La Seminci aborda la complejidad de las relaciones humanas

Ical
-

El público acogió con ovación la estadounidense 'The Farewell', con indiferencia la turca 'Cuento de tres hermanas' y con agria polémica la española 'El plan'

Fotograma de la película de la Sección Oficial ‘The Farewell’, de Lulu Wang. - Foto: Ical

Tres películas bien diferentes sobre la complejidad de las relaciones humanas se sumaron hoy a la competición por las espigas en la cuarta jornada de la 64 Semana Internacional de Cine de Valladolid. El festival alcanzó su ecuador con la tragicomedia ‘The Farewell’, donde la chino americana Lulu Wang traza un cálido retrato de las relaciones familiares; a la que siguió la española ‘El plan’, debut en la ficción de Polo Menárguez que desató una oleada de indignación entre parte del público por su aproximación a la violencia de género; y concluyó con el estreno en España ‘Cuento de tres hermanas’, el tercer largometraje del cineasta turco Emin Alper, una fábula chejoviana sobre la fatalidad del destino y el sistema de clases.

Los mayores aplausos del día fueron para ‘The Farewell’, una sólida candidata a alzarse con el Premio del público que reposa en buena medida sobre los hombros de Awkwafina, una rapera y youtuber norteamericana a quien una canción dedicada a su vagina (‘My Vag’, con cerca de 5 millones de reproducciones en YouTube) la dio a conocer al gran público norteamericano, abriéndole las puertas de Hollywood, donde ha participado en superproducciones como ‘Ocean’s 8’.

Ella encarna en la película a Billi, una treinteañera que lleva desde los seis años afincada en Nueva York, que mantiene una estrecha relación telefónica con su abuela Nai Nai (interpretada con brillo por la debutante Shuzhen Zhao). Cuando a la anciana le diagnostican un avanzado cáncer de pulmón sin que ella lo sepa, la familia (desperdigada entre China, Japón y Estados Unidos) decide reunirse con la matriarca una última vez y, para ello, organizan una falsa boda como pretexto.

Fotograma de la película de la Sección Oficial ‘Cuento de tres hermanas’, de Emin Alper.Fotograma de la película de la Sección Oficial ‘Cuento de tres hermanas’, de Emin Alper. - Foto: Ical

Tras el rótulo inicial, que reza “basado en una mentira real”, la película despliega una suerte de fábula sobre la vida y la muerte, sobre el vértigo del vivir y sobre los lazos que nos unen y que nos separan como seres vivos, con buenas dosis de sentido del humor y una ternura controlada en todo momento. Las mentiras piadosas, lo políticamente correcto, la identidad y el desarraigo son otras cuestiones que orbitan en la trama, en torno a una anciana que quizá sepa más de lo que aparenta y que en el fondo no deja de ser la gran manipuladora del gran teatro del mundo en que se convierte la función.

Con una pregunta directa a los espectadores: “¿Vosotros os hacéis preguntas o no?”, concluye la secuencia que, a modo de prólogo, abre ‘El plan’, la primera película de ficción de Polo Menárguez, que recibió una mención especial hace dos años en la Seminci por su documental ‘Invierno en Europa’. Con la intención de situar al espectador frente a preguntas incómodas en un espejo, el realizador traslada a la gran pantalla la obra teatral homónima de Ignasi Vidal, una pieza de cámara con solo tres personajes que responden a tres arquetipos de la más perversa masculinidad contemporánea española.

Paco (Antonio de la Torre), Ramón (Chema del Barco) y Andrade (Raúl Arévalo) son tres excompañeros de una empresa de seguridad, que llevan cerca de dos años en paro. Son tres perdedores sin ninguna perspectiva de futuro que han quedado a primera hora de un día cualquier para llevar a cabo un plan, pero las cosas se tuercen y se verán encerrados en la casa de uno de ellos como en una ratonera, en la cual saldrán a la luz las terribles miserias que cada uno encierra.

Fotograma de la película de la Sección Oficial 'El plan' de Polo Menárguez.Fotograma de la película de la Sección Oficial 'El plan' de Polo Menárguez. - Foto: Ical

Con buen pulso narrativo y un sólido guion, la película fue recibida con una combinación equilibrada de aplausos y pateos en su estreno en el Calderón. La polémica que despertó el delicado tema que aborda se prolongó hasta la sala de prensa, con un tenso cruce de acusaciones entre parte de los asistentes y el equipo del film, en un intercambio de opiniones en el cual se llegó a acusar al director de pretender “humanizar” a un asesino machista o de las decisiones que como creador artístico debe asumir.

En un encuentro con los medios donde las opiniones se dividían entre la aversión y el aplauso, Menárguez subrayó que cuando terminó de ver en teatro la obra salió “muy impactado”, ya que el montaje “ahondaba en algunos conceptos” que él había trabajado en sus cortometrajes, donde realiza “una profunda autocrítica de la masculinidad”, según señaló el productor Nacho La Casa, para quien ‘El plan’ “es una autocrítica muy sincera de cómo somos los hombres, y una advertencia de que en nuestro entorno, aunque alguien nos pueda resultar muy afable, en lo más profundo puede llevar un asesino”. “Pensé que la narrativa de la obra tenía algo muy cinematográfico que había que explorar, y analicé el texto hasta que decidí que de ahí podía salir una película”, reflexionó.

