El mercado de la vivienda usada se "ralentiza" en Valladolid

D.V.
-

Tecnocasa apunta que la subida durante 2019 se ha quedado en el 6%, mientras que en 2018 fue del 16%. Además, cifra en un 21% el desfase entre el precio real y lo que pide el vendedor

Piso en venta. - Foto: eldiadevalladolid.com

La empresa de intermediación inmobiliaria Tecnocasa ha apuntado a una ralentización de la subida del precio de la vivienda usada en Valladolid, ya que a lo largo de 2019 el incremento ha sido del 6 por ciento, mientras que en 2018 había subido un 16 por ciento, de modo que han explicado que tratan de transmitir a los propietarios que ponen en venta sus pisos que partan de "expectativas realistas". La compañía ha ofrecido una rueda de prensa en Valladolid en la que representantes de Tecnocasa, encabezados por su presidente en España, Vittorio Rossi, han detallado el análisis del mercado de la vivienda usada en la capital vallisoletana, donde cuentan con ocho oficinas, que se reparten entre las zonas de la ciudad, además de una más en La Cistérniga.

Tecnocasa prevé finalizar el año 2019 con un total de 210 operaciones de venta en Valladolid, lo que supone el primer descenso para la empresa en seis años -desde 2013-. Ello, sumado a que el precio de la viviendas en las que han intermediado, situado en 1.030 euros por metro cuadrado, presente un descenso del 6 por ciento con respecto a 2018, lleva a los representantes de la compañía a advertir de una ralentización del mercado. En los años anteriores, 2017 y 2018, el incremento había sido de en torno al 11 y el 16 por ciento.

Además, el director del departamento de Análisis e Informes (DAI) del Grupo, Lázaro Cubero, ha explicado que la empresa tiene a la venta en Valladolid actualmente 305 viviendas y ha subrayado que existe una diferencia del 21 por ciento entre las expectativas de precio de venta que tienen los propietarios antes de iniciar el proceso y la valoración que hace Tecnocasa. Ello se debe, ha explicado el representante de la intermediadoria inmobiliaria, a que se sumaban ya "cuatro o cinco años" de crecimiento en los precios a buen ritmo pero ahora se llega a un punto en el que el mercado "ya no es tan ágil", por lo que se genera esa diferencia entre la expectativa y la realidad. Ante ello, ha explicado que los profesionales de la empresa explican al propietario que el precio que se pida debe ser ajustado a la realidad. Aun así, como ha apuntado el Área Manager de Castilla y León, Sergio Maroño, la diferencia de precio a lo largo del proceso de venta se situaba, en el primer trimestre de este año, en un -6,4 por ciento, mientras hace un año la diferencia era de -4,9 por ciento.

El mercado de la vivienda usada El mercado de la vivienda usada "se ralentiza" en Valladolid

En cuanto a las viviendas vendidas este año, la mayoría de los pisos (un 60 por ciento) se encuentra en la franja de menos de 75.000 euros y entre los 60 y 80 metros cuadrados, con tres dormitorios y entre 40 y 60 años de antigüedad.

También se ha hablado del perfil del comprador, que mayoritariamente son personas interesadas en una primera vivienda (62,2 por ciento de los casos), aunque el porcentaje de demandantes que quieren hacer una operación de inversión, el 30,9 por ciento, ha crecido en los últimos años y se sitúa en un porcentaje similar otras capitales españolas --por encima de Barcelona y Málaga y similar a Madrid, Sevilla y Zaragoza--, lo que lleva a los representantes de Tecnocasa a apuntar que Valladolid es una ciudad "atractiva para el inversor".

El perfil del comprador de primera vivienda es el de personas entre los 25 y los 45 años --apenas se firman operaciones con menores de 25--, con contrato indefinido, estudios básicos o secundarios y que paga el piso mediante préstamo hipotecario.

LOS INVERSORES, AL CONTADO
En cambio, el perfil del inversor en la ciudad es el de una persona que compra una vivienda el contado, con edad comprendida entre los 45 y los 55 años, con contrato indefinido y estudios básicos.

El estudio también ha analizado el mercado del alquiler, en el que tienen una actividad menor que en la venta, en un año en el que han observado que el precio ha aumentado un 10 por ciento, hasta situarse en una media de 6,8 metros el metro cuadrado, lo que supone que la vivienda media arrendada tiene una renta de 440 euros al mes.

Los precios se sitúan ya mayoritariamente en la franja entre los 400 y los 600 euros (73,7 por ciento de los alquileres), mientras que el año anterior (2018) había más porcentaje de viviendas por debajo de los 400 euros.

Los inquilinos tienen un perfil de contrato laboral indefinido, entre 25 y 44 años de edad --en este caso sí que tienen presencia del 11 por ciento los menores de 25-- y estudios básicos.

El presidente de Tecnocasa en España ha destacado que la compañía, que llegó a contar con 1.400 puntos de venta en España antes de la crisis económica de la pasada década, ha sido "de las pocas" empresas que ha "aguantado" y que posteriormente se ha recuperado, hasta situarse actualmente en 700 oficinas y contar con un equipo de 3.000 personas, entre Tecnocasa y la intermediaria financiera Kiron.