Detectados siete conductores ebrios o drogados en tres días

A.G.M.
-

Cuatro fueron descubiertos en controles preventivos, dos tras cometer infracciones (uno iba con 0,90 de alcohol y otro dio positivo a cannabis) y uno arrojó una tasa de 0,58 tras empotrarse contra otro coche aparcado en Las Delicias

Detectados siete conductores ebrios o drogados en tres días - Foto: @PoliciaVLL

La Policía Local de Valladolid detectó este fin de semana siete conductores que circulaban bajo los efectos de las drogas o el alcohol. Cuatro de ellos fueron descubiertos en alguno de los doce controles preventivos que se desarrollaron, dos tras cometer una infracción ante la presencia de una patrulla y el séptimo tras protagonizar un accidente a plena luz del día y duplicar la tasa máxima permitida, quedándose a dos décimas de incurrir en un delito contra la seguridad vial.

De las 142 pruebas de alcoholemia que se efectuaron en controles preventivos, solo tres dieron positivo con tasas que en todos los casos estaban por encima del doble del 0,25 permitido, pero por debajo de los 0,60 que marcan la línea entre la infracción administrativa y la concurrencia de un delito.

COCAÍNA, ANFETAMINA, CANNABIS...

Además, en uno de esos controles se detectó a un conductor que "presentaba síntomas", según detallaron fuentes de la Policía Local a este periódico, pero que daba 0,0 a alcohol, por lo que se le efectuó una prueba de drogas y dio positivo a dos sustancias: cocaína y anfetamina.

El otro positivo por drogas del fin de semana fue un conductor que fue sorprendido por una patrulla en la calle Pío del Río Hortega (Huerta del Rey) cometiendo una infracción, por lo que se interceptado y se le efectuó el test, dando positivo a THC (cannabis). Fue a las 0.30 horas de la madrugada del viernes al sábado.

A LA UNA DEL MEDIODÍA

De las otras dos alcoholemias, una fue llamativa por el horario al que se detectó, ya que fue a la una de la tarde del sábado en la calle Argales (Las Delicias). El conductor, que dio 0,58, empotró su vehículo contra otro que había estacionado, provocándole daños materiales de consideración. Cuando llegó la patrulla y pasó por el alcoholímetro, a punto estuvo de incurrir en un delito contra la seguridad vial (a partir de 0,60).

El otro caso fue el registrado en el paseo del Arco de Ladrillo, a las 2.40 horas de la madrugada del sábado al domingo, donde una dotación de la Policía Local sorprendió a un coche cometiendo una infracción. El conductor dio 0,90, casi cuatro veces más de lo autorizado.