manifestación y portando la pancarta de cabecera, comparten la idea de la urgencia de tomar medidas, pues no limitar la temperatura global en 1,5 ºC pasará una factura demasiado cara para las generaciones presentes y futuras.

 

"SITUACIÓN INSOSTENIBLE" 
 "La situación del planeta es insostenible, es preciso declarar la emergencia climática y legislar para reducir a cero las emisiones de gases de efecto invernadero", resumía la primera de ambas jóvenes, en declaraciones a Europa Press, mientras que su amiga añadía la necesidad de lograr una "transición hacia las energías renovables y huir de la nuclear, pues ésta no es la solución". 
Al igual que ellas, los participantes en esta movilización comparten la idea de que la crisis climática es consecuencia de un modelo de producción y consumo que ha demostrado ser inapropiado para satisfacer las necesidades de las personas, pone en riesgo nuestra supervivencia e impacta de manera injusta especialmente con las poblaciones más pobres y vulnerables del mundo. 
Por eso han unido sus voces esta tarde en la capital del Pisuerga para apelar a la "responsabilidad de las instituciones europeas y del Gobierno español, así como los gobiernos de las distintas comunidades autónomas y ayuntamientos, coordinados con todos los grupos políticos, a fin de estar a la altura de las necesidades que exige el momento".