"No me consta que Sanidad pidiera entrar en las residencias"

R.G.R
-

El diputado de Servicios Sociales, David Esteban, asegura que no hay constancia en los registros de que la Consejería de Sanidad solicitara entrar en las residencias de la institución provincial

El diputado de Servicios Socialiales, David Esteban. - Foto: J.C. Castillo

El diputado reconoce que está viviendo momentos delicados, complejos. La vida de las personas mayores de Doctor Villacián y Cardenal Marcelo está en juego. Cerca de una treintena de fallecidos ya. Asegura que no cesará en su empeño hasta conocer la verdad de lo sucedido y que luego llegará el momento de tomar decisiones. No descarta nada. Por ahora, se centra en el funcionamiento diario de ambos centros. Sobre si llegan o no denuncias en un futuro, tanto de los grupos políticos como de los familiares, anuncia que asumirá su responsabilidad cuando llegue el momento.
¿Cuál es la situación actual de ambas residencias en ambos momentos?
Tenemos una situación estable, en la que gracias al trabajo de los profesionales y tras el número de positivos tan grande nos hemos normalizado. Hemos sectorizado los centros y ahora la situación es controlada dentro de gravedad. A nadie se le escapa de que hasta que no exista una vacuna no podremos tener controlada la situación al 100%. Eso es evidente. 
¿Se conocen ya los resultados de los test realizados a los residentes?
Se trata de test serológicos requiere mayor tiempo. Aportan más información sobre si se han desarrollado anticuerpos y, por tanto, hay una inmunidad o si se tiene positivo o no.
¿Y a los trabajadores?
El protocolo de Sanidad marcaba que los trabajadores tenían que acudir a su centro de salud. Y el proceso se inició solicitando un certificado de los propios empleados. El 25 de abril se cambia el protocolo y son los profesionales los que se acercan a la residencia a hacer los test. Son 66 los trabajadores a los que se les hace y anteriormente se habían hecho ya algunos. Ahora, el 100 por ciento de ellos ya los tienen hecho. 
¿Por qué se ha tardado tanto?
Desde el primer momento se han hecho test. 48 horas después del estado de alarma ya se hizo alguno. El protocolo era ese. Insistimos en un cambio para agilizarlo y creo que lo conseguimos cuando el 25 de abril se hicieron test en las residencias. 
¿Cuál fue su gestión previa a los positivos mayoritarios?
Lo primero de todo fue la limitación de las visitas, que se hizo desde primeros de febrero. También se impartieron cursos y charlas para residentes y trabajadores sobre la higiene. Lavarse las manos y demás. Y luego se sectorizó en tres zonas. Aislamiento, vigilancia activa y el resto de residentes. Una vez que tenemos los resultados podíamos ordenar a los residentes de una forma clara. No podíamos aislar a un positivo si no tenemos un resultado tangible de un test. Nos llegaron los test los días 8 y 9 de abril, y cuando se producen los resultados podemos iniciar una nueva fase.
¿Asumió usted en alguno momento de forma personal la gestión de las residencias?
Llevo nueve años con responsabilidades públicas. Concejal, alcalde, vicepresidente de la Mancomunidad y ahora diputado. Siempre he asumido la responsabilidad de aquello que he tenido que gestionar. No entiendo el servicio público sin esa responsabilidad. Los centros residenciales han tenido un estatus de aceptación muy alto. No puede ser que la gestión de la noche a la mañana cambie. Creo que esta situación sanitaria nos está afectando en mayor medida a las residencias que en otras partes. Hay residencias en la provincia con un 40% de residentes fallecidos y en Castilla y León, en España y en el mundo. Pero hay que hacer una lectura positiva. El grado de mortalidad no está siendo tan alto como era de prever gracias a las decisiones que se han ido tomando.
¿Por qué está de baja la subdirectora de los centros?
Por una cuestión de salud. 
¿Cuál?
Estas cuestiones obedecen a un ámbito privado y no puedo decir cuál es la enfermedad.
¿Cuándo se va a incorporar el director de los centros? ¿Irá a su puesto como director? 
Se ha incorporado el martes. Tiene una experiencia de muchas décadas y una formación sanitaria que tenemos que aprovechar. Está a disposición del equipo de coordinación. 
