Valladolid tiene un parque de 1.200 vehículos por autogas

Ical
-
Valladolid tiene un parque de 1.200 vehículos por autogas

Repsol recuerda los beneficios respecto al diésel, con un 68% menos de óxidos de nitrógenos y casi un 100% de partículas en suspensión, un ahorro fiscal del 70% y del 40% del coste de explotación

La provincia de Valladolid cuenta actualmente con un parque de 1.200 vehículos impulsados por autogás, tanto de particulares como de profesionales, que en jornadas como la de hoy no tienen ninguna restricción para circular por el casco histórico de la ciudad, como sucede en la capital del Pisuerga por el episodio de contaminación. En Castilla y León la cifra se eleva casi a 4.000 unidades, de las cerca de 80.000 en España.

Así lo señaló en declaraciones a Ical la responsable Autogás de Repsol en Castilla y León, Sonia Andaluz, quien sumó además que el parque vallisoletano cuenta con una flota ECO de autobuses urbanos de Auvasa desde hace dos décadas, con casi un centenar de vehículos.

Uno de los sectores mejor adaptados es el del taxi, con etiqueta ECO por parte de la DGT. En estos momentos, frente al diésel, esta alternativa supone una reducción de un 68 por ciento de los óxidos de nitrógenos y de casi el 100 por 100 de partículas en suspensión, que “causan la boina negra en las ciudades y provocan daños en la población más sensible”.

En este sentido, Andaluz justificó el crecimiento “muy importante” de este sector. El año pasado se multiplicaron por cuatro las matriculaciones de autogás respecto a 2017, con casi 20.000 nuevas en España. De ellas, 139 se produjeron en Valladolid y 447 en Castilla y León, frente a las 34 y 116 de 2017, respectivamente.

Además, explicó que un existen dos alternativas a la hora de poseer un vehículo autogás. O bien su adquisición de serie, “a un precio equivalente al diésel”, o bien transformar un coche de gasolina. Precisamente, el pasado año esta fórmula creció en Valladolid un 37 por ciento. Su coste depende de la cilindrada del motor, pero suele situarse a partir de 1.200 euros. “Si se tiene en cuenta que hay un ahorro del 40 por ciento de explotación, en poco más de un año se ha amortizado. Además, hay productos de financiación para las transformaciones, sin intereses a doce meses, en Repsol”, relató.

Además de ser una alternativa por las bajas emisiones, el autogás es “asequible en precio” y está disponible en el mercado en cuanto a solución de repostaje, con una red nacional de más de 600 estaciones de todos los operadores, de las que ocho se encuentran en Valladolid (cuatro de ellas de Repsol).

Otro aspecto económico beneficioso es el de ventajas fiscales en el Impuesto de Tracción Mecánica, con un ahorro de un 68 por ciento y del 40 por ciento en el coste de explotación del vehículo, por la diferencia de precio entre el autogás y la gasolina. El precio de venta al público actualmente es de 0,683 euro por litro, aproximadamente la mitad del carburante fósil.