Oreja para El Juli y Manzanares en Valladolid

M. Illana
-

La espada privó de trofeo a Enrique Ponce en la tercera de la feria

GALERÍA

Segunda corrida de la feria taurina

Que más trofeos se podían haber cortado si la terna de matadores hubiera estado más acertada con los estoques. Tarde de toros por todo lo alto, con una buena entrada en la plaza y un público esperanzado en poder disfrutar con el bien torear de la terna del cartel. Un cartel que tan pronto fue publicado levantó esas ganas de ir a la plaza para disfrutar con el bien hacer de la terna actuante. Buen ambiente y buena temperatura.

Se lidiaron toros salmantinos con los hierros de Domingo Hernández, primero y tercero, y Garcigrande, segundo, cuarto, quinto y sexto, correctos en cuanto a presentación y de juego regular. Menos el lote de Manzanares silenciado su primero y ligeramente pitado el sexto, los otros cuatro fueron aplaudidos en su arrastre hasta el matadero.

Abría cartel ese figurón del toreo que se llama Enrique Ponce  que sigue igual de chaval en todos los sentidos que en su primer toro, despistado de salida con intención se saltar y mal picado lo toreó al natural con ese don de los buenos toreros. Lo mismo con la derecha con remates más toreros que la mar. El público le obligó a saludar después de un pinchazo hondo y dos descabellos. Más de lo mismo en su segundo en una faena sobre las dos manos con la técnica de los grandes. Aquí la espada le jugó una mala pasada-el toro dicen que tenía algún defecto de la vista-siete pinchazos y una entera. Con todo y eso fue obligado a saludar desde el tercio.

Oreja para El Juli y Manzanares en ValladolidOreja para El Juli y Manzanares en Valladolid - Foto:

La primera oreja de la tarde fue para El Juli en el lidiado en segundo lugar. Toreó muy despacio con el capote en el saludo y después en el quite. En banderillas saludaron Soler y Núñez. Faena sin enmendarse en ningún momento y en los medios para torear sobre las dos manos con un toro que no acabó de entregarse. Perfecta la estocada. En su segundo lo intentó de todas las formas pero aquello no tenía visos de gustar. Juli lo intentó de todas las maneras en muletazos largos y de mano baja sobre los dos pitones. Saludó desde el tercio después de pinchazo y entera.

Mucho y de verdad gustó Manzanares en esta plaza de la que guarda muy buenos recuerdos. El público le obligó a saludar desde el tercio a la muerte de su primero al que saludó con gusto y verdad con el capote. Olés sinceros a la verdad de su toreo toreando sobre las dos manos como Dios manda . El público en sus aplausos tan sensible como el torero. Mató al volapié de dos pinchazos y entera escuchando un aviso. Saludó con fuerza desde el tercio. Cortó con mucha verdad la oreja de su segundo enemigo en el que escuchó una redonda ovación toreando con el capote. Casi en los medios y con las dos manos cimentó una muy seria faena con el empaque que tiene este torero que sufrió un susto al engendrar un pase de pecho. El toro empezó a quedarse corto y el de Alicante a matar de estocada entera. Justa y de fuerza la oreja con la que dio la vuelta al ruedo. Así, de esta forma, punto y final a la corrida que había levantado esa expectación que ya hemos comentado. La feria sigue y todos esperamos que vaya a más. Que así sea.