¿Pero como director?
Se incorpora a las órdenes de la coordinación y sin entrar en el equipo técnico que se ha conformado.
¿Hasta cuándo van a estar activos los grupos técnicos que ahora dirigen las residencias?
Hemos solicitado un análisis interno de lo que ha sucedido. Hasta que esta situación pase los equipos técnicos van a continuar. 
¿Ha pensando en asumir su responsabilidad como responsable o va a exigir esa responsabilidad a los responsables directos de los centros?
Hemos mantenido después del pleno del 24 de abril una reunión de seguimiento para conocer el día a día. En estas reuniones, todos los grupos políticos están alineados en que nuestros esfuerzos tienen que estar centrados en salvar vidas. Todos queremos saber si ha existido algún comportamiento o decisión fuera de lo que tenía que haber sido. Yo como diputado quiero conocer eso. Al equipo de Gobierno nos van a tener al lado para esclarecer cualquier decisión. Cuando se conozca ese análisis interno nos van a tener al lado en cualquier otro herramienta…
¿Pero algo habrá fallado?
La potencialidad de entrada del virus es mucho mayor porque tienes un número elevado de residentes y trabajadores. Las posibilidades aumentan cuando tienes una plantilla superior.
Pero hay otros centros similares donde no ha entrado el virus… ¿No ha fallado nada? 
No puedo asegurar que no ha fallado nada. Es tan difícil decir dónde ha podido fallar algo, que por eso es necesario hacer un análisis interno. Es evidente que alguna cuestión se podía haber hecho mejor. Es evidente que algo dentro del protocolo falló. La cuestión es conocerlo. Es cierto que esa infalibilidad es muy completa. Fuimos de las primeras residencias en limitar las visitas hasta que las pudimos suprimir. Previsiones se tomaron, pero no sabemos por dónde fallo. No voy a descansar hasta que sepamos qué es lo que ha fallado. 
¿Ha arrancado ya ese proceso interno de investigación?
Todavía no tenemos todas las herramientas y no tenemos información. Cuando tengamos ese análisis lo contaremos. 
¿Y no cree que debería haber arrancado ya con 26 muertos encima de la mesa?
Nosotros lo hemos solicitado antes del pleno.
¿Y qué hay que hacer para que se ponga en marcha? 
(Silencio). Bueno, esto, ehhh, es una cuestión técnica y estamos tratando de organizar esa cuestión técnica para conocerla. Pero nuestros esfuerzos tienen que estar en el presente y en el futuro inmediato para salvar vidas. 
¿Se negará el PP a abrir una comisión de investigación hasta que el Congreso no inicie otra a nivel nacional tal y como dijo el otro día su portavoz?
Comparto esta opinión que manifestó el portavoz del Grupo Provincial Popular. Es evidente que si el estado de alarma se hubiera decretado una semana antes hubiéramos tenido un 90 por ciento menos de contagios. No tenemos que echar balones fuera y hablar de quién es más culpable, sino remar todos en la misma dirección. Debemos explicar qué ha sucedido y explicar si hemos tenido algún error cuál ha sido. Vamos a actuar con la máxima transparencia y el PP estará a la cabeza para saber que cada cuestión que se adoptó se desempeñó de la mejor manera posible. Y si no fue así, conocerlas y asumir responsabilidades. 
¿Cuando me dice que si hubo fallos se asumirán responsabilidad a qué se refiere? ¿A la posibilidad de dejar el cargo? ¿A que lo hagan los responsables directos de los centros? 
Si esos errores han existido que nadie dude de que el equipo de Gobierno será contundente en las decisiones. Pero sí pido que no se pase de héroe a villano ante una situación sin analizarla. Los profesionales han labrado una imagen inmejorable de las residencias durante décadas. Tendremos contundencia si ha existido algo, pero hay que tener toda la información. 
¿Se omitió información sobre los residentes a los medios de comunicación y a los familiares antes de conocer los resultados de los test? 
Nunca ha habido una voluntad de ocultar nada. Recibíamos de forma diaria información sobre cómo estaban los centros. Y nos decían que las cosas iban bien. Donde existía una sintomatología que podía ser compatible se procedía a vigilancia activa o aislamiento. Esto es lo que se le comunicaba a los familiares. Cuando los familiares solicitaban esa información se daba. Teníamos una serie de personas con febrícula que podía estar más o menos en la línea de las cifras de otros momentos anteriores a la pandemia. Y eso hacía visualizar una normalidad…
¿Pero con coronavirus se adoptarían esas medidas justo por esta razón?
