Caritas crea un fondo de ayuda para la crisis de la covid-19

D.V.
-

Ayudará a personas trabajadoras afectadas por ERTEs o apartadas del mercado laboral; autónomos o propietarios de pequeños negocios familiares, con especiales dificultades a causa de esta crisis o aquellas situaciones sobrevenidas por la crisis

imagen de la campaña de Cáritas para ayudar a las personas más vulnerables

Cáritas Diocesana de Valladolid ha puesto en marcha el proyecto ‘Comunidad 2020’, con el que persigue dar respuesta a las situaciones de dificultad derivadas de la pandemia del covid-19 y que incluye un fondo económico específico, pero también la reorganización y puesta a punto de los servicios de orientación, asesoramiento y acompañamiento que ya presta la entidad y a los que se pretende dotar de un plus de agilidad.

La bolsa económica nace ya con 100.000 euros, recaudados en los últimos días gracias a las aportaciones de los sacerdotes y de los trabajadores de la entidad sociocaritativa. En el caso de los curas de Valladolid, las donaciones excepcionales a Cáritas se están produciendo en respuesta al llamamiento efectuado por los obispos, don Ricardo Blázquez, y don Luis Argüello, a que durante los próximos meses cedan parte de su sueldo “en un ejercicio de corresponsabilidad y de solidaridad”. 

Se trata también de un gesto que se anima a imitar a toda la comunidad cristiana, como ejercicio de la caridad de la Iglesia de Valladolid, y a la sociedad vallisoletana en general, para mantener viva la iniciativa ‘Comunidad 2020’ durante los próximos meses y ante un preocupante futuro socioeconómico. “Este proyecto nace de la convicción de que saldremos reforzados de la crisis si ganamos en comunidad, es decir en espacios humanos donde las personas nos reconocemos, nos vinculamos, nos ponemos a buscar juntos y a apoyarnos mutuamente”, trasladaron desde la entidad.

Su ámbito de implantación es Valladolid, tanto ciudad como provincia, y los criterios básicos de actuación son que se trate de situaciones sobrevenidas consecuencia de la incidencia de la pandemia, y que los propios recursos y los del entorno, así como ayudas públicas, resulten insuficientes para hacer frente a la situación en la que se encuentran esas familias. A estas personas, además de una ayuda económica, se les ofrecerá información y asesoramiento, así como apoyo social, laboral, psicológico y jurídico.