Largo confía en que la UVa mejore en investigación

Ical
-
Largo confía en que la UVa mejore en investigación

El rector asiste a la renovación el convenio por dos años con Santander Universidades y la posterior entrega de becas para estancias internacionales y ayudas a proyectos investigadores

El rector de la Universidad de Valladolid (UVa), Antonio Largo, se mostró hoy confiando en que el presupuesto de su primer año de mandato, que contempla un aumento de un 20 por ciento en los fondos destinados a investigación, contribuya a obtener buenos réditos futuros. “Es uno de los aspectos que más nos preocupa y tenemos varios grupos investigadores de excelencia que llevan a cabo una gran labor, por lo que se esperan resultados esperanzadores”, indicó.

No obstante, explicó que a este trabajo se añade en el de la transferencia del conocimiento y el contacto que se mantiene empresas a través del Parque Científico. “Con todo el esfuerzo lo que se hace es sembrar para el futuro. Primero se trata de apostar por la línea correcta y luego obtener rendimientos, que nunca son a corto plazo, aunque hay que tomar iniciativas y no detenerse”, dijo en declaraciones recogidas por Ical.

Así lo puso de manifiesto el rector junto al presidente de Santander Universidades, Matías Rodríguez, en la renovación el convenio por dos años con la entidad financiera que lleva colaborando con la UVa desde 1996. Además, hoy se procedió a la entrega de las becas de las que disfrutan estudiantes en los programas de Relaciones Internacionales y de Investigación.

“Santander Universidades es una empresa que está perfectamente alineada con los objetivos de la universidad y es un placer y una alegría. Esta sintonía nos hacer ser muy sensibles en cuanto a la equidad de los estudiantes para que todo aquél que tenga talento y quiera formarse pueda hacerlo en la educación superior”, añadió Largo.

En esta línea agregó que se apuesta además por la empleabilidad y la potenciaciación de la inserción laboral de los egresados y que la transferencia del conocimiento se traslade a los ámbitos socioeconómicos, en suma a las empresas y el sector productivo. “Estamos muy contentos de poder entregar unas becas que persiguen esos buenos resultados futuros”, arguyó.

Antonio Largo recordó que la relación con Santander Universidades data de 26 años atrás y “sin tener una cifra concreta de universitarios se ha apoyado de forma muy relevante”. Actualmente, con los distintos programas de becas de excelencia se benefician unos 170 estudiantes de la UVa, junto a las de estancias internacionales, incluyendo las 25 becas -que este año suben a 30- del programa Asia-Iberoamérica para que egresados de estos continentes completen su formación de máster y tengan un primer contacto con la formación de potsgrado, la investigación y ña transferencia del conocimiento.

1.300 universidades beneficiarias

Por su parte, el presidente de Santander Universidades, Matías Rodríguez, recordó hoy en la renovación del convenio con la UVa que fue la segunda entidad, casi de forma simultánea con la universidad cántabra, con la que se inició el programa de becas de apoyo. “Hoy engloba a 1.300 universidades en todo el mundo y Valladolid es además pionera en otras muchas cosas como la tarjeta Santander Inteligente Universitaria que arrancó aquí, junto a proyectos de digitalización”, apuntó.

Igualmente, explicó que la entidad finaciera trata de identificarse con lo que la universidad preconiza y son prioridades del equipo de Gobierno que encabeza el rector. “Las becas ayudan a tener equidad en el acceso a la enseñanza superior, mientras el fomento de la empleabilidad supone que se intente paliar un paro elevado al apoyar a los jóvenes a obtener un puesto de trabajo. También sostener proyectos de investigación y de transferencia del conocimiento contribuye a tener esa capacidad de emprendimiento clave en el futuro”, aseveró.

Asimismo, Rodríguez señaló que el programa de apoyo económico de Santander Universidades deja “una extraordinaria libertad” para que la Universidad de Valladolid decida lo que considera más conveniente. “Es una gran satisfacción poder renovar el convenio, prorrogable cada dos años, con una cifra considerable ya que contempla dos millones de euros anuales. Se trata de una aportación material y no de un gesto, que resulta muy importante para el desempeño de la labor universitaria”, concluyó.