scorecardresearch

Los rostros de 2021

SPC
-

Éxitos electorales, encarcelamientos y despedidas se entremezclaron en un año marcado por el coronavirus

De izquierda a derecha y de arriba abajo: Joe Biden, Boris Johnson, Angela Merkel, Mario Draghi, Lapid & Bennett, Fumio Kishida, Ebrahim Raisi, Daniel Ortega, Alexei Navalni y Abiy Ahmed

Joe Biden

Estado Unidos

El demócrata se erigió en vencedor de las elecciones de Estados Unidos en noviembre de 2020, pero no fue hasta el 20 de enero de 2021 cuando tomó posesión. Entre medias, un asalto al Capitolio agitado por Donald Trump hizo temblar los cimientos del sistema político.
Biden ha intentado presentarse como estabilidad tras el caos, retomando alianzas destruidas en la anterior legislatura, pero en su primer año ha sufrido el fracaso de sacar adelante su plan de gasto y la caótica retirada de Afganistán. 
 

Boris Johnson

Reino Unido

La gestión de la pandemia de por parte del Gobierno británico ha estado en entredicho desde el principio. Si inicialmente se cuestionó la inacción del primer ministro, en estas últimas semanas la polémica ha girado en torno a la disparidad entre el comportamiento del premier y las restricciones a la ciudadanía.
La publicación de imágenes sobre fiestas y reuniones en Downing Street durante los confinamientos han puesto en cuestión a un Boris Johnson que se encuentra inmerso en una rebelión interna de su partido. 
 

Angela Merkel

Alemania

Dieciséis años después de su llegada al poder, 2021 ha supuesto el fin de la era de Angela Merkel en Alemania. En 2018, la veterana canciller anunció una retirada política progresiva que ha tenido una pandemia de por medio y no pocas crisis internas en su partido.
Uno de esos terremotos giró en torno a su sucesión y, de hecho, con Armin Laschet al frente, la CDU cosechó unos malos resultados en las elecciones de septiembre que supusieron el paso del bastón de mando al socialdemócrata Olaf Scholz.
 

Mario Draghi

Italia

La caída del Gobierno de Giuseppe Conte en enero supuso para Italia su enésima crisis política de los últimos años y, en plena pandemia de COVID-19, todos los esfuerzos se centraron en evitar elecciones anticipadas. La única solución posible pasó por aglutinar a partidos de ideología dispar con un primer ministro tecnócrata.
Mario Draghi asumió el reto en febrero y, desde entonces, ha ofrecido una imagen de estabilidad al frente de un Gobierno con no pocos desencuentros públicos. 
 

Lapid & Bennett

Israel

Naftali Bennett y Yair Lapid se convirtieron en junio en la cara visible de la coalición fraguada en Israel tras cuatro elecciones legislativas en cerca de dos años y que logró poner fin a la era Netanyahu, que está siendo sometido a juicio por presunta corrupción.
La coalición, integrada por una amalgama de partidos que van desde el espectro izquierdista hasta la ultraderecha, pivota en torno a un acuerdo entre ambos para compartir el cargo de primer ministro durante los cuatro años de mandato.
 

Fumio Kishida

Japón

El premier japonés sorprendió a la esfera política nipona al llevar al Partido Liberal Democrático a la victoria en las legislativas de octubre a pesar de su falta de carisma y tras la dimisión de Yoshihide Suga, en gran medida debido al descontento de la sociedad sobre la gestión de la pandemia de coronavirus.
Kishida, que fue ministro de Exteriores entre 2012 y 2017, prometió tras ganar los comicios renovar la imagen del partido, si bien su Gobierno ha dado continuidad a las políticas de sus predecesores.
 

Ebrahim Raisi

Irán

El ultraconservador, que ha llegado a sonar como posible sucesor del líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, logró convertirse en junio en nuevo presidente persa tras imponerse en unas elecciones marcadas por la eliminación de las candidaturas de los principales moderados.
Raisi, derrotado en 2017 por Hasan Rohani, deberá hacer frente a la crisis económica y social del país y definir el programa nuclear iraní en las conversaciones con el resto de potencias mundiales.
 

Daniel Ortega

Nicaragua

No es un recién llegado a la política nicaragüense y mundial, dado que su actual etapa presidencial arrancó a principio de 2007. Sin embargo, la oposición y las organizaciones defensoras de los derechos humanos coinciden en que nunca antes había ejercido una represión tan frontal contra la disidencia.
Marcadas por el encarcelamiento de sus detractores políticos, Ortega se impuso en las elecciones generales de noviembre, que no cuentan con reconocimiento internacional. 
 

Alexei Navalni

Rusia

Ha sido durante años una de las figuras más reconocidas de la oposición rusa. Tras sufrir en agosto de 2020 un envenenamiento que le obligó a trasladarse a Alemania, regresó a Rusia en enero, momento en el que fue detenido por violar las condiciones de una condena por fraude dictada previamente.
Entró en febrero en prisión, desde donde ha denunciado las condiciones en las que se encuentra y pidió el voto útil para las legislativas de septiembre. Además, ganó el premio Sájarov a la libertad de conciencia.
 

Abiy Ahmed

Etiopía

El primer ministro etíope, ganador del premio Nobel de la Paz en 2019, ordenó en noviembre de 2020 una ofensiva contra el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) que ha sumido al país en un conflicto que amenaza con desestabilizar la región del Cuerno de África.
Durante los últimos meses ha llegado incluso a trasladarse al frente de guerra para dirigir las operaciones del Ejército del país, después de que los avances de los insurgentes amenazaran la capital.