Aparicio apuesta por el Diálogo Social y mejor fiscalidad

SPC
-
El presidente de Cecale, Santiago Aparicio, ofrece una rueda de prensa previa a la reunión de la junta directiva de la organización empresarial. - Foto: Ical

El presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León pide que las inspecciones sean "más razonables" y se actúe en la economía sumergida

El presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio, abogó por incidir en el Diálogo Social, corregir desequilibrios y mejorar la fiscalidad. Aparició analizó hoy en Ávila la actualidad económica, durante la celebración de una Junta Directiva de la patronal autonómica.

Acompañado de Juan Saborido, presidente de Confae, Aparicio hizo una acérrima defensa del Diálogo Social como una forma de defensa “de las empresas y los ciudadanos de Castilla y León” y que tiene ejemplos de éxito en Ávila, a través de la Fundación Anclaje, como es el caso de Ornua y Nissan. Así, hizo un llamamiento a los partidos políticos a seguir incidiendo en este Diálogo Social porque además “somos un ejemplo a nivel mundial” y un “potencial” que no se puede perder y es “exportable”.

Además defendió que “es fundamental que todos seamos iguales” y por ello recordó que “Soria y Ávila son las dos provincias más maltratadas” por las administraciones públicas como se ve en los presupuestos. Afirmó que se quedan fuera de los proyectos importantes, como es el caso de las infraestructuras, y por ello aseguró que se va a trabajar “para que estas dos provincias estén en el Corredor Atlántico” porque si no es una “discriminación”. Y a ello también unió que Ávila esté “dentro de la Red de Cercanías de Madrid”, entre otras cosas por lo que puede suponer a nivel turístico.

Otro tema en el que centró su intervención y su preocupación fue la fiscalidad, ya que afirmó que todos los años se “deslocalizan más de 200 empresas de Castilla y León por la fiscalidad”. Aseguró que este tema “nos impide ser competitivos” y se felicitó por que algunos partidos hayan “cambiado su criterio” a este respecto.

No dejó pasar la oportunidad de hablar de las inspección, donde pidió que en Castilla y León se sea “más razonable” ya que no es necesario que “nos toquen inspecciones todos los años”, sobre todo cuando “sacan muy poco”. Sin embargo, quiso poner sobre la mesa la economía sumergida y la importancia de que floreciera para solucionar el objetivo de déficit. “Que se nos inspecciones pero que no estén constantemente en una inspección”, aseguró Aparicio sino que “actúen más directamente contra la economía sumergida”, insistió en declaraciones recogidas por Ical.

Sobre el tema de la fiscalidad, también Juan Saborido quiso incidir en la importancia de que en todas partes haya los mismos “elementos para poder competir” y que no se produzca el hecho de que en otras comunidades (puso como ejemplo Madrid) tengan “beneficios fiscales que nos pueden quitar competitividad”.

En todo caso sí que quiso dar la bienvenida a “los políticos que están pensando en bajar impuestos” porque su subida, dijo, “no genera empresas ni puestos de trabajos”.

Respecto al control horario, Santiago Aparicio señaló que están tratando “de unificar criterios” respecto a cómo actuar por lo que no hay datos de cómo va su implantación. Sí que mostró su esperanza en que la situación se “asiente” y que la norma sea más “concreta y concisa”.

Por su parte, Juan Saborido también se refirió a los desequilibrios territoriales que existen en Castilla y León y la importancia de trabajar por la “convergencia”, especialmente en el caso de las pequeñas provincias.

Habló además de la importancia del diálogo social, que cuenta con su apoyo para entenderse con los sindicatos y “conseguir la paz social”. “Los empresarios abandonamos las protestas para hacer propuestas”, señaló, y puso como ejemplo la oficina de ‘Tracción Ávila’, que recibió la felicitación del presidente de Cecale.