José Moro tilda de "trasnochada" la medida de Trump

Ical
-

El presidente de Bodegas Emilio Moro critica los aranceles de Estados Unidos porque cree que aumentar un 25% los impuestos de una botella impide ser competitivo, aunque puntualiza que el impacto será mínimo para su empresa

José Moro tilda de "trasnochada" la medida de Trump

El presidente de Bodegas Emiliio Moro, José Moro, minimizó hoy en Pesquera de Duero (Valladolid) el impacto de la subida de los aranceles anunciados por Estados Unidos del 25 por ciento para algunos productos agrícolas ya que la mayor parte de los vinos que comercializan supera los 14 grados. “Gracias a Dios lo vamos a poder solventar. No nos va  a pillar muy de lleno porque la decisión de la administración de Donald Trump afecta, sobre todo, a los vinos con una graduación inferior a los 14 y nuestros caldos están por encima de ese nivel, gracias a su calidad, características y componentes”, subrayó.

Moro, quien participó en la entrega de los premios ‘Mi primera vendimia’ junto a la consejera de Educación, Rocío Lucas, recordó que sus bodegas exportan al exterior un 25 por ciento de sus vinos y que el mercado de Estados Unidos supone solo el tres por ciento de la producción. Una producción que varía según los años pero que suele rondar los tres millones de kilos de uva.

En caso de verse afectado alguno de sus vinos por esta subida de aranceles, el bodeguero apostó, según declaraciones recogidas por Ical, por “acoplar” los procesos en las bodegas para que todos los productos que vayan a Estados Unidos tengan una graduación mínima, por encima de los 14 grados. “No nos podemos permitir pagar un 25 por ciento más por cada botella porque nos saldríamos del precio de mercado. Tendríamos muy pocas oportunidades de competir”, sentenció.

Preguntado por el impacto de la subida de los aranceles estadounidenses, Moro consideró que es una media negativa para el comercio y, especialmente, para los vinos españoles. “Hay que afrontar esta situación y hacer  las cosas tal y como vienen de la mejor manera pero se trata de una tasa elevada, sin ton ni son, a desmano y trasnochada”, concluyó.