Pacto para que ocio nocturno y descanso sean compatibles

D.V.
-
Pacto para que ocio nocturno y descanso sean compatibles

Ayuntamiento de Valladolid, vecinos y bares comprometen medidas para conciliar los intereses de todas las partes

El Ayuntamiento de Valladolid, las federaciones de asociaciones vecinales Antonio Machado y Conde Ansúrez y la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería (Apeh) han firmado este martes el compromiso con un ocio nocturno "cívico y responsable con el descanso" de los vecinos. La firma ha tenido lugar antes de un acto en el que se ha presentado el acuerdo y también la campaña de concienciación 'Una buena noche son muchas noches. Haz que todas sean posibles' con la que se busca difundir estos compromisos entre los establecimientos de hostelería, sus clientes y los vecinos de la ciudad

La iniciativa está dirigida tanto a los locales de ocio nocturno como a la ciudadanía y tiene como objetivo hacer posible que se concilie el derecho al descanso de los residentes en las zonas afectadas por el ocio nocturno con el ejercicio de la actividad empresarial en los locales de hostelería y, también, con la voluntad de las personas que optan por divertirse en estos establecimientos.

Las acciones que se contemplan en la mencionada campaña abarcarán toda la ciudad, si bien tendrán mayor intensidad en las zonas que se encuentran más saturadas por el ocio nocturno.

Para sellar este compromiso, impulsado por la Concejalía de Seguridad y Movilidad, pero en el que han participado muchas áreas municipales, han participado miembros del equipo de Gobierno así como el vicepresidente de la Federación de Asociaciones Conde Ansúrez, Nicolás Patino; la presidenta de la Federación Antonio Machado, Margarita García; y la presidenta de la Apeh, María José Hernández.

El alcalde, Óscar Puente, ha querido agradecer a todos ellos y al resto de personas que han colaborado en esta iniciativa el compromiso con el "diálogo, la tolerancia y el respeto" para abordar con "carácter conciliador" las posibles soluciones "al problema del ruido generado por el ocio nocturno", algo que ha recordado que "no es nuevo, ni afecta únicamente a Valladolid", pero ha recalcado que a los representantes de la ciudad les corresponde buscar esa solución.

Por ello, tras meses de trabajo, con "muchísimas" reuniones y trabajo "transversal" en el Ayuntamiento, como ha recalcado también el teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, se ha llegado a un compromiso desde los distintos puntos de vista implicados.

Eso sí, el primer edil ha precisado que "algunos" de los puntos que figuran en el acuerdo ya están en práctica, por lo que en esos casos "lo que corresponde es profundizar en ellos y mejorarlos día a día".

Así, el Ayuntamiento de Valladolid se compromete a promover un ocio nocturno responsable y respetuoso con el vecindario; a vigilar la contaminación acústica en la calle en horario nocturno en cumplimento de la legislación vigente; a vigilar el consumo de alcohol en la vía pública; a reforzar la limpieza de las calles en las zonas más afectadas por las consecuencias del ocio nocturno; a mantener en buenas condiciones la iluminación urbana de las zonas de ocio nocturno; a promocionar la formación del sector de la hostelería en cuanto a normativa aplicable, sanciones, etc., en relación al ocio nocturno; a promover la formación a los empleados y responsables de establecimientos hosteleros sobre dispensación responsable de alcohol; y a promover actividades que favorezcan el ocio saludable.

CUMPLIR NORMATIVA DE HORARIOS Y VOLUMEN DE LA MÚSICA

Por su parte, el sector de la Hostelería promocionará el ocio nocturno "responsable y respetuoso con el vecindario" para evitar el fomento del consumo 'low cost' de alcohol y la organización de "barras libres", cumplirá estrictamente la normativa de horarios, volumen de música y aforo referida a los establecimientos de hostelería; evitará que los clientes consuman bebidas el exterior de los locales hosteleros, excepto en las terrazas que cuenten con licencia municipal y en los horarios habilitados para ello; e impedirá la venta y el consumo de alcohol a menores en los establecimientos hosteleros.

A su vez, el vecindario se compromete a promover la implicación familiar en la educación de los jóvenes en relación al consumo de alcohol; y a promover un ocio nocturno responsable y respetuoso con al vecindario.

Desde este martes, se puede ver la imagen de la campaña en diversos soportes, y también en los locales de la hostelería que se van a sumar a la misma. Se trata de carteles en color negro, con el lema 'Una buena noche son muchas noches. Haz que todas sean posibles', que utiliza una expresión que sirve tanto para despedirse antes de ir a dormir como para referirse a una noche divertida.

Además, la iconografía muestra una luna semioculta cuyo lado iluminado se vincula con el ocio nocturno, idea reforzada con el símbolo de un ojo abierto; mientras que la mitad oscura se relaciona con el descanso, con un ojo cerrado.

En todo caso, Manuel Saravia ha interpretado que ambos ojos juntos pueden simbolizar también "un guiño para implicar a todas las partes" a conciliar el ocio y el descanso.

Por su parte, la presidenta de la Federación vecinal Antonio Machado ha señalado que este acuerdo es un "inicio del camino" si bien ha matizado que "hay que trabajar mucho" porque el ruido que genera el ocio nocturno "es un problema" y, especialmente, ha señalado a las terrazas, por lo que ha considerado "imprescindible" revisar la normativa, un trabajo que tiene en marcha el Área de Urbanismo.

García ha recalcado que las personas que salgan de fiesta tienen que ser "conscientes de que no están solos" y que se puede convivir si se tiene "en cuenta al otro". En cuanto a los hosteleros ha subrayado la importancia de que los establecimientos tengan que mostrar un cartel en el que quede claro cual es su horario y su aforo máximo.

Mientras tanto, el representante de la Federación Conde Ansúrez ha subrayado la importancia de la concienciación para saber que se puede "disfrutar de la noche" y respetar a los demás. "Puede haber policía, sanciones, pero puede no ser suficiente", ha advertido.