scorecardresearch

Tudanca: "La España Vaciada puede ser un aliado"

S. Gonzalez
-

El candidato socialista hace un guiño a la nueva plataforma electoral, aunque muestra su confianza en lograr una nueva victoria el 13-F

El candidato socialista, Luis Tudanca, entre la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño (i), y la ministra Reyes Maroto, durante el desayuno informativo. - Foto: Ical

El candidato del PSOE a la Junta, Luis Tudanca, cree que los partidos de la denominada España Vaciada pueden ser un aliado de los socialistas «si apuestan por el cambio» y confía en que puedan llegar a un entendimiento para relevar al PP tras 35 años en el Gobierno.

Cinco ministros, incluida la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, el presidente del Senado, dirigentes nacionales y varios alcaldes castellanos y leoneses arroparon a Luis Tudanca durante un desayuno informativo en Madrid, en el que el secretario autonómico del PSOE se mostró convencido de otra victoria el 13 de febrero que ofrezca una nueva oportunidad al cambio en la Comunidad.

Tudanca indicó que entiende el movimiento de la España Vaciada, «especialmente» en Castilla y León, ya que «en general ha sido útil y ha hecho visible una reivindicación que habla de los desequilibrios» en temas como «el desarrollo, las infraestructuras o el empleo».

Por ello, en relación a las posibles alianzas tras las elecciones del 13 de febrero, el candidato socialista comentó que «todos aquellos que quieran aportar, sumarse al cambio en Castilla y León son bienvenidos». «Confío en que seamos capaces de entendernos para que ese Gobierno de cambio llegue», aseguró.

En su opinión, la España Vaciada «puede ser un aliado (de los socialistas) si apuesta por el cambio, por cambiar las cosas en Castilla y León», aunque recalcó que «la bandera del cambio en Castilla y León solo la representa el PSOE».

«La única manera de garantizarlo es que el PSOE tenga una mayoría no como en 2019 sino mayor porque siempre existen tentaciones de perpetuar lo que tenemos», dijo en referencia al resultado de las anteriores elecciones autonómicas, que ganaron los socialistas y no llegaron a gobernar por el pacto entre el PP y Ciudadanos.

Tudanca mostró su malestar por que el PP diga que la España Vaciada es la «marca blanca» del PSOE y que hable en términos de «a quien roban votos, como si los votos fueran de alguien». «Es un concepto peligroso», señaló el candidato, a quien no le «asusta» que haya más candidaturas electorales.

El candidato repasó los cinco grandes desafíos a los que se deberá enfrentar el próximo Gobierno de Castilla y León. Además de la descentralización, incidió en la necesaria «regeneración» tras 35 años de gobiernos del PP, que criticó que han derivado en calendario judicial con los casos de las primarias del PP, la 'Perla Negra' y la trama eólica.

El reto demográfico es otro desafío y para combatirlo propuso un marco para afrontar el reto demográfico «con presupuesto propio» en el que se contemplen «incentivos fiscales para empresas y los pobladores del ámbito rural».

Como cuarto desafío citó la «cohesión territorial» para salvar las desigualdades y el «problema de desequilibrio». Y por último, apostó un refuerzo del estado de bienestar incrementando el gasto sanitario, especialmente en la Atención Primaria, y la gratuidad de libros de texto y de 0 a 3 años en la educación.

Descentralización, incluso de algunas consejerías

Luis Tudanca mantuvo su propuesta de «descentralizar los centros directivos, las empresas públicas y las consejerías» en la Comunidad, aunque sostuvo que ha de hacerse «con consenso y acuerdo» tanto con los agentes sociales y empleados públicos como con el resto de fuerzas políticas de la Comunidad. «La otra opción sería seguir igual y ya sabemos dónde nos conduce eso: a ser cada vez más pequeños y que desaparezcamos», sostuvo

La descentralización fue uno de los cinco grandes desafíos que el secretario autonómico y candidato del PSOE, Luis Tudanca, enumeró para que Castilla y León «aproveche las oportunidades de futuro», citando como primero de ellos «devolver la voz a Castilla y León» para transformar el modelo económico y productivo a través de unos presupuestos y un plan de reindustrialización para lo que convocará a todos los partidos políticos y agentes sociales con el objetivo de alcanzar un acuerdo de Comunidad.

«Carrera» del PP y la extrema derecha por no hablar de Castilla y León

El líder autonómico de los socialistas lamentó el «contagio» que, bajo su punto de vista, está sufriendo el Partido Popular ante la aparición y alza de la extrema derecha, al lanzarse a «una carrera enloquecida» por hablar «de todo menos de Castilla y León» durante la precampaña electoral. «Vemos estos espectáculos con estupefacción», afirmó Luis Tudanca, que calificó las «fotos subidos a tractores» de algunos líderes de PP como «una bomba de humo» para, por un lado, «que no se hable de lo suyo», en referencia al calendario judicial que acometen cargos y excargos de la formación a lo largo de 2022, así como a «una batalla con la extrema derecha para no dejarse robar los votos». Sin embargo, Tudanca recordó que «esos no son los problemas reales de Castilla y León», a pesar de la polémica por las «inoportunas» declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, que no obstante, aseguró que «han acabado poniendo el foco sobre algo que sí estaba generando un problema en Castilla y León».