Así se reflejaba en el parte diario que se enviaba a Sanidad. Todos los días desde el 23 de marzo. 
Ya. En el 23 de marzo España llevaba una semana en estado de alerta. Le pregunto por si anteriormente se comunica a los familiares o incluso a los medios de comunicación que se estaba en esta situación o, por el contrario, se adoptaron medidas que no se trasladaron hacia fuera. Esa es la pregunta. ¿Si no hubiera habido casos positivos se hubiera informado a la sociedad sobre la situación de la residencia con casos previos con similitudes al coronavirus?
Si en esas primeras semanas alguien nos hubiera preguntado cuántas personas hay en aislamiento, pues lo hubiéramos contado.
¿Y es necesario que se le pregunte a una institución pública sobre la situación de sus propias dependencias?
Todas las semanas, en Cardenal Marcelo hay personas en aislamiento y no es noticia.
Ya, pero en situación de pandemia... 
(Silencio de unos segundos) Si el número de personas en aislamiento es similar no es noticia, es así. Se produce un aumento en aislamiento en los dos días previos a los test. Se produce sintomatología compatible y eso hace saltar las alarmas. 
¿Qué le diría a los familiares de las personas que han fallecido en las residencias?
Lo primero acompañar en el dolor. He vivido la situación desde dentro. Todos entendemos que cuando llega un residente tenemos otra persona a la que cuidar. Se crea un vínculo. Y cada fallecimiento ha sido como un puñal. No vamos a descansar hasta que les expliquemos qué ha pasado en las residencias en todas estas semanas. 
¿Han recibido ayuda desde las consejerías de Familia y Sanidad?
Sí. Tanto personal de Sanidad como de Servicios Sociales nos han visitado. Se han intensificado desde los resultados positivos y la frecuencia se ha rebajado ahora porque entienden que se está gestionando según los protocolos. 
¿Por qué explicó la consejera de Sanidad que se le había negado el acceso a los centros?
Esa es una pregunta que tiene que contestar la consejera. Es cierto que no habla de que se le negara el acceso, sino de una dificultad para entrar. Creo que Sanidad es la autoridad competente y si en algún momento entiende que no tenía acceso tiene muchos medios para poder hacerlo. Con respecto a esas declaraciones, ni la dirección, ni la jefatura de área, ni el diputado ni el presidente conocíamos esas dificultades de Sanidad. Si lo hubiésemos sabido en ese mismo momento se habría producido esa visita.
¿Quién le dificultaba el acceso a los centros? 
Eso es lo que tienen que explicarnos desde Sanidad. Eso es lo que queremos saber. 
Entonces, ¿la consejera mintió y no solicitó entrar? 
La consejera tenía encima de la mesa un informe de la situación y esas dificultades nos las tienen que explicar. No nos consta que Sanidad solicita entrar. Por eso es importante esa investigación, no puedo decir que la consejera miente pero sí quiero conocer toda la verdad. 
¿Al servicio de prevención se le negó la entrada?
 Es cierto que sí existe cierta discordancia. Pero hay que tener en cuenta que son días de una actividad frenética. Las colaboraciones entre diferentes servicios se han producido.
¿Qué opinión le merece la actuación del Gobierno ante esta pandemia?
Es mejorable. Hemos estado a la cola en número de test realizados, esta herramienta era clave para limitar los contagios. Es mejorable el decreto de inicio del estado de alarma, pero ya llegará el momento de establecer conclusiones. Ahora, nos debemos a la lealtad institucional. 
¿Usted ha visitado los centros desde que empezó la pandemia?
Decidimos que no fuera para evitar contagios. Han ido las personas imprescindibles. Yo he estado en contacto permanente, pero mi presencia física supone un riesgo.
¿Se ha presentado alguna denuncia por parte de los familiares? ¿Espera que se presenten en el futuro?
No nos constan denuncias, pero que nadie tenga la menor duda de que el fin que pueda tener una denuncia lo vamos a buscar nosotros mañana, tarde y noche.