Vallalexia prepara una campaña para identificar la dislexia

Ical
-
Charla desarrollada por Vallalexia. - Foto: @Vallalexia

La Diputación y la Asociación Vallisoletana de Dislexia firman un acuerdo para trabajar en la identificación de este problema, que recorrerá diferentes localidades de la provincia

La Diputación de Valladolid y Vallalexia (Asociación Vallisoletana de Dislexia y DEAS) firmaron un convenio de colaboración para trabajar en la identificación de la necesidad de atención del alumnado con dificultades de aprendizaje (dislexia, discalculia) en la provincia. El acuerdo contempla la puesta en marcha de una campaña de sensibilización y formación dirigida a las familias de la provincia. En la primera fase, que se desarrollará a lo largo de este año, se pretende recoger la información necesaria para identificar y caracterizar un servicio deslocalizado de atención e intervención en las dificultades de aprendizaje, que en el futuro estará acompañado por un plan de acción.

La iniciativa recorrerá la provincia visitando diferentes localidades. La primera de ellas será Íscar, donde Vallalexia estará el próximo 14 de junio, a partir de las 16 horas, en el Ayuntamiento. El calendario se completará con la visita a Tordesillas, el próximo 28 de junio, donde la cita tendrá lugar en la sala Norte de Castilla y con encuentros en localidades como Olmedo, Peñafiel, Medina de Rioseco y Medina del Campo, entre otras.

La dislexia es un trastorno neurológico que afecta a cerca del diez por ciento de la población, siendo motivo de cuatro de cada seis casos de fracaso escolar en nuestros días. El trastorno se manifiesta por una dificultad persistente en la adquisición y consolidación de la lectura y la escritura, la dificultad en el acceso al léxico y la torpeza en seguir instrucciones complejas. Es crónico y perdura a lo largo de toda la vida del individuo. El 90 por ciento de los casos se detectan cuando el niño ya están suspendiendo en el colegio, de forma que muchos de estos alumnos con dificultad pasan desapercibidos en las aulas, siendo tachados de vagos o distraídos, por tanto, no identificados.

A pesar de ello, desde Vallalexia se denuncia que la administración educativa da prioridad a otros colectivos de identificación más evidente y con necesidades de atención más imperiosas, lo que genera estrés en las familias que no encuentran una justificación en el bajo rendimiento escolar de su hijo o hija y se enfrentan cada día con la escuela, entre ellos y con el propio niño.

La iniciativa promovida por Vallalexia pretende proporcionar a las familias una explicación informada y una intervención adecuada ante la situación por la que atraviesa el niño o adolescente en su aprendizaje.