La Federación LGTBI no apoyará una ley "de mínimos"

SPC
-

Los colectivos critican las lagunas en temas de sanidad y el atentado contra los derechos de las personas transexuales

La Federación Estatal de Gais, Trans y Bisexueles (Felgtb) y su homóloga en la Comunidad Fecylgtb+ ofrecen una rueda de prensa para informar sobre los recortes de derechos de la propuesta de Ley LGTBI de Castilla y León impulsada por PP y Cs. - Foto: Ical

Las federaciones estatal y autonómica de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales  (LGTBI) reclamaron hoy al Partido Popular y Ciudadanos una Ley de Igualdad Social de la Diversidad Social en Castilla y León pactada con los colectivos y las personas afectadas tras conocer que el borrador de la Ley LGTBI+ tiene un texto “menguado” y “de mínimos" con respecto al texto presentado en  la legislatura pasada. En concreto, criticaron las lagunas en temas tan importantes como la sanidad y el atentado contra los derechos del colectivo transexual.

La presidenta de Lesgávila y miembro de la Federación LGTBI de Catilla y León, Amanda Azañón, criticó en las Cortes que el borrador de la ley presentado por PP y Cs recoge que las personas transexuales necesiten un informe psiquiátrico a la hora de solicitar el cambio de nombre en la tarjeta sanitaria. Algo con lo que se oponen porque se niega el derecho de autodeterminación.

Pero el texto, señalaron, también contempla segregar los aseos, lo que obligaría a contar con un baño para los hombres, otro para mujeres y uno más para los transexuales “como si fueran un ente intrascendente”. En el mismo sentido, se pronunció el vicepresidente de la federación estatal, Mané Fernández, quien se opuso a la “medicalización” de la transexualidad en un trámite como el cambio de la documentación de la tarjeta sanitaria. “Esto no ocurre con ningún ser humano y nadie tiene que pasar ante un médico para que le certifique quién es. Más aún cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya dijo el año pasado que la transexualidad no es una enfermedad y mucho menos mental”, sentenció.

En cuanto a los aseos, aseguró que eso en otros países se llama apartheid, “al meter en un sitio especial a un raro”. En cuanto a educación, el colectivo que el borrador no incluya la aplicación de los protocolos de acosos escolar y negarse a impartir la asignatura sobre diversidad sexual.

Azañón reclamó al PP y CS la “urgente” tramitación de la ley de diversidad sexual, que se presentó en su día en las Cortes y que contó con el apoyo de todos los grupos, salvo del Partido Popular que la bloqueó hasta el final del mandato. Lamentó que el Grupo Parlamentario de Ciudadanos se haya “descolgado” de este texto y ahora haya optado por presentar un nuevo borrador con los ‘populares’. El colectivo relacionó este hecho con “algo clientelar” y una cuestión de números. “Han valorado si apoyaban a las lesbianas, gays, bisexuales y transexuales o iban con su socio de Gobierno en la Junta”, precisó.

Tras recordar que ambas federaciones suman 61 asociaciones y descolgarse de lo expresado ayer por otras entidades como ATC Rainbow Castilla y León, la Fundación Triángulo, Valladolid Diversa y la Asociación de Familias de Menores Transexuales Chrysallis, los representantes de ambas federaciones apuntaron que “el miedo” es libre y cada cual puede apuntarse al “carro” que desee. “Nos negamos a apoyar una ley de mínimos, por mucho que haya gente  que se haya ido a otro bando”, sentenció Amanda Azañón.

"Pataleo" y manifestaciones

René Fernández subrayó que las leyes se hacen “por y para” las personas, por lo que de salir adelante el texto que defienden PP y Cs mostrarán su “pataleo”  y se manifestarán para que los derechos de los colectivos que representan sean reconocidos en una norma. “Se podrá aprobar pero no con nuestro apoyo”, añadió, como ha ocurrido con la ley “descafeinada” en Galicia. De ahí que reclame a Castilla y León tomar nota de otras legislaciones, negociadas con los colectivos, como las existentes en Murcia y Madrid.

En ese sentido, la portavoz de la Federación  autonómica LGTBI apuntó que PP y Cs han cedido a las presiones de organizaciones como Hazte Oír y el Foro de la Familia, a los que culpan de los “recortes” de los derechos de la parte más sensible del colectivo que son los transexuales.


Las más vistas