El PSOE pide huir del "sensacionalismo" en esta campaña

D.V
-

Los socialistas presentan a los candidatos al Congreso y al Senado por la provincia, que llegan con un proyecto "sólido" para "seguir transformando este país" con un Gobierno liderado por el PSOE

El PSOE pide huir de "sensacionalismo" en esta campaña

El PSOE de Valladolid llama a debatir al resto de formaciones políticas ante las elecciones generales del próximo 28 de abril, para poder trasladar a los ciudadanos sus propuestas de una manera “cercana, fácil y sencilla” y, en todo momento, huyendo de “sensacionalismos y amarillismos”. Así lo dijo hoy la secretaria general de los socialistas en Valladolid, Teresa López, quien abogó por hablar en la próxima campaña electoral “de lo que importa” a los ciudadanos, que son “propuestas, ideas y programas”.

Por ello, López comunicó la intención de remitir al resto de fuerzas políticas un comunicado para instar al desarrollo de “los debates que sean necesarios” para así hacer llegar a los ciudadanos las líneas básicas del programa socialista. Sobre la posibilidad de que Vox tenga presencia en esas mesas de debate, López cerró las puertas a esta formación porque “se postula al margen de la Constitución”, además de que consideró que “no tienen programa” y cuentan con “poco que aportar”, aunque apostilló que la decisión final corresponderá a los candidatos, informa Ical.

En la misma línea se expresaron los candidatos del PSOE de Valladolid al Congreso y al Senado, Javier Izquierdo y Manuel Escarda, respectivamente. Izquierdo abogó por debatir con aquellas formaciones políticas que tienen representación en el Parlamento, mientras que Escarda aludió a un próximo debate organizado en el Colegio de Médicos donde sí se ha llamado a la participación de Vox y donde no ha rechazado su presencia en ese debate.

En el acto de presentación de las candidaturas del PSOE de Valladolid al Congreso y al Senado, la secretaria general de los socialistas consideró que se cuenta con “los mejores” candidatos porque “tienen méritos y capacidad”, además de que han sido elegidos por la militancia mediante un proceso “absolutamente transparente, limpio y sin ningún tipo de problemas”, declaró.

La candidatura al Congreso, que está encabezada por Javier Izquierdo, está formada también por Helena Caballero, Julio del Valle, Blanca de Luis, José Luis Garrido, Ana García Sandoval, Diego de Miguel y María Fernanda Torrero. La candidatura al Senado está encabezada por Manuel Escarda, al que acompañan Sara Galván, Marcial Barba, Raquel Sánchez, Julián Rodríguez Santiago, Rodrigo Antón y Claudio Ortega.

El aspirante al Congreso, Javier Izquierdo, elogió una candidatura compuesta por personas “comprometidas” por Valladolid y que conocen “sus capacidades y debilidades”, además de que tienen diversa experiencia, también de Gobierno. El objetivo de la candidatura pasa por que Pedro Sánchez continúe siendo presidente del Gobierno para “seguir transformando este país” con un Gobierno socialista “con un amplio apoyo” político y ciudadano.

Izquierdo explicó que el PSOE apuesta “por la España en la que cabemos todos” que es “la España de las oportunidades”, en especial para los jóvenes. Por eso, uno de los compromisos socialistas es la generación de oportunidades para que se puedan forjar su futuro en nuestro país. El PSOE trabaja también para convencer y explicar a los ciudadanos que el proyecto socialista es “el mejor para transformar el país como hemos hecho estos diez meses”, declaró.

A juicio de Izquierdo, los socialistas acuden a las urnas con un proyecto “sólido” que en los últimos diez meses ha incrementado el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), ha repuesto el subsidio para los parados mayores de 52 años, o se ha dado luz verde a un real decreto para mejorar las condiciones de los alquileres. “El futuro lo decidimos entre todos y abstenerse es que otros decidan por nosotros”, concluyó.

El candidato al Senado, Manuel Escarda, médico de profesión y 35 años como profesional de Atención Primaria, dijo afrontar esta nueva etapa “con mucha ilusión”, y reconoció su preocupación por la crisis del sistema sanitario, al que tildó como “uno de los más avanzados” del mundo, pero que requiere de una reforma y un blindaje.

También trasladó su compromiso con “la salud del medio ambiente” y el cambio climático, ya que se está generando una situación que “puede ser irreversible” en algunos casos y que constituye “un serio problema” ante el que hay que tomar medidas. Escarda también hizo alusión al resurgimiento “sin complejos” de la extrema derecha, que está poniendo sobre la mesa propuestas que “van en contra de los avances conseguidos”, declaró. Todo ello es lo que le lleva a renunciar a su trabajo y a su incursión en la política para “hacer un buen trabajo en el Senado”, concluyó.