Las 197 explosivas huellas de la Guerra Civil

A. G. Mozo
-

La Guardia Civil de Valladolid localizó el último año quince artefactos; desde 1985 son casi doscientos. Ocultos en pinares, en tierras de labranza o en viejas casas de pueblo, casi todos siguen «en estado latente y con riesgo real de explosión»

Material bélico localizado en Valladolid en los últimos años. - Foto: Jonatan Tajes

Ochenta años después de que balas, proyectiles y granadas dejaran de dividir al país en esos casi tres años de Guerra Civil, hay una huella imborrable en pinares y tierras de labranza; también en recovecos de alguna casa de pueblo. Artefactos que han permanecido casi un siglo ocultos, resistiendo al paso del tiempo y que irrumpen con un aspecto demacrado, pero «con carga, en estado latente y con riesgo real de explosión», tal como advierten desde el equipo Tedax de la Guardia Civil de Valladolid. Solo en los últimos treinta años, se han localizado 197 huellas de aquella triste contienda entre vecinos, en un goteo que tuvo en 2018 uno de los años más prolíficos en territorio vallisoletano, después de que fuesen encontrados quince artefactos provenientes de la Guerra Civil.
«Antes, cuando se encontraba algo, te lo llevaban al cuartel en el coche, atravesando siete pueblos, con la familia... llegaban allí y te lo ponían en la mesa sin darse cuenta de que eso estaba cargado y de que, aunque pareciese que está viejo, podía explotar. Ahora la gente ya se ha concienciado mucho más del riesgo existente. Muchos dicen que lo han visto, pero que ni siquiera lo han tocado, llaman al 062 y, eso sí, suelen quedarse por allí cerca a ver qué hacemos», explica el sargento Antonio, jefe del Gedex (Grupos de Especialistas en Desactivación de Explosivos) de la Comandancia de Valladolid. Este equipo da servicio a esta provincia, así como a las de Palencia, Salamanca y Zamora, aunque en una tarea compartida con el equipo destinado en la Zona XII, en León; hay un tercer grupo regional, cuya base se encuentra en la Comandancia de Burgos.
El Gedex de Valladolid lo forman un sargento al mando, un cabo primero y tres guardias. Se llaman por el nombre: Antonio, Vicente, Carlos, Damián y César, que el día de este reportaje está de descanso. El Gedex funciona «las 24 horas del día, los 365 días del año», según destacan, puesto que «siempre hay una pareja que está de guardia», organizados siempre entre primer operador, «quien toma decisiones y el que actúa, y el segundo operador, que se queda a una distancia, por seguridad». Y con la furgoneta (camuflada) ya preparada para salir ante cualquier aviso; allí dentro no falta el robot, ni ese aparatoso traje que han ‘lucido’ en esas últimas falsas alarmas de Río Shopping.
El proyectil de artillería ya desbaratado, pese a lo cual el cabo primero Vicente acude con protección.El proyectil de artillería ya desbaratado, pese a lo cual el cabo primero Vicente acude con protección. - Foto: Jonatan TajesPero tampoco otro material que forma parte de su día a día, si se les comisiona para participar en una entrada y registro donde se cree que puede haber armamento o explosivos, o cuando se les encarga una pericial para una investigación judicial. Tampoco cuando suena el teléfono de su oficina y les dicen que en una casa de Wamba alguien ha hallado dos granadas de mortero de los calibres 40 y 50 milímetros. «Eran de un familiar fallecido y al hacer limpieza se lo encontró. Nos llamó y vimos que no tenían ni la espoleta (el dispositivo que inicia la detonación tras ser disparadas) y que, encima, tenían carga, por lo que se retiraron de la vivienda para su  destrucción», recuerda el jefe del Gedex.
«En Valladolid no hubo mucha contienda, pero sí aparecen, sobre todo, con el buen tiempo, cuando la gente sale a pasear por el campo, y después de días de lluvias, que el terreno está más blando. Lo más normal por aquí son los proyectiles de artillería y los de mortero; de bombas de aviación, por ejemplo, apenas hemos encontrado en estos años», rememora el cabo primero Vicente.

EN CASAS DE PUEBLO

«Se los suelen encontrar los senderistas o los agricultores, pero también se encuentran en las casas de pueblo, bien porque el abuelo guardó un par de granadas durante años en el sobrado o en un doble fondo de la pared, por si volvía la contienda, y, claro, aparecen al hacer obras y la gente se pega buen susto», señala el sargento Antonio. «Otro caso de hace poco fue cerca de Zaratán, justo un par de días antes de que pasase por ese punto una carretera de bicis de montaña. Nos avisó un señor que estaba de paseo y estaba en mal estado, por lo que se destruyó in situ», añade el cabo primero.
El registro de artefactos que se han localizado desde 1985 aparece en una respuesta a una pregunta del senador de Bildu, Jon Iñarritu. En Valladolid se acumulan 197 en los últimos 33 años, de los que 79 son proyectiles de artillería, 54 son granadas de mortero, 48 granadas de mano, una de fusil, doce espoletas de artillería y tres bombas de aviación, que, en efecto, son rara avis por el territorio vallisoletano. La primera se localizó en La Mudarra, el 27 de octubre de 1998; la segunda, el 13 de junio de 2000, en Manzanillo; y la tercera, el pasado 6 de septiembre de 2018, en Simancas. «Estaban con carga y, generalmente, son bombas que no explotaron porque al caer lo hicieron de panza y no se activó el detonador o porque cayeron en terreno muy blando y después han permanecido todos estos años ahí», explica el guardia Damián. Ninguna como una que apareció en tierras zamoranas, una bomba de aviación de 120 kilos.

