scorecardresearch

Sacyl probará una 'app' para cuidar a los covid desde casa

A. G. Mozo
-

El Grupo de Investigación de Neurociencias Clínicas Aplicadas de la UVa lidera un proyecto basado en inteligencia artificial para monitorizar a los contagiados leves que pasan el coronavirus en su domicilio, mediante una pulsera vinculada a una 'app'

Pulsera de actividad que recoge los marcadores de salud y los envía a la plataforma. - Foto: Jonathan Tajes

La inmensa mayoría de las personas contagiadas por covid-19 pasan el virus en su casa. Es un proceso que suele extenderse durante unos diez días y que obliga al aislamiento, en una cuarentena que busca frenar la expansión de esta enfermedad; haya o no síntomas. De los cerca de 48.000 infectados que acumula la pandemia durante el último año en Valladolid, solo ha habido unos 8.000 que necesitaron pasar por un hospital, mientras que se estima que los otros 40.000 lo superaron a solas en sus domicilios, atendidos por los equipos de Atención Primaria con una frecuencia de llamadas inversamente proporcional a cómo de pronunciada era la ‘curva’ de contagios en cada ola.

El gran reto que presenta esta pandemia al sistema sanitario va más allá de su flexibilidad para la multiplicación de camas covid o de puestos UCI en un hospital, ya que todos los expertos coinciden en la hipótesis de que el coronavirus se acabará integrando en la lista de virus respiratorios, en una versión más leve y que puede que requiera menos de esfuerzo hospitalario y mucho más de Atención Primaria. En la primera ola se calcula que hubo unos diez mil contagiados a los que no se les pudo hacer una PCR y que pasaron el coronavirus en sus domicilios; 50.000 por tanto.

Y es ahí donde aparece ‘Soy+’, un proyecto ‘made in Valladolid’ que llega para ayudar al sistema con la ‘telemonitorización’ de pacientes covid, mediante la utilización de la inteligencia artificial y el ‘big data’ para poder vigilar el estado de cada contagiado desde su casa, a través de una pulsera de actividad y una ‘app’ instalada en el teléfono móvil del paciente. Se trata de un sistema que permite detectar precozmente una evolución desfavorable de esa persona y complicaciones a corto y largo plazo en infectados, así como  localizar precozmente una clínica sospechosa en personas negativas, según explican los responsables de ‘Soy+’, que destacan también su papel a la hora de «disminuir el aislamiento social».

Equipo creador del proyecto 'Soy+'.Equipo creador del proyecto 'Soy+'.El proyecto nace en el Grupo de Investigación de Neurociencias Clínicas Aplicadas y Análisis de la Información de la Universidad de Valladolid (INCrease-Tech) en las primeras semanas de la pandemia y ahora, tras «un año sin parar de trabajar», afronta la parte final, con un ensayo clínico en el que van a participar 500 personas a partir de abril. El director de este grupo de investigación es el doctor Juan F. Arenillas, jefe de Neurología del Hospital Clínico, quien recuerda que la idea surgió al ver que había «una necesidad importante, ya que los equipos de Atención Primaria estaban desbordados y se veía que era muy difícil predecir la evolución de los pacientes que se encontraban confinados en sus casas».

APOYO A ATENCIÓN PRIMARIA

Arenillas cree que en aquel tiempo «Atención Primaria no podía llegar a todo», lo que pudo dar lugar a que «muchos pacientes evolucionaran en sus casas hasta una fase clínica muy tardía y, probablemente, eso influyó en el exceso de mortalidad que hubo durante la primera ola de la pandemia». Ahora, después de haber superado la tercera, ‘Soy+’ irrumpe como un sistema para dar apoyo a Atención Primaria, pero también a los equipos covid de los hospitales. El plan es que Sacyl dé las pulseras a los pacientes que den el perfil y se complemente así su seguimiento.

En INCrease-Tech trabajaban en la idea de la ‘telemonitorización’ de pacientes pero en su campo de la neurología, fundamentalmente para mejorar el diagnóstico en caso de ictus, por lo que el director de este grupo de investigación y su mano derecha, la doctora Begoña Coco, no dudaron en impulsarlo, intentando aplicar «unos conceptos que ya estaban desarrollados, para crear un proyecto aplicado al covid de ‘telemonitorización’ con el fin de intentar dar soporte a un sistema de salud que estaba totalmente desbordado y también para que los pacientes no estuvieran aislados», detalla el doctor Arenillas.

‘Soy+’ piensa, precisamente, en una utilidad a largo plazo para las personas que viven en el ámbito rural, alejadas de las ciudades y en las que es más difícil todavía hacer un seguimiento adecuado en un proceso tan imprevisible como es el coronavirus. «El objetivo es llegar donde no llegamos habitualmente por el problema de la dispersión geográfica que tenemos en Castilla y León», argumenta el también jefe de Neurología del Hospital Clínico.

Equipo de INCrease-Tech que lidera el proyecto 'Soy+'.Equipo de INCrease-Tech que lidera el proyecto 'Soy+'. - Foto: J. TajesLa pulsera se encarga de medir cada 15 minutos las principales constantes (temperatura corporal, tensión arterial, frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria, saturación de oxígeno y electrocardiograma), que se envían a una plataforma que las traduce y «calcula la variabilidad de frecuencia cardiaca (HRV) del paciente de forma remota para que salten las alarmas oportunas en los casos de síntomas de alerta de progresión clínica de covid-19, posibles complicaciones o eventos vasculares mayores (ictus, infarto de miocardio...)».

EL ENSAYO CLÍNICO

«El proyecto necesita comprobar su utilidad a través de un ensayo clínico que estamos intentando que empiece en el mes de abril y se desarrolle durante tres o cuatro meses. Ahí vamos a poder estudiar el impacto de este sistema para la detección, monitorización y control remoto, y ver cómo es capaz de apoyar o no al sistema de salud, utilizando el soporte del Emergencias Sanitarias para atender a los pacientes si así fuera necesario», detalla el doctor Juan F. Arenillas. ‘Soy+’ cuenta con un presupuesto de 500.000 euros, ya ha fabricado las 250 pulseras previstas para poder afrontar un ensayo clínico en el que, tal como detalla la doctora Begoña Coco, «van a participar 500 pacientes, 250 de ellos con la pulsera y la ‘app’, y los oros 250 sin ella, para verificar cómo es la atención en uno y otro caso».

Juan F. Arenillas destaca que «el proyecto ‘Soy+’ es un gran ejemplo de lo positiva que puede resultar la colaboración público-privada, pues están interviniendo los hospitales, las gerencias de área de Atención Primaria, la Consejería de Sanidad, la Consejería de Educación... y también empresas tecnológicas punteras de nuestra Comunidad, como Liquid Smart Technologies y Cylstat». «Está siendo un gran reto el aunar esfuerzos y coordinar un gran equipo, no solo el investigador clínico de Increase, sino también todas estas personas trabajando para un fin común, con diferentes lenguajes para intentar acercarse a un problema de salud, que todos ellos reconocen que es el objetivo fundamental, mejorar la vida de las personas».

Equipo de INCrease-Tech que lidera el proyecto 'Soy+'.
Equipo de INCrease-Tech que lidera el proyecto 'Soy+'. - Foto: J. Tajes