Las auxiliares pagan la crisis con despidos y menos pedidos

Óscar Fraile
-

Lingotes Especiales ha reducido un 3% su actividad, PPG Ibérica ha prescindido de personal, Faurecia ha suprimido un turno de noche y Streparava aplicará un ERE

Las auxiliares pagan la crisis con despidos y menos pedidos

El efecto dominó de las empresas grandes de la automoción vuelve a llegar a las más pequeñas. Siempre lo hace, para bien o para mal. Y ahora pintan bastos. Las auxiliares ya han empezado a aplicar recortes por el descenso de actividad de sus ‘clientes’, y a la espera de un nuevo cambio de tendencia en el sector.
Por ejemplo, en PPG Ibérica, una empresa fabricante de productos químicos y pintura para la automoción situada en Laguna de Duero, ya se produjeron algunos despidos antes de las vacaciones de verano vinculados a la bajada de producción. Cuatro, concretamente. Además, fuentes de la plantilla reconocen que la Dirección les ha trasladado que podría haber más en los próximos meses si los pedidos siguen bajando. «Es una medida que se ha tomado teniendo en cuenta las previsiones de producción, no lo que hemos hecho hasta ahora, porque en el primer semestre hemos sacado más toneladas que el año pasado con 22 empleados menos», señalan las mismas fuentes. En esta empresa trabajan más de 250 personas los siete días de la semana a tres turnos.
Otra de las empresas que depende mucho de la buena marcha del sector es Lingotes Especiales. Responsables de la compañía reconocen que esta pequeña crisis ha supuesto un descenso del tres por ciento en su actividad, pero hasta ahora se ha podido capear el temporal con medidas de flexibilidad y sin recurrir a rescisiones de contratos. El consejero delegado, Félix Cano, prevé que el mercado siga cayendo hasta final de año, pero no de forma muy acusada. Según él, el sector está pagando las medidas políticas restrictivas con el diésel. «Mientras los fabricantes están haciendo lo imposible para luchar contra esa incertidumbre», añade. Cano opina que «el mejor camino para reducir la huella de carbono es cambiar los coches viejos». Y para eso, es partidario de bonificar la compra de los nuevos.


Eliminación de un turno. La planta que Faurecia tiene en el polígono de Berrocal, donde se fabrican los asientos delanteros del Renault Kadjar y el Mégane, también se quedará sin el medio turno de noche. Una medida que se ha comunicado esta semana a la plantilla y que se hará efectiva en diciembre, justo cuando la multinacional francesa elimine su turno de noche en Villamuriel de Cerrato. Casi 40 personas con contrato eventual se verán afectadas, de modo que la plantilla se quedará con 165 indefinidos y otros once empleados que están cubriendo la baja de otros trabajadores, según informan fuentes de la plantilla. De momento no se ha comunicado ninguna medida en la planta que la empresa también tiene en Olmedo, donde hacen el suelo del Captur y otras piezas relacionadas con la insonorización del coche. Allí también se hace la bandeja trasera interior para Opel.
Otra de las empresas que se verá afectada es Streparava, una pequeña compañía de 13 trabajadores, situada junto a Iveco y que fabrica la suspensión delantera para los vehículos ligeros de la marca italiana. Como sucedió en los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) que encadenó la multinacional hace años, a la plantilla de esta pyme se le aplicará la misma medida. De hecho, esta misma semana ya se ha anunciado que en breve comenzarán las negociaciones para definir los días y el periodo de aplicación, si bien siempre suele ser muy similar al de Iveco. Eso sí, según señalan fuentes próximas a la empresa, ninguno de los puestos de trabajo está en peligro.