2.000 vehículos participan en la protesta contra el Gobierno

D.V.
-

La manifestación convocada por VOX colapsa el centro de Valladolid durante dos horas este sábado

GALERÍA

Manifestación de VOX por el centro de Valladolid

Unos 2.000 coches, motos e incluso bicicletas, decorados con banderas de España, han llenado las principales arterias del centro de Valladolid durante al menos dos horas al mediodía de este sábado, en una caravana convocada por el partido Vox para mostrar el rechazo a la gestión del Gobierno central, dirigido por el socialista Pedro Sánchez.

Desde las 12.00 horas la 'Caravana Fase Libertad' ha comenzado a circular desde la el aparcamiento de la Feria de Valladolid en dirección al puente de Poniente, por donde los primeros vehículos de la comitiva, muchos de ellos ocupados por más de una persona, han comenzado a transitar cinco minutos después de mediodía. Una hora y media después todavía pasaban coches por ese punto con banderas de España asomando por las ventanillas y acompañados por la banda sonora de sus propios bocinazos.

Como si la Selección Española acabara de ganar un importante partido de la Eurocopa o el Mundial, los vellisoletanos que han aprticipado en la marcha han decorado sus vehículos con banderas de todo tamaño, bufandas y algunos de ellos, mayoritariamente llevaban las mascarillas, se han ataviado con sombreros o pelucas con los colores de la enseña nacional.

Decenas de coches protestan contra la gestión del GobiernoDecenas de coches protestan contra la gestión del Gobierno - Foto: D.V.

Tanta bandera y la presencia de muchas motocicletas recordaba también al desfile que hacen todos años los motoristas participantes en la concentración Pingüinos, aunque con un tono reivindicativo y sin tanto respaldo de vallisoletanos a pie de acera.

Algunos han añadido a sus coches proclamas como 'Sánchez Dimisión' o 'Basta de Bandazos', en una comitiva que ha transcurrido sin apenas excedentes, salvo algún joven que ha increpado a varios de los participantes en el paseo de Zorrilla, a la altura de la Plaza de Toros.

El recorrido seguía, con paradas en los semáforos en rojo, por Isabel la Católica, calle San Ildefonso y el paseo de Zorrilla, por donde los vehículos continuaban la marcha hasta una de las rotondas de La Rubia, y ahí volvían por el sentido contrario, por lo que entre ese punto y Gamazo los participantes coincidían en ambas direcciones y el nivel de decibelios se elevaba al máximo.

Estas calles, mientras tanto, han quedado colapsadas para su uso por parte de quien necesitara desplazarse. De hecho, los propios participantes han tenido que estar durante muchos minutos en la zona de la Feria de Muestras a la espera de poder iniciar el recorrido.

También grupos de peatones se han apostado, parados en las esquinas de las calles para jalear, aplaudir y hacer gestos de aprobación a los conductores, motoristas y ciclistas que se han sumado a la convocatoria. Otros pocos acompañaban la marcha con el sonido de cacerolas desde las ventanas de Isabel la Católica o el paseo de Zorrilla.

La comitiva tenía su punto final en el entorno de la plaza de España, que a las 14.00 horas todavía recibía vehículos adornados con banderas.