EL 98% SE DESTRUYE

El jefe del Gedex detalla que «el 98% de lo que se encuentra, se destruye, porque te quitas el problema de encima, ya que suelen aparecer en muy mal estado». «Conservamos algunas por ir estudiando las cosas que nos pueden servir para mejorar y saber cómo actuar», apostilla Vicente, el cabo primero. «Los artefactos, que suelen tener la carga en perfecto estado, pueden estar modificados y degradados por el óxido y por el paso del tiempo, y hay veces que cualquier movimiento que hagas lo puede hacer estallar», añade el tedax Carlos. «Pero siempre hay que tener mucho cuidado porque el explosivo suele estar intacto», insiste el sargento Antonio.
La medición del calibre y, cuando se puede, su pesaje, son dos de los pasos obligados para los tedax para la identificación del tipo de artefacto que tienen entre manos.La medición del calibre y, cuando se puede, su pesaje, son dos de los pasos obligados para los tedax para la identificación del tipo de artefacto que tienen entre manos. - Foto: Jonatan TajesEllos mismos actúan siempre con la máxima prudencia. «Tras el aviso, los primeros que llegan por lo general son los miembros de una patrulla de la zona, que verifican la información y que, ahora, con las nuevas tecnologías, hacen una primera inspección y nos mandan una fotografía al móvil, con lo que, cuando vamos, ya sabemos más o menos a qué nos enfrentamos», detalla el jefe del Gedex. A partir de ahí, verifican ‘in situ’, miden tanto el artefacto como el calibre, para, junto al pesaje, «poder determinar qué es, si está cargado o no...» y ya ver si se desactiva o se destruye.
en zonas seguras. Si se decide que la mejor opción es destruir el artefacto, los tedax de la Guardia Civil se alejan hasta un lugar «lo más seguro posible y sin habitar, si puede ser» y se procede a llevar a cabo la explosión controlada, que, por lo general, se hace bajo tierra. «Se trata de evitar riesgos, de que aquello no sea un problema».

 


 

Artefactos de la Guerra Civil encontrados por el Gedex desde 1985

 

  • - VALLADOLID: 21 (ocho de granadas de mano, siete espoletas, cuatro proyectiles de artillería y dos granadas de mortero)
    - SANTIBÁÑEZ DE V.: 20 (proyectiles de artillería)
    Con la ayuda de las fichas de los proyectiles y granadas más comunes logran poner «nombre y apellidos» a lo que deben desactivar o destruir.Con la ayuda de las fichas de los proyectiles y granadas más comunes logran poner «nombre y apellidos» a lo que deben desactivar o destruir. - Foto: Jonatan Tajes - VILLAMURIEL DE CAMPOS: 20 (19 granadas de mano y una de mortero)
    - PEÑAFLOR DE HORNIJA: 19 (17 de mortero y dos proyectiles de artillería)
    - LA MUDARRA: 15 (14 granadas de mortero y una bomba de aviación)
    Destrucción de uno de los proyectiles.Destrucción de uno de los proyectiles. - Foto: Jonatan Tajes - MONTEMAYOR DE P.: 14 (de artillería)
    - RENEDO: 14 (nueve de artillería, cuatro de mortero y una granada de fusil)
    - PEÑAFIEL: 11 (seis de artillería, cuatro de mortero y una granada de mano)
    - PESQUERA: 6 (cinco espoletas y una granada de mortero)
    - ALAEJOS: 5 (tres proyectiles de artillería y dos granadas de mano)
    - VILLANUBLA: 4 (dos proyectiles de artillería y dos granadas de mortero)
    - MOJADOS: 3 (dos granadas de mortero y un proyectil de artillería)
    - VILLAGARCÍA DE CAMPOS: 3 (granadas de mano)
    - VILLAVERDE DE MEDINA: 3 (dos de artillería y una granada de mortero)
    - TORDESILLAS: 3 (uno de artillería, una granada de mano y una de mortero)
    - ZARATÁN: 3 (proyectiles de artillería)
    - FUENSALDAÑA: 2 (un proyectil de artillería y una granada de mortero)
    - LAGUNA: 2 (un proyectil de artillería y una granada de mano)
    - MAYORGA: 2 (una granada de mano y una de mortero)
    - PEDRAJAS DE SAN ESTEBAN: 2 (uno de artillería y una granada de mortero)
    - SIMANCAS: 2 (un proyectil de artillería y una bomba de aviación)
    - TUDELA DE DUERO: 2 (una granada de mano y una de mortero)
    - ALDEA DE SAN MIGUEL: 1 (de mano)
    - BENAFARCES: 1 (granada de mano)
    - CASTROMEMBIBRE: 1 (de artillería)
    - COGECES DEL M.: 1 (proyectil de artillería)
    - CORCOS: 1 (granada de mano)
    - LLANO DE OLMEDO: 1 (de artillería)
    - MANZANILLO: 1 (bomba de aviación)
    - MEDINA DEL CAMPO: 1 (de artillería)
    - NAVA DEL REY: 1 (granada de mano)
    - OLMEDO: 1 (proyectil de artillería)
    - QUINTANILLA DE ONÉSIMO: 1 (de mano)
    - MOTA DEL MARQUÉS: 1 (de mano)
    - PORTILLO: 1 (proyectil de artillería)
    - TORRECILLA DE LA TORRE: 1 (de artillería)
    - VALDESTILLAS: 1 (proyectil de artillería)
    - VIANA DE CEGA: 1 (granada de mano)
    - VILLAFRADES DE C.: 1 (de artillería)
    - VILLANUEVA DE DUERO: 1 (de artillería)
    - VILLANUEVA DE SAN M.: 1 (de artillería)
    - VILLABRÁGIMA: 1 (granada de mano)
    - WAMBA: 1 (granada de mortero)