Fernandez tilda de "trampantojo" un gobierno entre PSOE y Cs

Miriam Badiola/ ICAL
-

El secretario general de Podemos Castilla y León considera que la "única garantía de cambio" es que la formación morada sea "fuerza determinante"

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, avanzó hoy en León que la formación morada no apoyará un Gobierno socioliberal en la Junta de Castilla y León, ya que “la única garantía de un posible cambio en Castilla y León es que Podemos entre en el Gobierno y sea una fuerza determinante”, mientras que un Gobierno entre Partido Socialista y Ciudadanos sería “un trampantojo y una política gatopardiana de que todo cambie para que todo siga igual”.

Así lo señaló durante su participación en la manifestación celebrada en León con motivo del primero de mayo, en la que participó para “consolidar los derechos adquiridos a través de muchos años de pelea de la clase trabajadora”, especialmente en un momento “crucial para el devenir del país”, en el que “la precariedad laboral y la temporalidad es la que impera” mientras que “las mujeres sufren una lacerante brecha salarial y laboral” y “cada vez se sufre más el terrible fenómeno”, mientras que los autónomos “están siendo aniquilados por las políticas del PP”.

Por ello, para Fernández “más que nunca la movilización social es importantísima para lograr trabajo digno y estable”, en un momento “histórico” a nivel nacional, por lo que aprovechó para interpelar a Pedro Sánchez para conformar un Gobierno de coalición que “dé estabilidad y permita empezar a poner en marcha las reformas necesarias para garantizar trabajo digno y estable”.

A nivel de Castilla y León, el líder autonómico de la formación morada aseguró que “estamos a punto de poder desalojar al Gobierno de Partido Popular de 30 años que Gobierno que se han traducido en pobreza, precariedad y desigualdad, especialmente para las mujeres” y empezar a “conformar un Gobierno de verdadero cambio y progreso que genere trabajo digno, empleo estable y acabe con la brecha salarial”.

Para todo ello, apuntó Pablo Fernández, “es imprescindible que haya coalición en el Gobierno”, por lo que tendió su mano al Partido Socialista porque “a la hora de formar alianzas no debería pactar con Ciudadanos”, ya que significaría “una continuidad de las políticas de derechas y neoliberales que profundizaría en la precariedad laboral en la comunidad”.

 

 


Las más vistas