Además, explicó que cuando llamó a dos primeras espadas del cine español como Antonio de la Torre y Raúl Arévalo para dar vida a dos de los tres protagonistas, los dos se sumaron enseguida al proyecto ya que “estaban enamorados de la obra”. Junto a ellos, se sumó al proyecto Chema del Barco, que ha sido el único superviviente del reparto original en teatro. “El casting fue un sueño que se hizo realidad”, explicó Menárguez.

(I a D) El director Carlos Polo Menárguez junto a Chema del Barco ’ y Antonio de la Torre en la presentación de la película de la Sección Oficial ‘El plan’.(I a D) El director Carlos Polo Menárguez junto a Chema del Barco ’ y Antonio de la Torre en la presentación de la película de la Sección Oficial ‘El plan’. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

El cineasta señaló que los tres protagonistas “son tres personajes cuya identidad de género está muy marcada, con una violencia latente a punto de estallar”. “Esas personas están en la sociedad, anidadas dentro de una manera muy real. De alguna forma para mí lo interesante es ahondar en esa oscuridad. No intentar buscar explicaciones ni justificaciones, pero sí mirarles cara a cara y no evitar hacerlo, porque al final es la única manera de intentar recomponer las identidades y las masculinidades”. En su opinión, “cada pequeño relato que construimos abre luz y nos permite comprender lo que esta pasando”.

En vistas de la polémica que ha despertado su película, Menárguez destacó que desde el inicio sabía que se enfrentaba a “un reto” y a un proyecto “muy arriesgado”. “Lo sabíamos desde el minuto cero, pero quisimos hacerlo para retratar el origen, el veneno o el ADN de esa perversidad”, comentó antes de “pedir disculpas” si alguien ha malinterpretado su verdadera intención con el film: “No buscamos humanizar, sino retratar. Lamentablemente estas personas durante el día están de caña con los colegas, luego van a ver un partido de fútbol. Poco favor le haremos a esta problemática si tratamos a los asesinos como demonios que vienen de otro planeta a hacer el mal”.

Cuestionado sobre si se arrepiente de haber realizado el largometraje en vista del agrio debate generado hoy o posibles malinterpretaciones, recalcó que como cineasta le gusta “contar historias donde existe ese riesgo”, ya que considera que “es ahí donde realmente podemos conseguir cosas interesantes y profundizar”. “Nunca dejaré de ahondar en estas cuestiones que creo que son útiles para la sociedad. Fernando León siempre dice ‘no escribas sobre el hombre que quieres ser, sino sobre el hombre que temes ser’. Aunque lo que cuente sea malinterpretado, yo no puedo trabajar desde el miedo a que se malinterprete mi película porque me bloquearía”, remachó.

La actriz Ece Yüksel asiste a la presentación de la película de la Sección Oficial 'Cuento de tres hermanas', de Emin Alper.La actriz Ece Yüksel asiste a la presentación de la película de la Sección Oficial 'Cuento de tres hermanas', de Emin Alper. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

La jornada concluyó con ‘Cuento de tres hermanas’, una fábula atemporal para adultos que bebe de obras chejovianas como ‘En el barranco’ o ‘Las tres hermanas’. El film está ambientado en una remota aldea anclada y aislada del mundo en las montañas de Anatolia en las que el propio cineasta creció durante su infancia. Allí, en medio de un paisaje idílico, coinciden de nuevo en el hogar familiar tres jóvenes hermanas, Reyhan, Nurhan y Havva, cuya única esperanza es ejercer como ‘beslemes’ o chicas de acogida en alguna casa de la gran ciudad.

Alper presta atención en su film a una figura de larga tradición en la cultura turca, donde las familias acomodadas históricamente han contado con jóvenes de hogares sin recursos para, en teoría, brindarles una oportunidad de prosperar. La realidad es que estas chicas acaban convertidas en criadas o sirvientas, sin que en la mayoría de los casos sean capaces de escapar del férreo sistema de clases que rige la sociedad.

La película arranca cuando Havva, la más pequeña, regresa a casa después de que el niño al que atendía fallezca víctima de una enfermedad incurable. Allí se reencuentra con Reyhan, la hermana mayor, que ejerció como ‘besleme’ en el pasado hasta que un embarazo inesperado la devolvió al pueblo, donde su padre se apresuró a casarla con Veysal, un pastor de muy pocas luces, para intentar tapar el escándalo. No tardará en completar el trío Nurhan, la temperamental hermana mediana, a quien su mentor, el doctor Necati, devuelve después de que la joven tuviera el atrevimiento de golpear a su hijo por hacerse pis constantemente por las noches.

Para defender el estreno en España del Film se desplazó hasta Valladolid la actriz Ece Yüksel, que interpreta a Nurhan en el film. Ella explicó que este fue su primer papel protagonista, algo que para ella supuso “una gran responsabilidad” y “un desafío”. “Dediqué mucho tiempo a la preparación, especialmente a la relación entre las tres hermanas, a construir esos lazos de una forma realista, e intenté preparar eso con mis propias hermanas. Por otra parte yo soy de Estambul y la película transcurre en un pueblo pequeño y remoto, donde están atrapadas, y fue un reto meterme en el papel”, señaló.

Según explicó, Emin Alper, el director, fue criado por una sirvienta como las ellas que interpretan en la película. “La situación de esas chicas es delicada, porque es como si fueran hijas de la familia, comen en la misma mesa y viven juntos, pero por otra parte trabajan para ellos. Es un equilibrio algo complicado. El director realizó observaciones muy buenas que nos ayudaron en la interpretación. A mi personaje, por ejemplo, no le gusta el trabajo que tiene que hacer pero prefiere eso que estar en el pueblo atrapada”, señaló.