Valladolid inaugura una nueva edición de la Feria del Libro

ICAL
-

El certamen arranca este viernes con buenas expectativas por las previsiones meteorológicas, y los libreros confían en incrementar sus ventas "un 5 o un 10%" respecto a 2018

Valladolid inaugura una nueva edición de la Feria del Libro

La 52ª Feria del Libro de Valladolid abrió hoy sus puertas en la Plaza Mayor de la ciudad, el lugar donde, a juicio de la concejala de Cultura, Ana Redondo, “tiene que estar”. “En este momento nadie discute que esta es la feria de Castilla y León. Después de lo sucedido en Salamanca nos refuerza como el centro neurálgico de la literatura y de la cultura del libro. Valladolid se lo ha trabajado, tanto los libreros como las editoriales y las librerías nos hemos ganado esa voz propia en Castilla y León”, subrayó.

Por delante aguardan diez días “fantásticos”, donde los libreros confían en incrementar sus ventas al menos “un cinco o un diez por ciento” respecto al año precedente, según explicó el presidente del Gremio de Libreros de Valladolid, Miguel Ángel Hernández, debido a las excelentes previsiones meteorológicas, después de que en la edición de 2018 las persistentes lluvias frenaran a algunos potenciales compradores de visitar las casetas.

Este año serán un total de 50 expositores: 25 librerías, 17 casetas de editoriales (que engloban a 21 editoriales y una caseta de autoedición con seis autores) y ocho instituciones. Las casetas abrirán sus puertas de lunes a viernes de 11.30 a 14.30 y de 18.00 a 21.30 horas y los fines de semana se extenderá hasta las 22 horas; a los que hay que sumar el pabellón central que acogerá las actividades infantiles y el ciclo de poesía ‘Cuando la ciudad duerme’. Los actos se desarrollarán en el entorno de la plaza con el Teatro Zorrilla como escenario principal, además del salón de recepciones del Ayuntamiento.

El pistoletazo de salida a las múltiples actividades programadas lo dará en la noche de hoy la periodista Nativel Preciado, que según apuntó Redondo “hará una loa al libro, a la lectura, a la necesidad de seguir leyendo a pesar de las nuevas tecnologías y del mundo visual que nos rodea”.

A partir de su intervención la venta de libros, “un pilar necesario para el sector”, en palabras de la concejala, convivirá con espacios para “el análisis y el encuentro entre los lectores y los escritores”. “Entendemos la Feria como una actividad cultural donde se pueden analizar en profundidad temas de candente actualidad como la despoblación, y también ha sido un acierto Francia como país invitado, con una exposición donde la ilustración y el modelo francés también van a revisarse y que nos permitirá acercarnos más al país vecino, conocer mejor su literatura y estrechar lazos con ellos”, explicó.

A juicio de Redondo, el programa de este año del certamen “es fantástico” y “muy extenso”. “En él se entremezclan nuestros escritores, muchos y muy buenos, de reconocido prestigio, con mucha capacidad de atracción, y los grandes escritores que este año han tenido libro”, señaló antes de “invitar a todo el mundo a que no se lo pierda”.

Por su parte, Miguel Ángel Hernández, se mostró confiado en que este año “el tiempo acompañará” y permitirá lograr un “éxito de ventas” mayor que doce meses atrás. En su opinión, el sector editorial atraviesa “un momento positivo”, donde “la lectura cada vez gana más protagonismo”. “Años atrás hubo gente se pasó al formato digital pero muchos han vuelto al papel, porque el libro es el libro, gracias a Dios”, comentó.

Además, reconoció que el número de integrantes del Gremio de Libreros de Valladolid no deja de aumentar, y que si dispusieran de espacio para habilitar más expositores en la Feria estarían llenos, debido a que las solicitudes superan la oferta existente.