¿Qué le pide la industria del deporte al próximo Gobierno?

Miguel Ángel Moreno / Efe
-

A las puertas de las elecciones generales, las principales demandas pasan por un plan estratégico para el sector, la redacción definitiva de una nueva Ley, la reducción del IVA de las instalaciones deportivas o dar facilidades al patrocinio

¿Qué le pide la industria del deporte al próximo Gobierno?

La industria del deporte representa entre el 1,5% y el 2% del Producto Interior Bruto (PIB) -con el fútbol profesional como principal estandarte, con 1,37% del PIB-, da empleo a unas 200.000 personas (1,1% del empleo total en el país, según la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística) y cuenta con unas 34.000 empresas en España. Por ello, representantes de las federaciones, las ligas profesionales, los empresarios del deporte y del marketing deportivo explican cuáles son las prioridades que deberá acometer el ejecutivo que se forme tras el resultado electoral del próximo domingo.


Un plan estratégico

El deporte español necesita un plan, un modelo que vertebre las diferentes actuaciones y que tenga un punto de vista a largo plazo e involucre las diferentes áreas: el deporte profesional y de alto rendimiento, el deporte de base, el educativo e inclusivo, la salud y el turismo.
"Lo primero que hay que hacer es un estudio sobre el modelo de deporte español que queremos para los próximos 30 años, porque el deporte no son solo resultados y competición, también educación, cultura, hábitos saludables, sanidad, representación internacional de España, industria, generación de recursos, factor de integración...", explica Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE).
"Cuando hemos hecho estudios comparados, un aspecto común de los modelos exitosos es que haya una estrategia del país para el deporte", apunta el presidente de la Federación de Triatlón, que opinó que este plan debe ser cuatrienal, como los ciclos olímpicos.
El plan debe tener también un foco en la dimensión económica del deporte, vinculada a otros sectores como el turismo, como señala el consejero delegado de SPSG Consulting, Carlos Cantó.


Una nueva ley del deporte

La redacción de un nuevo texto que modernice el actual, que data de 1990, y se adapte a las necesidades de un deporte más profesionalizado, es un anhelo de largo recorrido del deporte español.
El anteproyecto aprobado en febrero por el Consejo de Ministros recogió algunas de estos aspectos, como la protección del deporte femenino, ayudas a la maternidad, deporte inclusivo, transparencia de federaciones o la creación de una categoría "profesionalizada" entre el deporte profesional y el aficionado.
Debe ser "una ley moderna, pensada para el futuro y no sobre la coyuntura", para el presidente de la Asociación del Deporte Español (Adesp), José Hidalgo, asociación que ha aportado más de 80 alegaciones al texto aunque ha destacado su "compromiso" con algunas de las claves ya recogidas, como las relativas a igualdad, deporte adaptado y transparencia.
Para el presidente de la Asociación de Ligas Profesionales Españolas (ALPE) -que agrupa al fútbol, baloncesto, balonmano y fútbol sala-, Javier Lozano, esta ley debe "clarificar el papel de federaciones y ligas" para que exista "un equilibrio beneficioso para todos", algo que, según él, no se garantizó en el anteproyecto.
Uno de los aspectos más polémicos del anteproyecto conocido en febrero fue el artículo 90, que prohibía que una Liga pudiera comercializar o explotar derechos económicos que no fueron suyos, algo que choca frontalmente con la plataforma de televisión de LaLiga de fútbol, LaLigaSportsTV, que retransmite otros deportes, generando recursos para otras federaciones. "Hay gente que no quiere que este sector siga creciendo y que dice que parece que queremos quedarnos todo, cuando no es así", manifestó el presidente de LaLiga, Javier Tebas, unos días después de conocerse el anteproyecto. "Cada federación tiene libertad para vender sus derechos a una plataforma o a otra. Lo que pedimos es que no se pongan puertas al campo ni se prohíba a alguien que ha tenido vocación y visión para ayudar al deporte para que siga haciéndolo", señala Hidalgo.


Reformas fiscales

Rebajar la imposición fiscal a los clientes de instalaciones deportivas, más de 5 millones de personas en España que soportan un IVA del 21% desde 2012, cuando se pasó del tipo reducido al máximo, es una de las principales reclamaciones de los empresarios de instalaciones deportivas.
"El cambio del IVA no es para favorecer el empresario, sino para que haya más gente practicando deporte, que en lugar de 5 millones sean 10. Un 73% de la población en España es sedentaria, es una cifra alarmante. Según el Ministerio de Sanidad, 52.000 muertes al año tienen que ver con el sedentarismo", argumenta el gerente de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID), Alberto García Chápuli.
Desde las federaciones han propuesto que uno de los negocios emergentes de la industria del deporte, como son las apuestas deportivas a través de internet, aporte un 1% de sus ganancias para apoyar a los deportistas de forma finalista, no a las federaciones ni a los torneos. Además, desde LaLiga proponen revisar la fiscalidad que afecta al fútbol profesional "para equipararnos a los países de las grandes ligas y no perder competitividad" respecto a otros campeonatos, explican fuentes de la patronal futbolística.


Financiación pública y patrocinio

La financiación del deporte, especialmente el que va más allá de los grandes espectáculos masivos, es otra de las quejas recurrentes, que pasa por dos vías: la financiación pública y el patrocinio.
En lo referente a los presupuestos públicos, el presidente de Adesp, reclama recuperar la financiación previa a la crisis económica. "En los presupuestos de este año -los propuestos por el último Gobierno, que no fueron aprobados por las Cortes- había un aumento de 20 millones de euros para las federaciones. Esto es algo urgente", señala Hidalgo.
En cuanto a la financiación de origen privado, tanto federaciones como ligas ponen sobre la mesa la necesidad de una Ley de Mecenazgo que recoja las diferentes escalas que requiere el deporte: ventajas que vayan desde los grandes acontecimientos de interés general al "micromecenazgo" a pequeños clubes o deportistas individuales.


Profesiones del deporte y salud

La regulación de las profesiones del deporte, realizada de forma dispar por las Comunidades Autónomas, es un asunto relevante para muchas federaciones deportivas que expiden títulos que en algunos casos no son reconocidos por otras regiones, y también para el sector del ejercicio físico o 'fitness'.
"Queremos que se reconozcan las profesiones por competencias, hay certificados de profesionalidad para salas y para actividades deportivas, que no valen para todas las autonomías. Y que esté homologado por la normativa europea", manifiesta Jesús Rodríguez, vicepresidente de PROEFA (Profesionales del Fitness Europeos Asociados).
La vinculación del deporte con la salud, que un médico pueda prescribir deporte de la misma forma que lo hace con un medicamento, es otra de las propuestas del deporte, que ya tiene nombre: la "receta deportiva".