El plan de fiscalización excluirá los casos de corrupción

SPC
-
El presidente del Consejo de Cuentas, Mario Amilivia, hoy en las Cortes - Foto: Ical

El Consejo de Cuentas prevé auditar la gestión de la Dependencia, la eficiencia de las políticas activas de empleo y las medidas frente a la despoblación de las entidades locales

Las Cortes de Castilla y León aprobaron hoy el Plan Anual de Fiscalizaciones para 2019, con los votos a favor de los grupos Popular y Socialista, que trata de evitar que se paralicen estas actuaciones, y en contra de Podemos, mientras que se abstuvieron Ciudadanos e IU-Equo. Ahora se abre el plazo para que los grupos presenten sus enmiendas de adición, de acuerdo a la norma que se dictó en el ejercicio pasado, al producirse un bloqueo en el referido a 2017.

El presidente del Consejo de Cuentas, Mario Amilivia, presentó ante la Comisión de Economía y Hacienda el Plan en la que fue su primera comparecencia. Insistió en que puede modificarse con las propuestas de los grupos y pidió que dialoguen en el plazo más breve posible, tras escuchar las críticas de la oposición que consideró este programa de trabajo “insuficiente” y que no recogía ninguna cuestión vinculada con los casos de corrupción y de interés para los ciudadanos.

El 'popular' Salvador Cruz aseguró que cada vez hay menos margen de maniobra en la elaboración del Plan, que consideró “social” y “completo” por incluir también acciones vinculadas al Tribunal de Cuentas. Destacó el esfuerzo realizado en los ayuntamientos de capitales de provincia y echó de menos que se incorporaran algunos municipios de tamaño intermedio y el sector público de la Comunidad. “Con mayores recursos humanos se podrían elaborar más fiscalizaciones”, admitió.

Ante las demandas de la oposición, Cruz aseguró que resulta prácticamente imposible dar respuesta puesto que a su juicio tratan de incorporar la actualidad mediática. Además, rechazó que se puedan fiscalizar asuntos sobre los que actúa la justicia. “Es algo objetivo”, dijo y añadió que lo mismo ocurre con las comisiones de investigación. “Es un debate histórico”, señaló y valoró el ejercicio de responsabilidad para evitar entorpecer el plan. Además, le pidió una comparecencia más en esta Legislatura para abordar los informes pendientes.

Corrupción

El socialista José Francisco Martín confió en que llegue una “nueva etapa” con Amilivia en el Consejo de Cuentas en la que se avance en lo que hasta ahora no “ha funcionado demasiado bien”. Indicó que las fiscalizaciones planteadas no son las que más le interesan a los ciudadanos y dudó de que la mayoría sean prioritarias. Además, señaló que existen 17 actuaciones pendientes de años anteriores.

“Ustedes parece que lo hacen a propósito para no tocar determinados temas”, afirmó, sobre todo, en relación a la “corrupción”, porque aseguró no “hay nada que toque los múltiples y muy numerosos casos” existentes en la Comunidad. Así, pidió incluir el contrato y funcionamiento del Hospital Universitario de Burgos (HUBU). “Se niegan”, dijo. También citó otros como los convenios de Somacyl, las concesiones de ITV, que recalcó están en manos de un fondo inglés y catarí, o la actuación de Ade Parques en Portillo, Gesturcal con la “Perla Negra” o Itacyl con sus ayudas a las empresas. “Cualquier tema que pueda oler mínimamente a corrupción nunca ha sido incluido en ningún plan de fiscalización y en este tampoco”, sentenció.