Ribera, Rueda y Cigales baten su récord histórico de ventas en 2013

R. GRIS
-

Las tres denominaciones de origen logran superar sus mejores registros y Rueda lo hace por decimoquinto año consecutivo · El crecimiento se basa en un repunte del mercado nacional

Un consumidor huele uno de los vinos de una cata.

La crisis económica por la que atraviesa el país no ha afectado a las denominaciones de origen más importantes de la provincia vallisoletana. Tanto Cigales como Ribera de Duero y Rueda han superado con creces su récord de ventas durante el año pasado y en el caso de Rueda lo ha hecho por decimoquinto año consecutivo. Entre ambas denominaciones han alcanzado la escalofriante cifra de 153,1 millones de contraetiquetas entregadas a sus bodegas, según los datos que manejan todos los consejos reguladores.


Estos datos, a pesar de ser espectaculares, no suponen una gran sorpresa para las denominaciones, ya que a lo largo de todo el año han podido ver cómo las ventas iban creciendo de forma constante y, además, hay que tener en cuenta que la tendencia de los últimas campañas ha sido de continuo crecimiento, especialmente en el caso de Rueda.


Llama poderosamente la atención el hecho de que han sido las tres denominaciones de origen las que han batido su récord de venta de botellas en el mismo año. Un dato que confirma esta tendencia alcista existente en las denominaciones durante los últimos años. La llegada de nuevas bodegas y la siembra de más hectáreas de cultivo son las dos causas fundamentales de este crecimiento.
Además, cada vez mayor parte de la producción de las bodegas se dedica a la comercialización en el exterior gracias a las campañas de promoción que se llevan a cabo en el extranjero. Sin ir más lejos, Rueda y Ribera invertirá más de 18 millones de euros hasta 2019 en consolidarse en el mercado estadounidense.


No obstante, hay que tener en cuenta que la entrega de contraetiquetas no es lo mismo que botellas vendidas en el mercado, sino que los consejos reguladores las entregan a las bodegas y éstas pueden vender o guardar las botellas ya etiquetadas.


Un año más, el crecimiento lo ha puesto en mayor medida Rueda. Las bodegas han comercializado 69,6 millones de botellas durante el pasado 2013, lo que supone un incremento del 9,9 por ciento en comparación con los 63,3 millones de la campaña anterior.


 En el caso de Ribera del Duero, ha sido capaz de superar la espectacular cifra del ejercicio pasado. Y es que durante 2012 el Consejo Regulador entregó un total de 77.599.852 contraetiquetas -un distintivo antifalsificación que certifica que el vino ha sido calificado por el Consejo Regulador-, pero este año ha crecido un 2,2 por ciento y ha llegado a las 79.349.274. Un nuevo récord histórico. Casi dos millones más de contraetiquetas que el año anterior.


El presidente de la Denominación de Origen Rueda, Pablo Villar, destacó que este año la cifra de crecimiento «es muy buena y estable» y resaltó la buena salud de la que goza la denominación tras años de continuos crecimientos. «Hace unos cinco o seis años se produjeron siembras de viñedos dentro de la denominación y ahora estamos viendo que este vino se ha absorbido perfectamente en el mercado», indicó. Sobre las posibilidades de crecimiento en este año, el presidente indicó que también rondarán el diez por ciento. «Ahora tenemos que trabajar en mejorar la percepción que tiene el consumidor de nuestros vinos».


Pablo Villar apuntó que el crecimiento de las ventas de botellas durante este año se ha debido de forma «fundamental» en un repunte del mercado nacional. «Somos la tercera denominación con mayor cuota de mercado a nivel nacional y eso tenemos que mantenerlo».


Por su parte, la Denominación de Origen Cigales sigue con su tendencia ascendente en el número de contraetiquetas emitidas. Si el año 2012 supuso la vuelta a los 4 millones de botellas de vino vendidas bajo el marchamo de calidad Cigales (4.164.000), 2013 lo supera alcanzando los 4.245.000 contraetiquetas. Una cifra histórica para esta zona vitivinícola.


El mercado actual está recuperando ligeramente la demanda del rosado. El hecho de que la DO Cigales sea reconocida históricamente como una zona productora de rosados de calidad se ha visto influenciada por esta circunstancia y el rosado ha alcanzado la cifra del 53% de la comercialización en 2013. Un dato interesante al respecto es que ya en Cigales todas las bodegas elaboran rosado, el caso más reciente es el de Bodegas La Legua que saca al mercado su primer rosado en 2014.