El conejo de acero de los 91 millones de dólares

EFE
-

El escultor estadounidense Koons recupera el récord de precio de venta por una obra de un artista vivo con la venta de 'Rabbit'

El conejo de acero de los 91 millones de dólares - Foto: CORTESÁ?A

Un llamativo conejo metálico fue el protagonista de la subasta de arte contemporáneo de Christie's, celebrada en Nueva York, donde el Rabbit del estadounidense Jeff Koons marcó un nuevo precio récord para un artista vivo al venderse por más de 91 millones de dólares.
Los expertos le habían dado un valor estimado de entre 50 y 70 millones de dólares, que superó ampliamente al alcanzar un precio de martillo de 80 millones de dólares, el cual aumentó hasta los 91,1 millones al incluirse los impuestos y comisiones.
Koons le arrebató así el récord de un artista vivo al pintor británico David Hockney, que había alcanzado la histórica cifra de 90,3 millones de dólares hace tan sólo seis meses en otra subasta de Christie's con su Portrait of an Artist (Pool With Two Figures).

El conejo de acero de los 91 millones de dólares
El conejo de acero de los 91 millones de dólares - Foto: Miro Kuzmanovic
Curiosamente, este cuadro de Hockney también alcanzó un precio de martillo de 80 millones de dólares el pasado noviembre, pero el reciente incremento de comisiones de Christie's, el tercero en los últimos tres años, llevó a Rabbit a superar el cuadro del británico por menos de 800.000 dólares.

Con la singular pieza, Koons recupera el récord de un artista vivo, que había ostentado desde noviembre de 2013 con su Balloon Dog (Orange), porque el que se pagaron 58,4 millones de dólares, hasta noviembre de 2018, cuando se lo arrebató Hockney.

 

Cuatro ejemplares en el mundo

Rabbit, una escultura minimalista de un conejo en un brillante color plateado, ha aparecido en numerosas portadas de libros, revistas y catálogos, y una versión monumental participó en 2007 en el popular desfile del Día de Acción de Gracias que organiza en Nueva York la cadena de grandes almacenes Macy's. La obra, de poco más de un metro de alto y hecha en acero inoxidable, está considerada como una de los iconos del arte del siglo XX, y se trata del único de los cuatro ejemplares que se produjeron que aun permanece en manos privadas, ya que los otros tres pertenecen a museos de Los Ángeles, Chicago y Qatar, y no había sido mostrado al público desde 1988, cuando se vio en el Museo Fredericianum de Kassel, Alemania.

Otra de las obras más destacadas de la subasta de este miércoles de Christie's fue una de las mayores serigrafías del estadounidense Robert Rauschenberg, Bufallo II (1964), que se quedó muy cerca de Rabbit al alcanzar un precio de 88,8 millones de dólares con impuestos y comisiones incluidos, por encima del valor máximo que se había estimado de 70 millones de dólares. De casi 2,5 metros de alto y 1,8 de largo, la pieza es producto de uno de sus periodos más fértiles de Rauschenberg, en el que comenzó a plasmar imágenes dispares, como el águila, el logotipo de Coca-Cola o el retrato del expresidente estadounidense John F Kennedy, con el objetivo de captar el espíritu social y político de la época.
También superó el medio centenar de millones de dólares una obra de Andy Warhol, el cuadro Double Elvis Ferus Type (1963), exhibida por última vez en Los Ángeles el mismo año de su creación y por el que se pagaron 53 millones de dólares, dentro del mínimo de 50 y máximo de 70 millones calculados por el personal de Christie's.
Despuntó además una de las monumentales arañas de la franco-estadounidense Louise Bourgeois, de más de 3 metros de alto y 7 de largo y producida en bronce en 1997, que superó los 32 millones de dólares. El Point of Pines de Frank Stella, una obra minimalista en la que domina el negro, se vendió por más de 28 millones de dólares, marcando así un nuevo récord para el artista estadounidense de 83 años.