La DGT inicia una campaña sobre el estado de los vehículos

D. V.
-

La Guardia Civil y la Policía Local prestarán especial atención al adecuado mantenimiento y puesta a punto de todos los elementos de seguridad del vehículo como neumáticos, frenos, luces, señalización y parabrisas sin daños

La DGT inicia una campaña sobre el estado de los vehículos

Guardia Civil y policías locales desarrollan esta semana una campaña puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico (DGT) para la revisión de las condiciones de los vehículos que circulan por las carreteras. 
Durante estos días los agentes prestarán especial atención al adecuado mantenimiento y puesta a punto de todos los elementos de seguridad del vehículo como neumáticos, frenos, luces, señalización, parabrisas sin daños, etcétera. 
Según el último estudio realizado por Tráfico, el riesgo de fallecer o resultar herido grave se multiplica por dos al comparar los accidentes ocurridos con vehículo de diez a 15 años de antigüedad, en relación con vehículos de menos de cinco. 
Teniendo en cuenta esta relación entre riesgo y antigüedad del vehículo, el mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad se convierten en una actividad imprescindible para combatir la siniestralidad. 
Por ello, la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, tras una reunión con el motoclub Turismoto para abordar la organización de la concentración Pingüinos en Valladolid, ha hecho un llamamiento a mantener en condiciones los vehículos, todo el año pero especialmente en invierno, sobre todo si tienen cierta antigüedad. 
Precisamente en Castilla y León, la antigüedad media de los vehículos en los que se desplazaban los fallecidos en carretera en 2018 asciende a 14,7 años en el caso de los turismos y, en ese mismo ejercicio, el porcentaje de vehículos implicados en accidentes con víctimas en vías interurbanas, con la inspección caducada en el momento del accidente, oscila entre el 4 por ciento en turismos, 5 por ciento en motocicletas, 6 por ciento en furgonetas y un 9 por ciento en los camiones hasta 3.500 kilogramos.
Así, se revisarán los neumáticos, "único y decisivo contacto con la carretera" y que deben tener una profundidad en sus ranuras de un mínimo de 3 milímetros, aunque el límite legal sea de 1,6. 
Según la DGT, aproximadamente más de un millón de los vehículos, un 5 por ciento, circulan con defectos graves en las ruedas, principalmente por llevar una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal, tener un desgaste irregular debido a una mala suspensión o una alineación incorrecta y circular con una presión errónea. 
Además, los vehículos relacionados con un uso más profesional como es el caso de las furgonetas, presentan mayores índices de defectos en los neumáticos. 
También es necesario comprobar regularmente la presión del neumático en frío y la rueda de repuesto, así como revisar posibles fugas de aire por las válvulas. 
También se hará hincapié en el alumbrado de los vehículos, cuya finalidad no sólo es la de ver, sino también la de ser visto, ya que cada vehículo en circulación es, en la práctica, un obstáculo para los demás, por lo que la delimitación de su presencia también es significativa. 
Además de las luces y los neumáticos, también se controlará la placa de matrícula, que debe ser legible y poder visualizar adecuadamente; los parabrisas; la documentación del vehículo; o la tarjeta de la ITV y pegatina correspondiente, visible en la luna delantera.