Puente aplaza las inversiones sostenibles y mantiene el PGOU

D.V.
-

El primer edil socialista ha defendido que la revisión del PGOU sigue "el curso normal tramitación"

Puente aplaza las inversiones sostenibles y mantiene el PGOU

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha insistido este lunes en que se mantiene la intención de convocar un Pleno extraordinario para la aprobación provisional de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), pero ha anunciado que la sesión en la que se debería aprobar las Inversiones Financieramente Sostenibles de 2019 se dejará para la siguiente corporación municipal que surja de las elecciones del 26 de mayo. 
  En declaraciones recogidas por Europa Press, el primer edil socialista ha defendido que la revisión del PGOU sigue "el curso normal tramitación", ya que se aprobó inicialmente en julio de 2017 y posteriormente ha estado sometido a periodos de alegaciones y a la modificación de algunos de los puntos. 
  Por ello, ha defendido que no se puede "parar la maquinaria de un proceso tan largo como ha sido el PGOU por el hecho de que haya comicios", pues no cree que se trate de un "planteamiento electoralista". 
  No es el mismo caso, ha añadido, de la aprobación de las Inversiones Financieramente Sostenibles, que se iban a aprobar en un Pleno extraordinario antes de las elecciones, pero que el equipo de Gobierno ha decidido "parar" porque entiende que sí que podría tener fundamente una "acusación de electoralismo". 
  Así, será el próximo equipo de Gobierno que surja de las urnas el 26 de mayo, el que determinará el destino de los 13 millones de euros que se prevé que se dediquen a las IFS. 
  De vuelta al PGOU, el regidor ha marcado diferencias con la gestión que llevó a cabo el equipo de Gobierno del PP hace cuatro años, que aprobó inicialmente la revisión --lo que en este caso se hizo en julio de 2017-- en febrero de 2015, tres meses antes de las elecciones. A juicio de Puente, "de tres meses a uno, es irrelevante". 
  "El Plan General de Ordenación Urbana lleva una tramitación de cuatro años y lo que no tiene sentido es que ahora que toca dar el siguiente paso haya que pararlo", ha recalcado. 
  En todo caso, ha matizado que la aprobación definitiva corresponderá a la Junta de Castilla y León y que si a partir de junio hubiera un Gobierno municipal distinto "tendrá la potestad de darle la vuelta a las cosas".