El fútbol vuelve dos meses después

M.B
-

Los jugadores del Pucela comenzarán el lunes los entrenamientos de forma individualizada en el estadio y en los campos Anexos

Antoñito, pasando uno de los test. - Foto: realvalladolid.es

Unos días más tarde de lo previsto en un inicio por LaLiga, pero el fútbol volverá este lunes a las instalaciones del Real Valladolid. Eso sí, no será como la última vez que los jugadores blanquivioleta pisaron el césped de los Anexos. El viernes 13 de marzo, la plantilla del Pucela se ejercitó en grupo y a puerta cerrada por última vez bajo las órdenes de Sergio González. «Tenemos que ser conscientes de la realidad y estar todos a una. La sociedad reclamaba que todos diéramos un paso adelante. Este tipo de soluciones están en la fuerza global», señalaba aquel día el técnico, sin ser consciente de que no volvería al trabajo hasta dos meses después.
Este lunes, 11 de mayo, están citados los jugadores de la primera plantilla para ejercitarse de forma individual, escalonada y sin contacto entre ellos. Junto a ellos están llamados 5 integrantes del Promesas, los porteros Samu y Gaizka Campos; el defensa Alende; el medio Kike Pérez; y el delantero Miguel.
El club lleva un mes preparando las instalaciones, desinfectando las diferentes zonas, un trabajo que ha reforzado esta misma semana previa al arranque de los ejercicios.
El protocolo de entrenamientos es claro y conocido por todos. Una vez pasadas las pruebas el pasado miércoles, que en la primera fase han consistido en un test PCR y un test de anticuerpos (a jugadores, cuerpo técnico, auxiliares y todos aquellos que estarán en las instalaciones estos días), los futbolistas deberán llegar ya cambiados con ropa deportiva (llevando sus propias botas de entrenamiento) de forma individual con sus vehículos –siempre el mismo o si no tienen el club les facilitará la forma de arribar al estadio–. Una vez en el estadio se desplazarán por él con mascarilla y guantes, para realizar el trabajo que le hayan enviado la noche anterior desde el cuerpo técnico de forma individual en el verde. En principio, el club usará los dos campos de césped natural de los que dispone, es decir, el del estadio y el de los Anexos.
Como no pueden coincidir más de seis jugadores a la vez en el césped –«solamente podréis entrenar un máximo de seis jugadores por terreno de juego y siempre guardando entre vosotros el doble de la distancia de seguridad», se señala en el protocolo de entrenamientos– habrá turnos. El Real Valladolid, como el resto de clubes profesionales, ha tenido que enviar una lista de jugadores a LaLiga, en la que se han incluido a los de la primera plantilla más los cinco del filial, para esta reanudación de los entrenamientos (Stiven Plaza sigue en Ecuador y tiene complicado el regreso porque no hay vuelos).
Los jugadores podrán usar el gimnasio, aunque solo de forma individual o, como mucho, con otro compañero, respetando siempre el doble de la distancia de seguridad, es decir a 4 metros.
Una vez acabado el entrenamiento se recomienda volver lo más rápido posible al vehículo y evitar permanecer mucho tiempo en las instalaciones. «Cuando termines de entrenar, el club te entregará una bolsa biodegradable y cerrada con tu ropa para el entrenamiento del día siguiente. Deberás utilizar la misma bolsa para, en tu domicilio, guardar la ropa usada del entrenamiento. Al día siguiente, podrás depositar esta bolsa en un cubo para que el personal del club lave la ropa usada», se le dice a los jugadores en el protocolo emitido por LaLiga. Además, se recomienda evitar el uso del fisioterapeuta esta fase salvo que sea imprescindible.
Esta primera fase se alargará en el tiempo una semana con el objetivo de que los futbolistas vayan cogiendo algo de tono.
Por supuesto, en esta fase, conocida como 2 tras la pasada esta misma semana, con los test y la preparación, se pide que en el caso de presentar algún síntoma (fiebre, congestión nasal, tos seca, dolor de garganta, dolor de cabeza, dificultad al respirar, cansancio o diarrea) se avise inmediatamente al médico del equipo y se aísle. Por seguridad también se recomienda que no accedan al domicilio de los jugadores personas con las que no convivan habitualmente para «contribuir a erradicar las probabilidades de contagio e infección entre todos los integrantes de las plantillas durante el regreso a los entrenamientos».
La Fase 3 (entrenamientos por grupos) y la Fase 4 (colectivos) serán las siguientes en darse a conocer en un segundo protocolo.